CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Deportivos

2 MIN

Gaz GL-1, el deportivo soviético que nunca llegó a competir

Los vehículos deportivos en la Unión Soviética en la era de Stalin, son una rareza. Es por eso que resulta aún más impresionante la historia del GAZ GL-1, un deportivo con silueta de tanque acorazado que se construyó en 1938 con el objetivo de llegar a la competición, en unos tiempos convulsos en los que las purgas de la represión estalinista y el férreo control estatal sobre a producción industrial marcaron el porvenir del inmenso imperio soviético.

Una marca tan propiamente rusa como GAZ se forjó tomando los conocimientos de un emblema del capitalismo como Ford Motor Company, a través de un acuerdo por el que les transmitieron su tecnología, piezas y asistencia técnica. A partir de 1929 muchos ingenieros norteamericanos de Ford emigraron a la Unión Soviética para trabajar en la nueva GAZ, la mayoría de ellos quedaron atrapados años después en el sistema comunista y fueron víctimas de la represión.

En 1938 se iniciaba el desarrollo del GAZ GL-1, un deportivo basado en la plataforma del GAZ M1 que a su vez estaba basado en el Ford Model B. Originalmente estaba equipado con un motor de cuatro cilindros y 65 CV que alcanzaba los 145 km/h, pero más tarde fue sustituido por un seis cilindros que ya superaba los 160 km/h, una cifra nada desdeñable para la época.

El desarrollo del GAZ GL-1 terminó en 1940, pero para entonces su motor y sus prestaciones habían quedado un tanto desfasadas. Por lo que definitivamente el orgulloso deportivo soviético no tuvo la oportunidad de competir, aunque sí de ser durante años el vehículo más rápido en la antigua Unión Soviética.

El GAZ GL-1 original desapareció. No se sabe muy bien como sucedió, hay quien asegura que fue desmontado, mientras que otros creen que quedó completamente destruido durante un bombardeo en la fábrica de GAZ. Por suerte a alguien se le ocurrió hacer una réplica veraz de aquel deportivo de antaño para exhibirla próximamente en el Museo de Moscú.

Vía: Jalopnik | Kustomrama En Diariomotor: Volga GAZ-21, tuning soviético | The Low-Club Ukraine, low riding tras el telón de acero | Los coches rusos que nunca salieron a la luz