El inoportuno fallo del sistema de precolisión del Volvo S60

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Soy un auténtico defensor de que los coches actuales incluyan todo tipo de tecnologías para hacernos la vida más cómoda y sobretodo para salvaguardarla mediante novedosos sistemas de seguridad activa. El problema es que también opino que toda esta tecnología acaba “idiotizando” al conductor, hasta tal punto que su conducción se reduce en ocasiones a girar el volante de izquierda a derecha y poco más.

¿Pero qué pasa cuando la tecnología falla? En el mejor de los casos tendremos que volver a tareas repetitivas como encender las luces y los limpiparabrisas manualmente. También se nos puede quedar cara de tonto si nos sucede lo mismo que a Volvo en esta presentación del sistema de frenada automática de precolisión, en la que el nuevo Volvo S60 tenía que accionar los frenos automáticamente y evitar el impacto.

De lo más divertido que he visto en mucho tiempo, pero maldita la gracia que les habrá hecho a los responsables de Volvo cuando vieron que su nueva berlina se estrellaba mientras decenas de periodistas cámara en mano inmortalizaban la escena. Tal y como se han apresurado a afirmar, está claro que el sistema ha fallado por que se ha producido un problema de otra índole del que el conductor se podría haber percatado mucho antes. Se cree Definitivamente se ha confirmado que el sistema “city safety” quedó desactivado al estropearse la batería. Lógicamente esto no sucedería en un vehículo de producción normal.

La exhibición fallida tuvo lugar con motivo de la celebración del décimo aniversario del Volvo Safety Centre en Torsland (Suecia), donde Volvo pone a prueba la seguridad activa y pasiva de los automóviles que llegarán próximamente al mercado.

Sistema de precolisión del Volvo S60

Por cierto, estos días también conocíamos que Volvo ha advertido de problemas de seguridad a los propietarios de 158.000 automóviles (2007-2010 C30 y C70, 2006-2010 S40 y V50, 2007-2009 S80, 2008-2009 V70 y XC70 y el XC60 de 2009) todos ellos con el motor diésel de cinco cilindros. De momento todo apunta a que es un fallo prácticamente insignificante, pero a falta de una llamada a revisión oficial Volvo ha preferido curarse en salud y advertírselo a sus clientes.

El problema se debe a una pequeña filtración de aceite en la cámara de combustión que se inflama y provoca una pequeña aceleración o simplemente que el motor mantenga su régimen incluso cuando el conductor no está pisando el acelerador. En fin, nada que ver con los problemas de “aceleración involuntaria” de Toyota.

Vía: Wired | CNN | Youtube: chamber361
En Diariomotor: Volvo S60 | Volvo S60, innovación escandinava en Ginebra | El nuevo Volvo S60 frenará por ti

Lee a continuación: Nuevo motor turbodiésel 2.0 de cinco cilindros para Volvo

El Volvo S60 es un sedán del tamaño de un BMW Serie 3, un modelo que brilla sobre todo por el confort, la calidad de acabados y la amplia dotación de equipamiento disponible en catálogo. También dispone de una alternativa de carrocería familiar, el Volvo V60.

Ver todos los comentarios 49

El Volvo S60 es un sedán del tamaño de un BMW Serie 3, un modelo que brilla sobre todo por el confort, la calidad de acabados y la amplia dotación de equipamiento disponible en catálogo. También dispone de una alternativa de carrocería familiar, el Volvo V60.