Volga GAZ-21 sobre la base de un Porsche Cayenne, tuning soviético

 |  @sergioalvarez88  | 

El Volga GAZ-21 original era una berlina de cuatro puertas construida por el fabricante de automóviles soviético GAZ entre los años 1956 y 1970. El fabricante por aquél entonces era de propiedad estatal, como casi todo en la antigua URSS, ahora vende bajo licencia el antiguo Chrysler Sebring, entre otros. Volviendo al Volga, su diseño se correspondía fielmente con los estándares de la época, su estilo era similar al de los vehículos americanos coetáneos e incorporaba soluciones similares.

Evidentemente, un coche de lujo como el GAZ-21 significaba que tu posición en el aparato socio-político de la Unión Soviética era alta, digamos que en particulares era todo un símbolo de poder. También lo usaban algunos servicios como la Policía o los bomberos. Equipado con un motor 2.2 de gasolina y 70 CV, pasaba su potencia a las ruedas traseras a través de una caja automática de sólo tres velocidades. Algunas series llegaron a equipar incluso un V8 de 5.52 litros de cilindrada de unos 150 CV de potencia.

Volga GAZ-21 sobre la base de un Porsche Cayenne, tuning soviético

La réplica se basa en esas escasas series, pero la base para la réplica es realmente atípica. Lo lógico hubiera sido emplear un antiguo BMW Serie 5 o similar, pero bajo la clásica carrocería encontramos el chasis y motor de nada menos que un Porsche Cayenne Turbo de primera generación. Algunos aspectos generales se han brutalizado sustancialmente, así como sus prestaciones: el 4.5 V8 turbo entrega nada menos que 450 CV de potencia, permitiendo a este peculiar GAZ acelerar hasta los 100 km/h en 6.7 segundos.

El interior se ha transformado por completo para adaptarse al clasicismo del GAZ-21 y todo el proyecto se ha diseñado por ordenador, retornando un resultado realmente espectacular. Pero sin duda, mención aparte merece el trabajo realizado con la personalización de la carrocería, dibujándose diferentes motivos soviéticos con lo que parecen pequeñas cuentas de colores. No quiero imaginar el dinero que habrá costado llevar a cabo el proyecto, pero si lo que querían era llamar la atención lo han conseguido.

Volga GAZ-21 sobre la base de un Porsche Cayenne, tuning soviético

Volga GAZ-21 sobre la base de un Porsche Cayenne, tuning soviético

Volga GAZ-21 sobre la base de un Porsche Cayenne, tuning soviético

Volga GAZ-21 sobre la base de un Porsche Cayenne, tuning soviético

Volga GAZ-21 sobre la base de un Porsche Cayenne, tuning soviético

Volga GAZ-21 sobre la base de un Porsche Cayenne, tuning soviético

Volga GAZ-21 sobre la base de un Porsche Cayenne, tuning soviético

Volga GAZ-21 sobre la base de un Porsche Cayenne, tuning soviético

Volga GAZ-21 sobre la base de un Porsche Cayenne, tuning soviético

Volga GAZ-21 sobre la base de un Porsche Cayenne, tuning soviético

Volga GAZ-21 sobre la base de un Porsche Cayenne, tuning soviético

Volga GAZ-21 sobre la base de un Porsche Cayenne, tuning soviético

Volga GAZ-21 sobre la base de un Porsche Cayenne, tuning soviético

Volga GAZ-21 sobre la base de un Porsche Cayenne, tuning soviético

Volga GAZ-21 sobre la base de un Porsche Cayenne, tuning soviético

Volga GAZ-21 sobre la base de un Porsche Cayenne, tuning soviético

Volga GAZ-21 sobre la base de un Porsche Cayenne, tuning soviético

Vía: carscoop
En Diariomotor: Un Lamborghini Countach hecho a mano, desde el sótano a la realidad, Réplica de un Audi R8 sobre un Ford Cougar, Byscaine GT, una réplica argentina del Ford GT40

Lee a continuación: Vespa de madera, igual de clásica y elegante

  • no es cierto

    Que puto asco de cosa… por dios vaya manera de insultar al ideal comunista (lo cual no significa que esté de acuerdo con él) y de maltratar a un Porsche (por muy feo que sea el Cayenne)… en fin como se nota en este asqueroso mundo que los pobres son más pobres, la clase media se derrumba y los ricos y parásitos siguen ganando más dinero…

    Vergonzoso

  • juan luis

    hola cómo èstan. realmente éste auto es un “adefecio” sin presedentes, que tipos màs estupidós. cómo se les ocurre coger y volver éste “clasico de la union sovietica” por llamarlo de alguna manera y convertirlo en una mountrosidad sin nombre, y luego ponerle esos horribles vinilos con la cara de un militar ruso. no es que tenga algò contra los coches rusos. ya que mi padre tuvo un lada 2105 que tuneo con sus propias manos y no recurrio a los absurdos trabajos de pintura, lo unico que tenia en la carroceria eran una pintura metalizada cómo la de los coches actuales un quema cocos de clara boya y un par de discretas exploradoras se tunneo con la base de el motor original y producia entre 120 y 140 hp de los 70 uo 80 originales y se mejoro la suspension y los frenos poniedole cuatro discos de freno. a lo que me refierocon èste ejemplo es que podemos tener un coche de prestaciones decentes sin tocar la linea de la estupidés y lo incoerente y menos dañando un coche tan bueno como la cayenne.
    muchas gracias por leer éste mensaje

  • Juan Gabriel Rosero

    A mi me parece un coche espectacular las reformas estan muy bien hechas , se ha mantenido las lineas de coche clasico, a mi me encantaria tenerlo…

  • Pingback: Escalade GAZ pick-up — Diariomotor()

  • paxeco

    esto es el caro ejemplo que los que les gustaba el comunismo son los capitalistas de verdad por que en el comunismo quienes lo gozan son los ricos los pobres sigen siendo pobres como en cuba la antigua urss corea de nrote etc

  • dejatedechingaderas

    el auto es precioso.. Pero no andaría tranquilo conduciéndolo sabiendo q tengo un cayenne semidesarmado en el garage..

  • Pingback: Gaz GL-1, el deportivo soviético que nunca llegó a competir — Diariomotor()

  • Turbonegro

    bueno tomemos encuenta esto: el comunismo cayó por culpa del capitalismo.

  • Pingback: Jaguar XJ40 convertido en GAZ-21 Volga, “quiero y no puedo” a la inversa — Diariomotor()

  • karateka rojillo

    hola a favor, me encantan los tuning, grafitis y tatuajes chulos y soy comunista/socialista (económicamente hablando) ¿donde veis la contradiccion?

  • Alex Xiron

    Madre mía, cando me lo dijo un amigo, pensé que estaba de coña.