comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Superdeportivos

3 MIN

Lamborghini Countach Periscopo

Casi todos los que nacieron por los años 80 recuerdan con cariño el Lamborghini Countach como uno de los primeros deportivos que conocimos. Se puede decir que marcó un antes y un después en la carrera de Lamborghini y su histórica rivalidad con Ferrari.

El primer Countach presentado era un LP400 y vió la luz en el Salón de Ginebra del año 1971. Su diseño tan puntiagudo y angular y sus puertas de apertura en forma de tijera llamaron la atención. También la merecía su fiable motor, un V12 de casi 4 litros de cilindrada y 375 CV que provenía del famoso Lamborghini Miura. 150 unidades del Countach LP400 fueron finalmente fabricadas antes de que se lanzara el LP400S, con el que tenía una diferencia muy radical: el LP400 no tenía retrovisores y el LP400S sí.

Lamborghini se dejó los clásicos retrovisores exteriores fuera de la primera serie del Countach. La visión trasera es muy necesaria y la luneta trasera no permitía una buena visión de lo que ocurría por detrás del Lamborghini así que optaron por una solución “periscópica”, como la de los submarinos. Consistía en un espejo retrovisor convencional situado en el centro del habitáculo y una mirilla situada en la parte superior que reflejaba lo que ocurría por detrás del Countach para que pudiera verse a través del cristal interior.

La zaga del Countach LP400 donde se aprecia la mirilla en la parte superior.

De aquella las cámaras de visión trasera no existían más allá del propio Coche Fantástico así que esta solución parece de lo más lógica. Posteriormente en la serie LP400S este tipo de retrovisor desapareció a favor de los habituales en las puertas y además se mejoró el tema de la suspensión y se añadió el famoso alerón que todos conocemos. Por esta singularidad la primera serie de los Countach fue denominada Periscopo.

Una de estas primeras unidades LP400 con la visión “estilo periscopio” y un color azul fuerte está a la venta, después de haber sido restaurada desde la “a” hasta la “z” por Ultimate Motorcars sin por ello perder todo su estilo clásico. Incluso el famoso probador de Lamborghini Valentino Balboni inspeccionó esta unidad varias veces para comprobar que no hay ninguna “modernez” que no debería tener cabida nunca en un clásico como éste.

A partir de la LP400S fueron surgiendo las distintas versiones del Countach: la LP500S, la 5000 QV (Quattrovalvole) con 455 CV y la Countach 25º Aniversario que finalizó la saga del Countach. Posteriormente el Countach fue sucedido por el Lamborghini Diablo.

Vía: jameslist

Más información: wikipedia

En Diariomotor: Lamborghini Countach, reportaje de 1985 | Un Lamborghini Countach hecho a mano, desde el sótano a la realidad