comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Honda

8 MIN

Honda Civic 1.8 i-VTEC Sport a prueba, tercera parte

En nuestro recorrido a lo largo y ancho del actual Honda Civic 1.8 i-VTEC Sport las impresiones recibidas han sido muy positivas, pero todavía falta la parte más importante, porque da igual lo bonita que sea la carrocería o el buen equipamiento del que disponga cuando nos entreguen las llaves, pues lo más importante de un coche es su comportamiento en cuanto las llantas empiezan a girar.

En esta tercera parte nos encargaremos tanto del análisis dinámico, como de ver cuales son sus competidores en un mercado abarrotado de compactos, donde tendrá que probar su valía. Aunque con la trayectoria de Honda, muchos deberían de ser los errores cometidos para que este coche no cumpliese las expectativas.

Análisis dinámico

El sistema de arranque del Civic dista del ordinario en la mayoría de coches, en el que debemos girar la llave hasta poner el contacto y después durante un corto intervalo de tiempo aplicar un pequeño giro a mayores que pondrá en marcha el motor de arranque para una fracción de segundo más tarde tener el motor al ralentí. En este caso deberemos insertar la llave y girarla hasta la posición de contacto, para después pulsar el botón rojo que da vida al motor.

Un elemento chocante es que a pesar de insertar la llave a la derecha del volante como suele ser usual, el botón se encuentra en una posición diametralmente opuesta de la rueda de dirección, por lo que deberemos usar las dos manos para poder empezar a circular. Desconozco si esto es una medida de seguridad para que el acompañante no arranque el coche de improvisto o si cumple algún otro propósito, pero una vez acostumbrado no hace falta ni pensar en ello.

Ajustamos tanto asiento como espejos y estamos listos para pulsar el rojo botón, el motor a gasolina arranca de forma suave y en el interior casi no puede oírse cuando está al ralentí y las vibraciones son mínimas. En torno a 700 rpm es todo lo que precisa la mecánica para mantenerse en marcha, pero no prolongaremos mucho más su agonía.

Aparto la mano derecha del volante para engranar primera, como ya he dicho antes, la palanca se encuentra en una posición más elevada a lo que nos tienen acostumbrados coches como el Volkswagen Golf o el BMW Serie 1 por poner algún ejemplo, lejos de ser un detalle estético lo que se busca con esto es que el conductor tenga las manos en contacto con el volante la mayor cantidad de tiempo posible.

La caja de cambios consta de seis velocidades y es bastante precisa, aunque el recorrido no es demasiado corto, pero podría decirse que está en la media de los coches de su clase. El pomo, mayormente metálico, cuenta con una inserción en cuero en la zona que reposará nuestra mano en las transiciones entre relaciones, en este material precisamente vemos el esquema en doble “H” que habemos de recorrer para evolucionar por el rango de marchas. Para dar marcha atrás deberemos empujar la palanca a la derecha superando un pequeño tope y después tirar hacia nosotros.

El coche presenta un acusado cuadro de doble personalidad que no hace sino beneficiar a la persona tras el volante, empezaremos hablando del Dr. Jekyll y después descubriremos su lado más oscuro a modo de Mr. Hyde. Trataremos con el Dr. Jekyll mientras circulemos a bajas velocidades, tanto por ciudad como por carretera, el coche se muestra suave y nos indica el momento en el que debemos actuar la caja de cambios tanto para subir como para bajar una relación, consiguiendo así un consumo reducido.

Unas pequeñas luces verdes a la derecha del velocímetro nos hacen saber cuan eficiente estamos siendo, aunque si queremos más información siempre podemos acudir al ordenador de abordo donde los consumos instantáneos y medios contribuirán a mejorar un poco más nuestra conducción. Si nos dejamos guiar por estas asistencias pronto nos encontraremos circulando en unas marchas altas, que acercarán nuestro consumo al declarado de 6,7 l/100 km.

No obstante las tinieblas se empiezan a apoderar del Civic si cambiamos nuestra actitud hacia una más deportiva, entonces emerge el Mr. Hyde encerrado bajo el capó. Lo que antes era un habitáculo silencioso se siente dominado por el bramido del escape, el indicador de conducción eficiente se evapora y ahora uno serigrafiado con las letras “REV” nos indican cual Fórmula 1 el momento en el que cambiar para obtener el mayor jugo de los 140 CV que puede aportar el motor, cosa que ocurre en torno a las 6.300 rpm.

Acelerar de 0 a 100 nos toma 8,9 segundos de nuestro preciado tiempo, todo gracias a un motor al que le gusta girar rápido y que toma forma cuando sobrepasamos las 4.500 vueltas, a las 4.300 el motor nos entrega su máxima fuerza por giro con 174 Nm de par motor. La velocidad máxima a la que podremos llegar ya en sexta marcha son unos nada despreciables 205 km/h, con los que casi seguro tendremos una carta de la Dirección General de Tráfico para felicitarnos por la hazaña.

