CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Varios

11 MIN

Los coches de Nueva York, segunda parte

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 15 Dic 2009

Lo prometido es deuda, así que ya está aquí la esperada segunda parte del repaso a los coches que me pude encontrar en Nueva York. Gracias a nuestros lectores hemos conocido algún detalle adicional, en el estado de Nueva York los coches están obligados a llevar matrícula delante, pero es común que muchos estados no obliguen a ello. Esta peculiaridad influye en el diseño de los coches americanos, a algunos parece estorbarles la placa y en otros no es fácil colocarla sin estropear un cuidado frontal.

Los coches en general están muy cuidados, con la excepción de algunos taxis y comerciales, machacados hasta extremos peligrosos. En algunos sólo funciona bien el eterno motor V8 que llevan bajo el capó. Los coches particulares suelen estar muy limpios, y todos ellos reciben sistemáticamente un abrillantado de los neumáticos que los hace parecer nuevos, algo que no he visto hacer en Europa. A continuación hablaremos de los camiones americanos, las autopistas o la flota de Policía, así que no dejéis de leer.

Más aspectos que me han parecido destacables de los coches estadounidenses es la enorme popularidad de elementos de equipamiento como climatizador, control de velocidad o asientos de cuero. En Europa aún vemos algunos de ellos como accesorios caros, casi de lujo, en Estados Unidos se vienen equipando de serie desde los años 70 y 80. Para aquellos que lo pedían, la verdad es que no he hecho fotos a muchos Lexus o Infiniti, pero su popularidad es muy grande, casi se ven más que los respectivos Toyota o Nissan.

La NYPD (New York Police Department)

La presencia de las fuerzas del orden es muy grande en Nueva York, desde agentes a pie, montados a caballo o patrullando en coche. Uno se siente seguro, pero a veces intimidado por el despliegue de fuerza. La Policía emplea fundamentalmente dos coches diferentes, el eterno Ford Police Interceptor – basado en el Crown Victoria – y los Chevrolet Impala Police Interceptor. Son diferentes a los modelos de calle, llevan diferenciales pesados, suspensión más firme y un tren de rodaje reforzado de la mejor manera posible.

Incluso llevan potentes defensas, para evitar ser dañados en persecuciones y soportar bien los golpes que puedan recibir. Los Ford llevan motores 4.6 V8 de un sólo árbol de levas por bancada, dos válvulas por cilindros y 250 CV de potencia. Los Chevrolet emplean un 5.3 LS4 V8 de 303 CV. Otros vehículos empleados por la NYPD son los Dodge Charger o furgonetas Ford E-350 Super Duty.

Esta enorme grúa de la policía estaba aparcada en la 9ª Avenida, imagino que de camino a algún rescate pesado ya que sus proporciones eran impresionantes. Está basada en un camión Ford, un F-750 con toda seguridad.

Este Ford F-550 estaba aparcado delante del New York Stock Exchange (NYSE) en Wall Street, fuertemente acorazado y preparado para intervenir en caso de problemas.

Me parecieron muy graciosos los triciclos Interceptor II, sobre todo por su nombre. Con estos pequeños vehículos un agente patrullaba zonas peatonales o calles pequeñas. No creo que valgan más que para dar caza a malhechores que vayan a pie.

Varios Ford Mustang 2010

No se veían demasiados Ford Mustang, me cruzaría con una veintena o treintena en las tres semanas que pasé en el Empire State (otra forma de llamar al estado de New York). Sí que me pude cruzar con algunos modelos modernos, matriculados este mismo año, brillantes y relucientes. No es un coche grande y llama la atención considerablemente. Concretamente cacé dos Ford Mustang GT Coupé, uno de ellos en el Soho y otro en Little Italy. Ambos llevan un motor 4.6 V8 de 315 CV, asociado a un cambio manual.

Saab 9-2X

Estoy seguro de que la silueta de ese Saab os suena de algo. Estáis en lo cierto, es un Subaru Impreza al que se le añadieron asientos de cuero, diferentes emblemas suecos y una llave de arranque entre los asientos, en una jugada que sólo podría haber sido obra de General Motors. Un coche interesante, con un motor 2.5 turbo y tracción integral permanente, ideal para las cuestas de Tarrytown, un pueblo en la orilla del Hudson donde lo pude fotografiar tranquilamente.

Jeep Grand Cherokee SRT8

A escasos metros de la Zona Cero estaba aparcado este impresionante Jeep Grand Cherokee, en su evolución más salvaje, equipada con un motor 6.1 V8 HEMI de 425 CV de potencia. Destacan sus salidas centrales de escape y las enormes llantas de diseño específico.

