Porsche confirma el desarrollo de un cuatro cilindros

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

Es el sino de los tiempos. Sumergidos en la constante alza de los combustibles y las presiones por parte de la UE con respecto a la reducción de las emisiones de dióxido de carbono, los fabricantes de automóviles están teniendo que echar cada vez más mano del diésel, la sobrealimentación, el downsizing y avances técnicos como la recuperación de energía en frenada o la inyección directa de combustible. Los fabricantes de deportivos y los fabricantes premium tampoco se escapan de esta tendencia.

Ya que a partir de 2015 las emisiones medias de dióxido de carbono de las marcas de automóviles tendrán que ser de 130 g/km, no es de extrañar que la amenaza de las multas ponga a trabajar a muchos departamentos de I+D e ingeniería. En el caso de Porsche, se suma el plan de expansión, que busca el lanzamiento de versiones más asequibles de sus modelos de acceso e incluso un deportivo en colaboración con el Grupo Volkswagen. Es el retorno del 356, y también de los cuatro cilindros.

Porsche confirma el desarrollo de un cuatro cilindros

Sé que hemos trallado bastante este tema, pero por primera vez hay confirmación oficial por parte de Porsche. Wolfgang Durheimer, jefe de desarrollo ha confirmado a Autocar que se está desarrollando un nuevo motor de cuatro cilindros. Es una unidad bóxer, lo que despeja los rumores de que Porsche terminaría empleando los 2.0 TSI de Volkswagen. Se está desarrollando desde cero, contará con inyección directa y sobrealimentación por turbocompresor.

Se estima una potencia de al menos 200 CV. El motor iría montado en un roadster basado en el Volkswagen Bluesport, pero con un chasis afinado por Porsche, estética exclusiva y motor exclusivo. Algo parecido al Cayenne y al Touareg, primos pero no hermanos. También se ha comentado que dicho motor podría montarse sin problemas en las versiones de acceso de Cayman y Boxster, que ahora equipan un 2.9 flat-six con 255 CV de potencia. El nuevo flat-four podría darles relevo.

Por si alguien lo considera un sacrilegio, los Porsche 356 montaban motores bóxer de cuatro cilindros y el Porsche 914 fue desarrollado junto a Volkswagen, de hecho, ¡tenía su logotipo junto al de Porsche! Si alguno aún tiembla al pensar en un 911 moderno de cuatro cilindros, que respire tranquilo. Durheimer afirma que sus deportivos pura-sangre no tienen previsto abandonar el esquema de seis cilindros opuestos marca de la casa.

Vía: Autopia
En Diariomotor: Porsche Speedster, un posible sucesor del 356 para el 2013 | Porsche confirma un nuevo modelo de acceso

Lee a continuación: Panamera Z, un irreconocible Nissan 350Z

Ver todos los comentarios 23