En cuanto afrontamos una curva el agarre mecánico con las ruedas de 225/45 es muy bueno y en caso de sobrepasar el límite de las gomas entra en marcha el control de estabilidad VSA. El tarado de la suspensión es bastante firme, con lo que se consigue contener el balanceo y cabeceo del vehículo, tanto en apoyos largos como en carreteras más viradas.

Precios y rivales

El precio básico del Honda Civic 1.8 i-VTEC es de 20.600 € para la carrocería de tres puertas mientras que para acceder a esta motorización en una carrocería de cinco puertas deberemos desembolsar 21.300 €. Si además queremos equipar la caja de cambios automática i-Shift deberemos añadir al precio de la versión de tres puertas 1.000 € y a la de cinco 1.500 €.

Rivalizando con el Honda Civic de forma directa no podemos obviar el anteriormente mencionado Mazda 3, este otro compacto japonés es el primero que nos ha venido a la mente al pensar en un rival. Si equipamos su motor 2.0 DISI de 151 CV con tecnología i-Stop, nos encontraremos ante un coche muy similar en equipamiento y precio, que nos costará 21.770 €.

Siguiendo con fabricantes asiáticos no podíamos dejar de mencionar uno de los compactos más polémicos de los últimos tiempos, el Subaru Impreza. Con un precio levemente superior, de 21.700 €, nos encontramos con su motorización 2.0R de 150 CV, que aunque dispone de 10 CV extra en comparación con el 1.8 i-VTEC del Civic, pierde estrepitosamente en consumo al comparar sus 8,4 l/100 km a los 6,7 l/100 km del Civic. Además el Subaru monta llantas de 16 pulgadas de serie y el sonido surge de cuatro altavoces en lugar de seis.

Para terminar nos volvemos al viejo continente para sacar a la palestra al veterano Volkswagen Golf, modelo de referencia por excelencia en este nicho de mercado. Para encontrar un motor similar con el que equipar al compacto germano deberemos recurrir al 1,4 TSI de 160 CV, en este caso el precio es de 26.000 € en los que no van incluidos elementos como los sensores de aparcamiento o la conexión para iPod.

Conclusiones

Con el Civic, Honda se ha conseguido asentar en un nicho de mercado hecho casi a medida, pues el diseño poco convencional del que hace gala lo hace destacar del resto de la competencia. Si a esto sumamos el afinado motor 1.8 i-VTEC la mezcla es explosiva, obteniendo como resultado un coche con una marcada inclinación deportiva pero apto para el uso día a día con unos consumos contenidos. En equipaciones superiores a la probada en esta ocasión suple el defecto de la visibilidad por el parabrisas trasero con una cámara, que visualizaremos en una pantalla integrada en el salpicadero

A destacar

  • Pedalier deportivo
  • Amplio equipamiento de serie
  • Excelente comportamiendo dinámico

A mejorar

Visibilidad posterior, que se soluciona con la inclusión de una cámara trasera

Datos técnicos

Dimensiones

  • Longitud: 4256 mm
  • Anchura: 1765 mm
  • Altura: 1460 mm
  • Batalla: 2635 mm
  • Plazas: cinco
  • Volumen del maletero/con asientos abatidos: 485 l/1352 l

Motor y transmisión

  • Denominación: 1.8 i-VTEC
  • Combustible: gasolina
  • Número de cilindros/Desplazamiento: cuatro/1.799 cc
  • Potencia: 140 CV a 6300 rpm
  • Par máximo: 174 a 4300 rpm
  • Tracción: delantera
  • Caja de cambios: manual de seis velocidades
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 8,9 s
  • Velocidad máxima: 205 km/h
  • Consumo urbano/carretera/mixto (l/100 km): 8,8/5,5/6,7
  • Emisión de CO2: 155 g por km
  • Tramo de impuesto de matriculación: 4,75%

Equipamiento principal

  • ABS+EBD
  • Control de estabilidad VSA
  • Faros antiniebla
  • Ordenador de abordo
  • Volante y palanca de cambios en piel
  • Climatizador
  • Retrovisores externos eléctricos y plegables
  • Pedalier deportivo
  • Sensores de lluvia, luces y aparcamiento
  • Cierre centralizado con mando
  • Control de crucero
  • Radio CD con MP3 y conexiones para iPod y USB
  • Llantas de 17 pulgadas

Honda Civic Sport

45
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Diariomotor:Honda Civic, lavado de caraHonda Civic 1.8 i-VTEC Sport a prueba, primera parte | Honda Civic 1.8 i-VTEC Sport a prueba, segunda parte

Vídeo destacado del Honda Civic