Los camiones estadounidenses y las autopistas

Cómo para no fijarse en ellos. Circulaban por la ciudad o las autopistas, arrastrando grandes cargas, con una longitud total superior a 20 metros y a todas luces mayores que sus homólogos europeos. Kenworth, International, Freightliner, Mack, Volvo, Scania o Peterbilt eran algunos de los más comunes. Por estética me quedo con los Peterbilt, tan cuadriculados como un ladrillo, con una presencia impresionante. En las autopistas eran los vehículos más comunes, ocupando muchos carriles.

¿Cómo? En las autopistas estadounidenses – muchas ellas de tres o más carriles – no existe la obligación de ceñirse a la derecha y usar el carril izquierdo para adelantar. Se puede ir por donde queramos y desde luego resulta intimidante cuando dos camiones pasan a centímetros, a ambos lados de tu taxi monovolúmen. Son vías bien mantenidas en general, aunque las juntas de dilatación están demasiado marcadas en ocasiones. Puede que nuestro viejo autobús Vanttool también tuviese algo que decir.

En un área de servicio incluso pude comprobar cómo un camionero echaba aceite al enorme turbodiésel, aunque no parecía muy contento de que le hiciese la fotografía, la verdad. Dejamos de hablar de camiones y autopistas con una curiosidad, una Motor Home, o casa sobre ruedas, arrastrando un Honda CR-V. Pude ver la misma estampa un par de veces más, me pareció muy curioso. Otros avistamientos en la autopista incluyeron un Corvette C6, algún típico SUV como este GMC Jimmy.

Esta pick-up Ford F-250 estaba arrastrando una gran caravana, una de las funciones para las que están diseñados estos vehículos, ya que muchos circulan vacíos. Nos vamos de la autopista con dos curiosidades, un Honda CR-V con una matrícula personalizada en la que se lee “HONDACRV” y un Honda Insight de primera generación, un híbrido dedicado muy poco frecuente que destaca por su carenado de carrocería. Es el coche favorito por los hypermilers, antes de incluso el Toyota Prius.

Transporte blindado, transporte metálico

Simplemente una foto de uno de los muchos camiones blindados que atendían las sucursales bancarios de Midtown Manhattan, bastante diferente a las furgonetas Iveco blindadas que manejamos en España. El otro camión es un GMC con una curiosa modificación de carrocería, diseñada para el transporte de piezas metálicas.

Carne europea

Hay bastantes vehículos europeos, pero un BMW M3 o un smart fortwo son más típicos de Alemania que de Nueva York, aunque bien es cierto que EEUU es el mercado principal de estos dos fabricantes. También pude sacar una foto a un bonito Volkswagen Golf Cabrio aparcado cerca del centro financiero de la ciudad.

Una furgoneta Volkswagen Transporte clásica en perfecto estado, aparcada en una esquina de Canal Street, en Chinatown. Era una hora poco prudencial para el barrio, por cierto.

Topgun M-90

Incluso los vehículos de limpieza son enormes. Estos no estaban tan limpios como los Lincoln Town Car del centro, y tampoco tenían los neumáticos encerados.

Lincoln Town Car

Es uno de los coches más ubicuos. La práctica totalidad pertenecen a compañías privadas que ofertan servicios de chófer, aunque algunos se dedican a labores de taxi fuera del área metropolitana de Nueva York. Son casi tan abundantes como los Ford Crown Victoria, con los que comparten plataforma. Son coches sorprendentemente grandes y cómodos, con amplios asientos de cuero e inserciones de madera. Sus maleteros tienen 700 litros de capacidad, ideales para un par de cadáveres muchas maletas.

Como comentaba uno de nuestros lectores, son coches que suelen estar en régimen de leasing. Muchos de ellos son de variante limusina y suelen tener acceso al habitáculo con clave numérica.

Rolls-Royce Phantom

Parte de mi estancia coincidía con una cumbre las Naciones Unidas y los líderes mundiales estaban alojados en los mejores hoteles de la ciudad. Cerca de Central Park comprobé in situ las enormes dimensiones y prestancia del Rolls-Royce Phantom, que casi parece un tanque.

Oldsmobile Delta

Un enorme coupé de finales de los años 60, aparcado en una tranquila calle de Brooklyn, la misma en la que estaban juntos un Toyota Prius y Hummer H2.

Honda S2000

Este ejemplar preparado estaba aparcado en un outlet, y no parecía estar muy de serie. Su motor 2.0 atmosférico desarrolla 240 CV y la línea roja supera las 9.000 rpm.

