Maravillas de Pebble Beach (VI): Dal Porto Roadster, Elva-Climax Sports Racer y Siata 208 S Spider

 |  @vfdezd  | 

Llegamos a la penúltima entrega de las Maravillas de Pebble Beach 2011, un repaso a los principales clásicos que serán subastados en la subasta organizada por la casa Gooding&Co. Después de haber analizado los modelos más reconocidos (con fuerte presencia italiana), a partir de ahora nos centraremos en vehículos de marcas más minoritarias, que merecen la pena ser conocidos.

El primero en el que nos detenemos hoy es el Dal Porto Roadster, un desconocido hot rod del año 1950 pensado para ofercer lo mejor de sí mismo en circuito. A pesar de su nombre, tiene su origen en California, donde dos aventureros se decidieron a crear este coche. Sólo existe una unidad, fabricada de forma artesanal a partir de piezas de Mercury y Ford de los años 30 y 40. El coche fue destinado a competición, pero en 1952 sufrió un grave accidente que lo mantuvo abandonado en un garaje hasta mediados de los años 70.

En esa época, uno de sus creadores se lo cedió a otra persona, pero ésta no hizo nada con el vehículo hasta 1993. En ese año fue vendido a Don Orosco, que lo sometió a un profundo trabajo de restauración de más de 3.000 horas utilizando piezas originales de la época (no olvidemos que el Dal Porto es un refrito de Ford y Mercury). La restauración completa finalizó en 2010, incluyendo una mejora de su motor V8 de 265 ci que prácticamente duplicó su potencia hasta unos 200 CV.

A pesar de que sólo existe uno en todo el mundo, no se espera una cifra astronómica por su venta. De hecho, Gooding&Co ha estimado un valor final de entre 150.000 y 200.000 dólares, que al cambio actual son 105.000-140.000 euros. Para los amantes de los hot rod, se presenta como una buena inversión a cambio de un vehículo único.

El siguiente modelo que analizamos es el Elva-Climax Mk II Sports Racer de 1956, otro rara avis de las carreteras. En la segunda mitad de los años 50, el empresario inglés Frank Nichols decidió iniciar la fabricación de una serie de vehículos de competición bautizados como Elva. La unidad subastada nació como prototipo, pero finalmente fue matriculada. Contaba con carrocería de fibra de vidrio y un motor Ford de 1,1 litros de la época, pero con el paso de los años ambas cosas cambiaron.

Pocos meses después de ser construido, se sustituyó su carrocería original por una de aluminio (la que vemos en las fotos, sin ningún tipo de pintura), y el motor Ford se sustituyó por un Coventry Climax de 1.097 cm3. El coche pasó por una serie de dueños por toda Europa, hasta que un directivo de Elva Racing lo descubrió en 1997. Fue completamente restaurado y enviado a EEUU. Ahora, pertenece a un hombre de California que, con ayuda de Gooding&Co, pretende recaudar entre 150.000 y 250.000 dólares por él (105.000-175.000 euros).

El tercero en discordia de hoy es el Siata 208 S Spider, un coche mucho más reclamado que los dos anteriores. El histórico fabricante italiano creó este modelo a partir del Fiat Otto Vu, del cual una de las variantes vimos en la primera entrega. Se trata de un biplaza descapotable con cierto toque inglés, aunque reconocible como italiano. Sólo se construyeron 35 unidades, pensadas principalmente para el mercado estadounidense. Bajo su capó nos encontramos el mismo propulsor 2.0 V8 del Fiat 8V, afinado para entregar unos 120 CV.

El coche ha pasado toda su vida en territorio estadounidense, pasando por las manos de numerosos coleccionistas de coches, casi todos amantes de los deportivos italianos. Su actual dueño batalló durante más de 20 años con el anterior para conseguir hacerse con él. Esto ocurrió en 1998, año en el cual inició una restauración para dejarlo con el aspecto que vemos en estas fotografías. Los Siata 208 S Spider están muy cotizados, de ahí que es espere obtener por ellos una cifra de entre 1 y 1,25 millones de dólares (700.000-875.000 euros).

Hasta aquí llega nuestro terceto de clásicos de hoy; mañana llegamos a la última entrega con otros tres vehículos de marcas menos conocidas que también serán subastados en Pebble Beach el 20 de agosto.

Continuación…Maravillas de Pebble Beach (VII): Kurtis-Kraft 500S, Minerva AFS Roadster e Intermeccanica Indra
Anterior…Maravillas de Pebble Beach (V): Rolls-Royce Silver Ghost Roi des Belges, Bentley 4 1/2 litre Two-Seat Sports y 1927 Mercedes-Benz S-Type 26/180 Sportwagen

Fuente: Gooding&Co
En Diariomotor: Maravillas de Pebble Beach 2011 (I): Mercedes-Benz 190 SL y Zagato Fiat 8V Elaborata | Maravillas de Pebble Beach (II): Ferrari 250 GT LWB California Spider, Alfa Romeo 6C 1750 Gran Sport y Ferrari 365/4 GTS Daytona Spider

Lee a continuación: Maravillas de Pebble Beach (V): Rolls-Royce Silver Ghost Roi des Belges, Bentley 4 1/2 litre Two-Seat Sports y 1927 Mercedes-Benz S-Type 26/180 Sportwagen