CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Volvo

3 MIN

¿Ganará la seguridad la partida a los accidentes de tráfico?

David Villarreal | @davidvillarreal | 7 Jun 2010

Me ilusiona pensar que en los próximos años nos moveremos con automóviles que gastarán menos y también emitirán menos gases a la atmósfera. Pero sobretodo me fascina y me agrada saber que los avances en materia de seguridad son cada vez más importantes, hasta tal punto que Steven Armstrong, el responsable de operaciones de una marca como Volvo, se haya erigido como visionario para afirmar que en 2020 nadie morirá ni saldrá herido grave de un accidente en un Volvo.

Atrevimiento no le falta. Pero detrás de una frase que perfectamente podría haber salido del departamento de marketing, se esconde la realidad de la investigación y los avances que están protagonizando la mayoría de fabricantes, y en especial Volvo, para mejorar los sistemas que nos protegen cuando sufrimos un impacto (seguridad pasiva) y los que nos ayudan a evitar que suframos un accidente (seguridad activa). ¿Lograrán ganar la partida a los accidentes de tráfico en los próximos años?

No nos tenemos que olvidar que buena parte de los accidentes suceden por despistes del conductor y en muchos otros casos por actos temerarios, como conducir ebrio o con exceso de velocidad. En cierta medida los sistemas de asistencia de frenado activo, de advertencia de cambio involuntario de carril o de avisador del ángulo muerto, nos pueden ayudar a corregir nuestros despistes y evitar que estos se conviertan en un accidente. Pero ante nuestras temeridades, ningún coche es inmune a sufrir un accidente…

Cada vez que veo en televisión la escena de un accidente no puedo evitar fijarme en los coches implicados. Y aunque no cuente con datos concretos de siniestralidad, me sorprende ver que en la mayoría de accidentes graves y mortales que suceden están implicados vehículos antiguos. Y pienso “esa pobre chica que acababa de sacarse el carnet pasó demasiado rápido en una curva, su coche no llevaba ESP y perdió el control, no lo supo controlar, invadió el carril contrario y sufrió un choque frontal mortal de necesidad en un anticuado compacto de los 90”.

¿Un coche moderno y seguro es infalible? Ni mucho menos. Con menos frecuencia, aunque por desgracia es más habitual de lo que debería, aparece una noticia en la que un vehículo de los que en el telediario llaman “de gran cilindrada” se estrella con consecuencias mortales. Y me pregunto “¿Cómo un espectacular Mercedes E55 AMG puede convertirse en un amasijo de hierros del que ninguno de sus ocupantes sale vivo?”, sin haber leído el atestado de la Guardia Civil me temo que la velocidad tendría mucho que decir en este sentido. Y suerte que desde hace años Mercedes-Benz autolimita electrónicamente sus vehículos a 250 km/h.

En fin, no quiero ser yo quien le quite su sueño al señor Steven y a todo el equipo de ingenieros de Volvo. Pero esto suena a poco menos que utopía mientras no se aseguren de que los conductores de sus vehículos, y por extensión del resto de vehículos que circulen a su alrededor, conducen responsablemente.

Vía: Autoexpress | Motorpasión En Diariomotor: El inoportuno fallo del sistema de precolisión del Volvo S60 | El nuevo Volvo S60 frenará por ti | Toyota desarrolla crash-dummies que incorporan órganos internos