Honda Civic 1.8 i-VTEC Sport a prueba, segunda parte

Como adelantaba, una de las cosas a destacar en el Honda Civic Sport es su excelente equipamiento de serie, aunque siempre hay espacio para la personalización en el compacto del país del sol naciente. Empecemos pues con un repaso tanto a su equipamiento de serie, como al opcional.

Así que después de dar un repaso al aspecto exterior e interior del coche en la primera parte, en esta segunda hablaremos del equipamiento, dejando el análisis dinámico, datos técnicos y una pequeña comparativa con sus rivales más directos para la tercera y última parte.


Honda Civic Sport

Equipamiento

Equipo de sonido

En este punto los ingenieros de Honda han suplido el hecho de que el equipo está completamente integrado en el salpicadero incluyendo un amplio abanico de tecnologías que nos facilitarán la reproducción de nuestra música favorita. Además de la obligatoria radio, encima de los botones de la consola central que controlan el equipo está presente la bahía de carga frontal para los discos compactos. Además, al abrir el reposabrazos una toma USB nos permite enchufar nuestra memoria flash favorita, que podemos atiborrar de ficheros MP3, el omnipresente iPod también encontrará su morada en este compartimento.

Honda Civic Sport

Climatizador

Lo que hace unos años era un lujo se ha ido implantando y el confort térmico está presente en el Honda Civic a modo de climatizador, el ajuste que elijamos en la ruleta que flanquea el volante será el que afecte a todo el habitáculo. Para una refrigeración más eficiente del interior existe la opción de recircular el aire interior, evitando la entrada de aire caliente procediente del exterior. La funcionalidad de desempaño de los cristales es accesible a través de una botonera próxima a la del climatizador, con la que podemos restaurar la visibilidad de los retrovisores laterales.

Control de velocidad

Con los radares en las carreteras más afinados que nunca, un pequeño despiste en el que alejemos la vista del velocímetro nos puede costar una dolorosa sanción, por ello el control de velocidad es cada vez más de agradecer. En este caso la velocidad de crucero cuenta con dos ajustes que podemos controlar independientemente. Sin necesidad de usar ningún pedal podemos aumentar o reducir nuestra velocidad a través de los botones situados en el volante, el control electrónico del coche hará el resto del trabajo.

Honda Civic Sport

Sensores

Como ya hemos comentado, debido a la escasa visibilidad trasera el sensor de aparcamiento posterior que viene en el paquete de serie es muy de agradecer, su funcionamiento es el usual, aunque podemos desactivarlo desde un botón en el salpicadero. También de serie viene el encendido automático de luces y limpiaparabrisas con sensor los que, al igual que el sensor de aparcamiento, pueden ser desconectados para una posterior activación manual.

Llantas

En el modelo probado se montaban llantas de aleación de 17 pulgadas, el diseño de cinco brazos dobles con un tornillo en el nacimiento de cada uno de los brazos. Calzando el coche están unos neumáticos Michelin 225/45 R17, de perfil bajo pero suficiente para salvarnos de una tortícolis con cada bache que pisemos.

Honda Civic Sport

Alerón

Uno de los pocos extras que equipaba este este Honda Civic era el alerón trasero opcional, fabricado en cristal, sitúa en su interior la tercera luz de freno. Aunque no es imprescindible, la verdad es que le da un toque deportivo a la trasera, con la única pega de que este diseño impide el uso de un limpiaparabrisas trasero, que de todos modos no está disponible a lo largo de toda la gama del compacto.

Ópticas delanteras

Los faros montados no eran de xenón, aunque estos los podemos encontrar de serie en la versión “Executive” y un poco más abajo, con forma triangular a juego con las salidas de escape están los faros antiniebla de serie.

Honda Civic Sport

Ordenador de abordo

Relegado en muchos modelos a una pequeña pantalla en el cuadro de instrumentos, en este caso el ordenador de abordo ocupa una posición privilegiada. Rodeado por la aguja del tacómetro nos encontramos una gran pantalla que en letras blancas nos mostrará interesantes datos como el consumo medio e instantáneo, autonomía hasta el próximo repostaje y velocidad media entre otros. Cuando exista un mensaje urgente que comunicarnos, como un bajo nivel de combustible o una puerta abierta, el color del display tornará su color a ámbar con la finalidad de desviar nuestra atención hacia ese problema.

El control de este sistema se realiza una vez más desde el volante, mediante la pulsación de la tecla marcada con una “i” podemos cambiar los datos que se nos muestran en ese momento y pulsando el botón adyacente se procederá a realizar un reseteo de los datos medios almacenados, o de la distancia recorrida desde la última vez que realizamos esta operación.

Honda Civic Sport

Pedalier deportivo

La pequeña joya inesperada para mi en esta prueba vino en forma de pedalier deportivo, fabricado en aluminio y compuesto por los tres pedales mas una pieza para reposar el pie izquierdo es un placer de usar. La distancia entre pedales es la correcta, destacando la existente entre el acelerador y el pedal de freno que facilita enormemente la realización de la maniobra de punta-tacón, recordemos que se trata de la versión Sport al fin y al cabo.

Sólo puedo hablar del buen agarre de los pedales al calzado encontrándose estos secos, pues en el trámite de la prueba no hubo lluvia que mojase mis pies, pero con la ayuda de las pequeñas inserciones circulares en goma presentes tanto en el reposapié izquierdo, como en el embrague y freno, esto no debería preocuparnos.

En la tercera y última parte examinaremos la mecánica y pondremos el motor en marcha para ver como se comporta el Civic en movimiento y algunos de sus competidores.

Honda Civic Sport

En Diariomotor:Honda Civic, lavado de cara | Honda Civic 1.8 i-VTEC Sport a prueba, primera parteHonda Civic 1.8 i-VTEC Sport a prueba, tercera parte

Lee a continuación: Honda Civic 1.8 i-VTEC Sport a prueba, primera parte

El Honda Civic en la última generación crece hasta superar los 4,5 metros y se aleja de los compactos tradicionales. Destaca por incluir mucho equipamiento desde el nivel básico y además disfruta de un interior muy amplio