Honda Civic 1.8 i-VTEC Sport a prueba, tercera parte

 |  @Ivantxu  | 

En nuestro recorrido a lo largo y ancho del actual Honda Civic 1.8 i-VTEC Sport las impresiones recibidas han sido muy positivas, pero todavía falta la parte más importante, porque da igual lo bonita que sea la carrocería o el buen equipamiento del que disponga cuando nos entreguen las llaves, pues lo más importante de un coche es su comportamiento en cuanto las llantas empiezan a girar.

En esta tercera parte nos encargaremos tanto del análisis dinámico, como de ver cuales son sus competidores en un mercado abarrotado de compactos, donde tendrá que probar su valía. Aunque con la trayectoria de Honda, muchos deberían de ser los errores cometidos para que este coche no cumpliese las expectativas.


Honda Civic Sport

Análisis dinámico

El sistema de arranque del Civic dista del ordinario en la mayoría de coches, en el que debemos girar la llave hasta poner el contacto y después durante un corto intervalo de tiempo aplicar un pequeño giro a mayores que pondrá en marcha el motor de arranque para una fracción de segundo más tarde tener el motor al ralentí. En este caso deberemos insertar la llave y girarla hasta la posición de contacto, para después pulsar el botón rojo que da vida al motor.

Un elemento chocante es que a pesar de insertar la llave a la derecha del volante como suele ser usual, el botón se encuentra en una posición diametralmente opuesta de la rueda de dirección, por lo que deberemos usar las dos manos para poder empezar a circular. Desconozco si esto es una medida de seguridad para que el acompañante no arranque el coche de improvisto o si cumple algún otro propósito, pero una vez acostumbrado no hace falta ni pensar en ello.

Ajustamos tanto asiento como espejos y estamos listos para pulsar el rojo botón, el motor a gasolina arranca de forma suave y en el interior casi no puede oírse cuando está al ralentí y las vibraciones son mínimas. En torno a 700 rpm es todo lo que precisa la mecánica para mantenerse en marcha, pero no prolongaremos mucho más su agonía.

Honda Civic Sport

Aparto la mano derecha del volante para engranar primera, como ya he dicho antes, la palanca se encuentra en una posición más elevada a lo que nos tienen acostumbrados coches como el Volkswagen Golf o el BMW Serie 1 por poner algún ejemplo, lejos de ser un detalle estético lo que se busca con esto es que el conductor tenga las manos en contacto con el volante la mayor cantidad de tiempo posible.

La caja de cambios consta de seis velocidades y es bastante precisa, aunque el recorrido no es demasiado corto, pero podría decirse que está en la media de los coches de su clase. El pomo, mayormente metálico, cuenta con una inserción en cuero en la zona que reposará nuestra mano en las transiciones entre relaciones, en este material precisamente vemos el esquema en doble “H” que habemos de recorrer para evolucionar por el rango de marchas. Para dar marcha atrás deberemos empujar la palanca a la derecha superando un pequeño tope y después tirar hacia nosotros.

Honda Civic Sport

El coche presenta un acusado cuadro de doble personalidad que no hace sino beneficiar a la persona tras el volante, empezaremos hablando del Dr. Jekyll y después descubriremos su lado más oscuro a modo de Mr. Hyde. Trataremos con el Dr. Jekyll mientras circulemos a bajas velocidades, tanto por ciudad como por carretera, el coche se muestra suave y nos indica el momento en el que debemos actuar la caja de cambios tanto para subir como para bajar una relación, consiguiendo así un consumo reducido.

Unas pequeñas luces verdes a la derecha del velocímetro nos hacen saber cuan eficiente estamos siendo, aunque si queremos más información siempre podemos acudir al ordenador de abordo donde los consumos instantáneos y medios contribuirán a mejorar un poco más nuestra conducción. Si nos dejamos guiar por estas asistencias pronto nos encontraremos circulando en unas marchas altas, que acercarán nuestro consumo al declarado de 6,7 l/100 km.

Honda Civic Sport

No obstante las tinieblas se empiezan a apoderar del Civic si cambiamos nuestra actitud hacia una más deportiva, entonces emerge el Mr. Hyde encerrado bajo el capó. Lo que antes era un habitáculo silencioso se siente dominado por el bramido del escape, el indicador de conducción eficiente se evapora y ahora uno serigrafiado con las letras “REV” nos indican cual Fórmula 1 el momento en el que cambiar para obtener el mayor jugo de los 140 CV que puede aportar el motor, cosa que ocurre en torno a las 6.300 rpm.

Acelerar de 0 a 100 nos toma 8,9 segundos de nuestro preciado tiempo, todo gracias a un motor al que le gusta girar rápido y que toma forma cuando sobrepasamos las 4.500 vueltas, a las 4.300 el motor nos entrega su máxima fuerza por giro con 174 Nm de par motor. La velocidad máxima a la que podremos llegar ya en sexta marcha son unos nada despreciables 205 km/h, con los que casi seguro tendremos una carta de la Dirección General de Tráfico para felicitarnos por la hazaña.

