comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Tesla

4 MIN

¿De qué depende el tiempo de recarga de un coche eléctrico?

Todo el mundo parece estar de acuerdo en que el futuro del coche eléctrico “puro” pasa necesariamente por la mejora de las características técnicas de las baterías. Hace falta reducir su peso, disminuir su tamaño, aumentar su capacidad de soportar altas temperaturas, abaratar sus costes, etc. etc. En resumen, hay que hacerlas “más sexys”. Con tiempo y dinero está claro que todo esto se podrá conseguir; y seguro que justo a tiempo.

También habrá que intentar, por supuesto, mejorar su velocidad de recarga. Ciertamente se han conseguido algunos avances, pero conviene tener muy claro que este límite no lo marca la batería, sino el enchufe que esté a nuestro alcance. Pongamos un simil: Si tenemos una bomba de agua capaz de succionar 25 litros de agua por minuto, lo mismo da que la sumergamos en un charco, en la piscina municipal o en el mismísmo Océano Pacífico. La bomba siempre nos dará 25 litros por minuto.

Con los enchufes de nuestra casa ocurre algo similar. Un hogar medio tiene tomas de 200 V. de tensión con protectores térmomagnéticos de entre 10 y 25 amperios. Si conectamos un aparato eléctrico con un consumo excesivo, el automático “salta” para proteger la instalación de un posible sobrecalentamiento.

Cogamos cualquiera de esos enchufes; por ejemplo, uno con un automático de 16 A. (son la mayoría de los que tengo en mi casa). Multiplicando 220 V. por 16 A. obtenemos la capacidad máxima instantánea (o sea, potencia) de suministro eléctrico de ese enchufe: 3.520 watios (3,5 kW). Si conectamos un aparato de esa potencia (la bomba de agua, por ejemplo) y la dejamos funcionando durante una hora, nuestra querida compañía eléctrica nos facturará un consumo de 3,5 kWh. Por cierto, habremos sacado 1.500 litros de agua.

Ahora, imaginemos que la bomba que compramos iba incluida en una oferta que traía de regalo un Tesla Roadster, cuyas baterías tienen una capacidad de 53 kWh. Ansiosos por estrenarlo, tiramos una alargador hasta el garaje y lo ponemos a cargar. Para poder sacar 53 kWh. de nuestro enchufe con una potencia de 3,5 kW., necesitaremos más de 15 horas.

Desesperados porque ya es la hora de comer, y exultantes porque gracias a nuestro nuevo roadster eléctrico por fín hemos conseguido que nuestra vecina del segundo (la de las piernas interminables) se fije en nosotros hasta el punto de haber aceptado una invitación para cenar esta noche en un restaurante italiano, nos entra el pánico. Las baterías tienen que estar a tope, ya que habrá de demostrar las capacidades del coche y dar un buen rulo por la ciudad.

Intentando dar con una solución, nos acordamos del enchufe de la vitrocerámica, que tiene un automático de 25 amperios. Hacemos las cuentas de cabeza: 220V X 25 A = 5.500 vatios. 53kWh divididos entre esos 5,5 kW. nos obliga a un ejercicio de paciencia de más de 9 horas. En principio puede ser suficiente para la hora de la cena, pero como la velada se alargue más de la cuenta, es probable que la cita acabe en fiasco.

Rebuscando por foros y blogs, encontramos un tipo con un problema parecido al nuestro (problema con el coche, no con la vecina), pero agravado por el hecho de que él vive en Estados Unidos. Allí la electricidad llega a los hogares con una tensión de 110 V. Un enchufe normalito, esto es, 110 V y 15 A. le da una potencia de 1.650 vatios. Recargar su Tesla Roadster completamente le supone tenerlo enchufado durante más de 32 horas.

Tesla asegura que su coche puede “repostar” en solo 3 horas; eso sí, siempre que dispongamos de un enchufe especial de 220 V y 80 amperios. 220V. X 80 A. = 17,6 kW. Con esta potencia, llenaremos las baterías en poco más de las 3 horas anunciadas. Pero saltaremos los plomos de toda la casa.

Vía: autobloggreen En Diariomotor: Tesla Roadster Sport, con todo lujo de detalles I Tesla Roadster, detalles sobre la carga de sus baterías I Estaciones de repostaje de Tesla Motors