Morgan Three Wheeler, pura nostalgia en 2011

 |  @sergioalvarez88  | 

¿Cuándo fue tu último viaje una aventura? Es la pregunta que lanzan en Morgan, que presenta la nueva versión del Three Wheeler, un pequeño triciclo motorizado que tiene más nexos de unión con el mundo de las motos que con el mundo de los coches. Inicialmente lanzado en 1909, se mantuvo en producción hasta 1952 con mejoras sucesivas. Nada destacable, ya que el Morgan 4/4 lleva fabricándose sin apenas modificaciones desde el año 1936, sin lavados de cara o cambios generacionales.

El nuevo Three Wheeler apuesta por la combinación de una gran ligereza con la propulsión de un motor V-Twin fabricado por el productor estadounidense S&S. Este motor de dos cilindros y 115 CV – desarrollados a partir de cerca de dos litros de cilindrada – normalmente propulsa choppers o motos custom, pero acoplado a una caja de cambios de origen Mazda mueve con agilidad a este speedster de pre-guerra. Y vaya si lo mueve bien, ya que es capaz de acelerarlo de 0 a 100 km/h en sólamente 4.5 segundos.

Son cifras comparables a las de por ejemplo un Audi A5 en su versión RS, pero hay que tener en cuenta que el Morgan sólamente pesa 500 kg. Su velocidad punta es de 185 km/h, pero quizá asuste sobrepasar los 100 km/h en este mosquito de carretera. Morgan afirma que se ha desarrollado junto al futuro EvaGT, y que tiene grandes capacidades dinámica en curva y en ascensión de pendientes, donde el abundante par motor del motor americano ayuda a mantener bajas las revoluciones por minuto.

Con su gran ligereza el consumo es muy escaso, y el peso de los ocupantes variará la distribución de pesos, incialmente favorable al eje delantero, pues lleva el motor montado delante de sí mismo. La transmisión de la potencia al suelo se lleva a cabo mediante una cadena, a la estrecha rueda trasera con llanta de radios. De verdad debe ser una experiencia de conducción muy auténtica, y más teniendo en cuenta la preciosidad que estaremos conduciendo, tras haber pagado 25.000 libras esterlinas.

El propietario puede personalizar su Three Wheeler con un interior de auténtico cuero natural en color beige o instrumentación aeronáutica, con la que sentiremos casi que volamos bajo. Para el toque definitivo, la unidad de las imágenes monta vinilos de alta calidad que simulan los antiguos distintivos de la Royal Air Force británica, aunque los estadounidenses podrán encargar a fábrica logotipos de la USAF. Todo un capricho que empezará a venderse a finales del presente año en números reducidos.

Vía: WCF
En Diariomotor: Morgan Threewheeler, un clásico que vuelve a la vida | El Morgan “three-wheeler” volverá muy pronto

Lee a continuación: Morgan confirma la llegada de un híbrido diésel

Ver todos los comentarios 6