En cuanto afrontamos una curva el agarre mecánico con las ruedas de 225/45 es muy bueno y en caso de sobrepasar el límite de las gomas entra en marcha el control de estabilidad VSA. El tarado de la suspensión es bastante firme, con lo que se consigue contener el balanceo y cabeceo del vehículo, tanto en apoyos largos como en carreteras más viradas.

Honda Civic Sport

Precios y rivales

El precio básico del Honda Civic 1.8 i-VTEC es de 20.600 € para la carrocería de tres puertas mientras que para acceder a esta motorización en una carrocería de cinco puertas deberemos desembolsar 21.300 €. Si además queremos equipar la caja de cambios automática i-Shift deberemos añadir al precio de la versión de tres puertas 1.000 € y a la de cinco 1.500 €.

Rivalizando con el Honda Civic de forma directa no podemos obviar el anteriormente mencionado Mazda 3, este otro compacto japonés es el primero que nos ha venido a la mente al pensar en un rival. Si equipamos su motor 2.0 DISI de 151 CV con tecnología i-Stop, nos encontraremos ante un coche muy similar en equipamiento y precio, que nos costará 21.770 €.

Honda Civic Sport

Siguiendo con fabricantes asiáticos no podíamos dejar de mencionar uno de los compactos más polémicos de los últimos tiempos, el Subaru Impreza. Con un precio levemente superior, de 21.700 €, nos encontramos con su motorización 2.0R de 150 CV, que aunque dispone de 10 CV extra en comparación con el 1.8 i-VTEC del Civic, pierde estrepitosamente en consumo al comparar sus 8,4 l/100 km a los 6,7 l/100 km del Civic. Además el Subaru monta llantas de 16 pulgadas de serie y el sonido surge de cuatro altavoces en lugar de seis.

Para terminar nos volvemos al viejo continente para sacar a la palestra al veterano Volkswagen Golf, modelo de referencia por excelencia en este nicho de mercado. Para encontrar un motor similar con el que equipar al compacto germano deberemos recurrir al 1,4 TSI de 160 CV, en este caso el precio es de 26.000 € en los que no van incluidos elementos como los sensores de aparcamiento o la conexión para iPod.

Honda Civic Sport

Conclusiones

Con el Civic, Honda se ha conseguido asentar en un nicho de mercado hecho casi a medida, pues el diseño poco convencional del que hace gala lo hace destacar del resto de la competencia. Si a esto sumamos el afinado motor 1.8 i-VTEC la mezcla es explosiva, obteniendo como resultado un coche con una marcada inclinación deportiva pero apto para el uso día a día con unos consumos contenidos. En equipaciones superiores a la probada en esta ocasión suple el defecto de la visibilidad por el parabrisas trasero con una cámara, que visualizaremos en una pantalla integrada en el salpicadero

A destacar

  • Pedalier deportivo
  • Amplio equipamiento de serie
  • Excelente comportamiendo dinámico

A mejorar

  • Visibilidad posterior, que se soluciona con la inclusión de una cámara trasera
  • Honda Civic Sport

    Datos técnicos

    Dimensiones

    • Longitud: 4256 mm
    • Anchura: 1765 mm
    • Altura: 1460 mm
    • Batalla: 2635 mm
    • Plazas: cinco
    • Volumen del maletero/con asientos abatidos: 485 l/1352 l

    Motor y transmisión

    • Denominación: 1.8 i-VTEC
    • Combustible: gasolina
    • Número de cilindros/Desplazamiento: cuatro/1.799 cc
    • Potencia: 140 CV a 6300 rpm
    • Par máximo: 174 a 4300 rpm
    • Tracción: delantera
    • Caja de cambios: manual de seis velocidades
    • Aceleración de 0 a 100 km/h: 8,9 s
    • Velocidad máxima: 205 km/h
    • Consumo urbano/carretera/mixto (l/100 km): 8,8/5,5/6,7
    • Emisión de CO2: 155 g por km
    • Tramo de impuesto de matriculación: 4,75%

    Equipamiento principal

    • ABS+EBD
    • Control de estabilidad VSA
    • Faros antiniebla
    • Ordenador de abordo
    • Volante y palanca de cambios en piel
    • Climatizador
    • Retrovisores externos eléctricos y plegables
    • Pedalier deportivo
    • Sensores de lluvia, luces y aparcamiento
    • Cierre centralizado con mando
    • Control de crucero
    • Radio CD con MP3 y conexiones para iPod y USB
    • Llantas de 17 pulgadas

    Honda Civic Sport

    En Diariomotor:Honda Civic, lavado de caraHonda Civic 1.8 i-VTEC Sport a prueba, primera parte | Honda Civic 1.8 i-VTEC Sport a prueba, segunda parte

    Lee a continuación: Honda Civic 1.8 i-VTEC Sport a prueba, segunda parte

    El Honda Civic en la última generación crece hasta superar los 4,5 metros y se aleja de los compactos tradicionales. Destaca por incluir mucho equipamiento desde el nivel básico y además disfruta de un interior muy amplio