Maserati Quattroporte S

Ocupaba un lugar de honor, el centro del vestíbulo de Grand Central Station. El coche estaba expuesto y a su lado había un pequeño buzón destinado a que las empresas dejasen sus tarjetas, siendo posteriormente contactadas por Maserati North America. Un italiano realmente elegante y refinado, propulsado por un 4.7 V8 de 430 CV de potencia, muy del gusto americano.

Varios japoneses interesantes

La profusión de coches japoneses era abrumadora, pero algunos ejemplares destacaban algo más. Tal es el caso de un Mitsubishi Eclipse coupé o un Infiniti FX50, aunque había muchos. También pude hacer una foto a un Nissan Maxima y un Toyota Venza, juntos en la 41 st Street.

Scion tC

En el aparcamiento de mi residencia solía atracar un bonito Scion tC. Scion es una marca propiedad de Toyota, que diseña vehículos juveniles, enfocados principalmente a un público joven. Bajó el capó lleva un 2.4 atmosférico de 161 CV de potencia que mueve las ruedas delanteras, enganchado a una caja de cambios automática o manual. Consume una media de alrededor de 8.5 l/100 km. Su precio es asequible, parte de los 17.360$ el modelo manual, menos de 12.000€.

Cadillac Sedan y GMC Denali en Washington DC

Un nombre muy simple para una berlina premium de estética 100% noventera. La ví en Washington DC, por una de las calles cercanas a la Casa Blanca. Frente al Capitolio estaba aparcado un GMC Denali, un full-size pick-up de más de cinco metros y medio de longitud y rugiente V8 bajo el capó. Entre sus hermanos cercanos está el Chevrolet Avalanche o el Cadillac Escalade ESV.

Autobuses híbridos

Comienzan a verse por la Gran Manzana, deteniendo su motor en los semáforos y circulando a bajas velocidad con un característico siseo eléctrico.

Acura TL

Acura es la marca premium de Honda en EEUU. Bajo su paraguas se vende el Honda Accord europeo, sólo con motores de gasolina y ligeramente travestido como Acura TSX. Pero es que nos ocupa es el precioso Acura TL, una gran berlina premium de estética francamente diferente, pero que a mí me encanta. Es un coche muy tecnológico y fue renovado este mismo año, con lo que es muy nuevo. Bajo el capó puede llevar un 3.7 V6 VTEC de 305 CV de potencia conectado a un sistema SH-AWD de tracción total.

Lincoln MKZ + Mercedes Clase E 2010

Muchos coches nuevos se mueven por Nueva York, pero no es demasiado frecuente cazar al mismo tiempo a dos rivales tan característicos, el Lincoln MKZ y el Mercedes Clase E 2010. Del Mercedes poco os puedo contar, el Lincoln es un modelo lanzado al mercado este año, con una novedad muy importante, un motor 3.5 twin-turbo V6 Ecoboost de 355 CV de potencia, asociado a un sistema de tracción total.

Pontiac Trans Am Firebird

Nos hemos dejado lo mejor para el final, con todos ustedes el fantástico Pontiac Trans Am Firebird. Con sus características llantas doradas y un águila sobre el capó parece sacado directamente de “The Bandits” o “Los caraduras”. Con una estética demoledoramente setentera, era el punto de atención de muchas miradas. Destacamos la entrada de aire del capó y la ventana trasera. Bajo el capó la opción más popular era un 5.0 V8 de 140 CV - ¡24 CV/litro! – y origen Chevrolet, es el caso de este Pontiac.

Chevrolet Volt

Nuestro lector Antón nos manda una fotografía de todo un Chevrolet Volt, bajando de un camión de transporte en la zona financiera de la ciudad. Imagino que se su destino era alguna demostración para algún tipo de evento. Un avistamiento excelente de un coche que ni siquiera podremos ver en las calles europeas.

Y esto ha sido todo, espero que hayáis disfrutado de estos dos artículos y nos dejéis vuestra opinión en los comentarios. Sé que me he dejado alguna cosa pendiente, como las limusinas o hacer hincapié en modelos interesantes como los Lexus, Infiniti o las limusinas, pero siempre hay que dejar algo pendiente para cuando se vuelva. Dejando un poco aparte el tema de los coches, es una ciudad que recomiendo visitar a todo el mundo, vibrante, cosmopolita y con toneladas de cosas que ver y hacer.

Los coches de Nueva York, primera parte

114
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Diariomotor: Los coches de Nueva York, primera parte