Prototipo clásico: Cadillac Cien Concept

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Cadillac no es una marca que se haya caracterizado por fabricar deportivos, más allá de sus coupés y algún descapotable, pero aún así sus ingenieros han coqueteado en más de una ocasión con espectaculares máquinas, entre ellas algún superdeportivo como el que os presentamos hoy.

En 2002 se cumplían exactamente cien años de la fundación de Cadillac en la ciudad de Detroit. Para conmemorar una fecha tan importante la marca decidió presentar un llamativo prototipo, el Cadillac Cien Concept, tras cuyo nombre en castellano se escondía un superdeportivo de altas prestaciones que perfectamente podría haber competido por su potencia y su tecnología con las máquinas más deseadas de la época como el Ferrari Enzo o el Lamborghini Diablo.

Cadillac Cien Concept

La potencia la brindaba un impresionante motor V12 de 7.5 litros de General Motors situado en posición trasera-central que se dejaba ver a través de una luneta de cristal. Este doce cilindros en V tenía consumos similares a los V8 de la época. Homologaba 750 CV que hacían justicia a su diseño agresivo inspirado en la aviación y especialmente en el caza F-22 sin renunciar a los rasgos característicos de Cadillac que más tarde se verían en vehículos de producción como el Cadillac CTS Coupé.

Entre otras cosas contaba con un techo desmontable de tipo targa y un pequeño spoiler trasero activo que modificaba su altura e inclinación dependiendo de la velocidad. El estilo del Cadillac Cien Concept estaba inspirado en los superdeportivos más clásicos, con su forma de cuña y su estética musculosa que acentuaban aún más unas llantas de 19” en el eje delantero y de 20” en el posterior.

Cadillac Cien Concept

Entre la tecnología que estudió Cadillac para éste prototipo se incluía un sistema de visión nocturna con reconocimiento de peatones mediante análisis termal, un avanzado dispositivo de sensores de aparcamiento y todo un dispendio de pantallas LCD en el habitáculo.

Como ya habréis podido suponer jamás llegó a los concesionarios, pero al menos dejó constancia de lo que podría suceder si Cadillac decidiese lanzar un superdeportivo al mercado.

Fuente: Cadillac
En Diariomotor: Cadillac Converj | Cadillac CTS Coupé

Lee a continuación: Prototipo clásico: Audi Quattro Spyder (1991)

Ver todos los comentarios 16