    • Pingback: Honda Civic 1.8 i-VTEC Sport a prueba, segunda parte — Diariomotor()

    • Juan Alonso

      este motor habria que comparar lo con el TSI 125cv, no con el de 160cv ya que por el turbo y su mayor par es mas parecido a este atmosferico…

      el de 160cv lo barre absolutamente por todos los lados

      • Alex 2222

        Aparte fiabilidad

    • jorge

      La verdad es que le doy la razon a Juan alonso, creo que debe compararse al TSi de 122cv, su aceleración de 0 a 100 es de 9,5seg. evidentemente peor pero admirable para sus 122cv. Es más que posible que en recuperaciones le supere el Golf gracias a la sobrealimentación

    • LaChivile

      La acústica a partir de 4000 vueltas es para escucharla, preciosa, pero en viajes largos si se pretende mantener velocidades del orden de 150 km/h se hace un poco molesto.

    • Bors

      Comparar este motor con el tsi es absurdo, yo no le veo la lógica, es como comparar peras con manzanas, no sólo por su diferente forma de entregar la potencia, sino por la considerable diferencia de calidad y fiabilidad de fabricación entre uno y otro. En lo referente a las prestaciones, las diferencias son obvias entre unos y otros motores en relación a su menor o mayor potencia. Ninguno de esos motores rinde más que el de honda en relación a su potencia. Y en cuanto a recuperaciones no os engañéis, alguien que sepa conducir REALMENTE y no le importe, sino que disfrute utilizando la palanca de cambios para insertar la marcha más adecuada según la mayor o menor respuesta que demande en cada momento, y que le guste escuchar un buen sonido de escape como Dios manda en un gasolina, creo que disfrutará más conduciendo el honda, pues no tendrá ningún inconveniente en engranar la 3ª en vez de la 4ª marcha a la hora de realizar un adelantamiento rápido, sino que disfrutará haciéndolo, a la vez que disfrutará de su suavidad y frugalidad de consumo al llevar conducción relajada. Prestaciones al margen, quien se compra un coche de este tipo no creo que lo haga pensando sólo en irse por ahí de circuito. Hay otros aspectos tanto o más importantes que acelerar de 0-100 medio segundo más lento o más rápido (algo en lo que el honda ya de por sí sale muy bien parado) a la hora de comprarse un coche de este tipo.

      Al margen de todo esto, ¡muchas gracias por esta fantástica prueba!

    • Chilenisimo

      y disfrutar ese sonido del motor HONDA… INIGUALEBLE, para mi el mejor sonido de un aspirado

    • ahgmk83

      Pues yo debo agradeceros el analisis porque soy propietario de un Civic 1.8 i-Vtec Type-S (mismo motor en carrocería de tres puertas) y es realmente cierto que tiene dos caras…

      La cara tranquila me hace recorrer las autovias españolas a 130 Km/h con un consumo de ordenador de a bordo de 6,2 litros a los 100, lo cual ya es my bueno para un gasolina de 140 cv, pero la cara nerviosa hace que se te escape una sonrisa cada vez que subo de 5.000 vueltas en el marcador.

      Recomendable para todo el mundo, es un coche que vale la pena, yo estoy encantado con el.

    • ahgmk83

      Por cierto, y perdón por el doble post, como bien dice Bors no hay punto de comparación con el motor TSi de VW. Si.. ya se que es cuestión de una rivalidad ancestral entre “Civicos” y “Golfos” y que no soy el mas indicado para hablar porque tengo un Japo, pero por muy buena respuesta y comodidad que tenga el turbo-alimentado TSi nadie que ame los coches gasolina y disfrute conduciendo puede no sentirse muuucho mas emocionado buscando el punto de locura de un motor que no saca su rabia hasta las casi 5.000 vueltas, porque la sensacion de que la aceleración vaya acompañada de un sonido de motor alto de regimen (pero alto de verdad… no a 4.000 r.p.m.) es lo que hace que se nos pongan los pelillos de punta a mas de uno…

    • Rafa

      Lo de disfrutar de este coche es algo que no se puede poner en duda, llevarlo muy tranquilo en bajas, detenerse en los semáforos y casi no oir el motor en ralenti, y por el contrario llevarlo en altas a mas de 6500.. si dije 6500 o hasta el corte es una pasada, suena como un avión. Y es que estos motores están fabricados asi con ese comportamiento y respuesta.
      Además, estoy de acuerdo con BORS, respecto al uso de la caja de cambios, en cuanto se “aprende” a conducirlo es simplemente una gozada.

    • bandit

      yo soy propietario de un civic 1.8 sport y la verdad q estoy muy contento con el por precio y por prestaciones es un coche realmente precioso,bonito confortable no consume mucho y sobre todo original toda una buena compra y por cierto lo e puesto a 215 d marcador jejejeje

    El Honda Civic en la última generación crece hasta superar los 4,5 metros y se aleja de los compactos tradicionales. Destaca por incluir mucho equipamiento desde el nivel básico y además disfruta de un interior muy amplio