E-Quickie, el coche eléctrico que se recarga inalámbricamente

Óscar Miguel  |  @omiguel  | 

El E-Quickie es un prototipo de coche, no desde luego en el sentido habitual de la palabra, que se mueve mediante energía eléctrica. Pero no necesita baterías para almacenarla dado que “bebe” esa energía del suelo en cada momento. ¿Cómo?

Gracias a lo que se llama inducción eléctrica. Bajo el suelo por el que rueda el E-Quickie, que lógicamente está en un terreno controlado, se sitúan una serie de emisores eléctricos a partir de los cuales el coche es capaz de obtener la energía eléctrica al circular sobre ello. Aún así hablamos de cantidad muy bajas de energía eléctrica dadas las pérdidas que se producen por el entorno. El E-Quickie no tiene problema con esto puesto que es de lo más ligerito.

E-Quickie, el coche eléctrico que se recarga inalámbricamente

Circula prácticamente a ras de suelo apoyándose sobre tres ruedas y lo más suave que podemos decir sobre el habitáculo donde va el único pasajero es que es bastante prieto. Hay dos aspectos clave en su funcionamiento al margen de lo eléctrico: su baja resistencia al rodamiento y su peso. Por ahora en vacío pesa 60 Kilogramos pero creen que pueden reducir este valor hasta los 40 kilos. El E-Quickie es obra de un grupo de investigación de la Universidad alemana de Karlsruhe que se centra en averiguar las capacidades y limitaciones de la transmisión de energía eléctrica sin la necesidad de cables.

E-Quickie, el coche eléctrico que se recarga inalámbricamente

Es otra alternativa más que adolece de un enorme problema. ¿Realmente vamos a levantar las calles principales para dotarlas de estas “alfombras eléctricas”? ¿Qué ocurre si el coche debe desviarse del “canal”? Quizás en este caso si debería contar con unas baterías. El coste a nivel de infraestructura es elevado pero quién sabe, a lo mejor aquellas predicciones de ciencia ficción se hacen realidad. A lo mejor usamos una extensa red de canales para movernos con nuestros coches eléctricos.

Vía: Gizmag

En Diariomotor: Ideas para el futuro: autopistas magnéticas | Peugeot 888, prototipo eléctrico plegable

Lee a continuación: Peugeot iOn, presentación y prueba en París (II)

Ver todos los comentarios 6