comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Tuning

3 MIN

Un Abarth 500 con motor central de 230 CV, la nueva bestia de "track-day" de Aznom

Un capricho asequible. Esa sería una buena definición del Abarth 500, un vehículo más pasional y nostálgico que práctico, pero capaz de transmitir muchas sensaciones. Cuando tuvimos ocasión de probarlo ya nos sorprendió el incesante rugido que despedía al acelerar a fondo y también su trasera rebelde en la frenada intensa previa a una curva, si el conductor poco avezado no marca perfectamente la trazada.

El Abarth 500 de serie equipa un motor de 135 CV y obviamente tracción delantera. Pero ahora imaginémonos un Abarth 500 con motor central-posterior y tracción trasera de 230 CV, situado justo detrás del conductor y su copiloto, dónde incluso se ha situado la batería de arranque con el objetivo de mejorar la tracción y la distribución de pesos. Su nombre es Motore Centrale R230 y se trata de una preparación de Aznom que no se dejará ver en público hasta el próximo Top Marques en Mónaco y cuyo “adelanto-teaser” podéis ver más abajo.

El Motore Centrale R230 ha recibido el motor original del Abarth 500, es decir, un cuatro cilindros de 1.4 litros y turboalimentación que de serie homologa 135 CV. La preparación incluye modificaciones en el turbo para conseguir 230 CV y hasta 280 CV en una versión que estará destinada única y exclusivamente para circuito. ¿Quién puede resistirse a tener 230 CV bajo el pedal del acelerador galopando incesantemente sobre el eje trasero?

La preparación conlleva inexorablemente la desaparición de las plazas traseras. Algo que no es un inconveniente dado que este vehículo será “carne” de trackday y escapadas de fin de semana. Prueba de ello son las nuevas suspensiones Bilstein, los frenos de 335 mm delante y 305 mm detrás y neumáticos semi-slick de Kumho que llevará.

Para rematar la faena Aznom presentará también un Motore Centrale R230 basado en este Abarth 500 pero destinado únicamente a su utilización en circuito. Contará con jaula de seguridad, el correspondiente motor 1.4 Turbo potenciado hasta los 280 CV, suspensiones ajustables, telemetría, diferencial autoblocante de deslizamiento limitado…

De momento esperan fabricar unas 30 unidades anuales del Motore Centrale R230. Pero apostaría a que muchos nostálgicos y aficionados a las jornadas de tandas en circuito ya se estarán frotando las manos con la idea de poder manejar una joyita como este Abarth 500, con su motor trasero-central y 230 CV sobre el eje posterior.

Fuente: Aznom | Carscoop En Diariomotor: Abarth 500, a prueba | Abarth 500C, toma de contacto | Abarth 500 esseesse y Asseto Corse

Vídeo destacado del Fiat 500