Tuning extravagante: un Ferrari F430 al que le gusta demasiado el cuero

Fran López  | 

Si hablamos de tuning bizarro, extravagante o, directamente y sin paños calientes, de mal gusto, ya hemos visto unos cuantos ejemplos, pero quizás muy pocos han llegado a donde lo ha hecho este Ferrari F430 sin complejos. Entendámonos: tener un Ferrari y mucho poderío económico no tiene por qué ser sinónimo de tener buen gusto, de ahí que podamos ver ejemplos como el que nos ocupa.

¿Qué diríais si os propusiesen cambiar la pintura de un superdeportivo por un recubrimiento de vinilos o de pintura mate? Probablemente podríamos encontrarnos opiniones discrepantes, y es que eso de que “para gustos, colores” es una gran verdad. Ahora bien, y si os propusiéramos cubrir todo el exterior de un Ferrari F430 de cuero (o de una valiente imitación), ¿cuál sería vuestra opinión? Con toda seguridad, bastante distinta. Pues bien, no tenéis que ir demasiado lejos para encontrar el resultado, ni echarle mucha imaginación, porque lo tenéis ante vuestros ojos.

El Ferrari F430 al que le gustaba demasiado el cuero

El Ferrari F430 al que le gustaba demasiado el cuero

Quizás se buscaba ese toque de lujo o glamour que lo diferenciase totalmente de otros F430 similares, puesto que habrá urbanizaciones donde tener un Ferrari puede estar más visto y ser más común y corriente que un SUV a la puerta de un colegio cualquiera. Y aquí entra el toque de personalidad que cada uno pueda darle para hacer su coche único e intrasferible. Consciente de ello, y de que hay mercado entre los conductores con más poderío económico (no nos olvidemos, los que menos notan la crisis) y a la vez faltos de algún que otro tornillo, la división francesa de Dartz se ha puesto manos a la obra en combinación con MS Motors.

Y el resultado a la vista está: un Ferrari F430 totalmente forrado de vinilo de cuero rugoso cual sofá de eskay setentero. Alguien debió de pensar, si la tapicería interior de cuero es imprescindible y tiene mucho éxito, ¿por qué no extender el cuero a todo el coche? Prefiero no pensar en el momento de tener que lavar el exterior del coche, pero eso seguro que no sería problema para su hipotético dueño. El resultado final podría ser todavía peor, cierto, pero ¿acaso alguno de vosotros tendría la valentía de hacer esto con su propio coche?

El Ferrari F430 al que le gustaba demasiado el cuero

Fuente: Gizmodo | Jalopnik
En Diariomotor: ¿Pero qué ven mis ojos? Ferrari 360 “Hello Kitty Tuning Edition” | Depp Auto Tuning Chevrolet Express Platinum, exceso sobre cuatro ruedas | Remix de “Grandes Éxitos” del tuning casero

Lee a continuación: Anderson Germany evoluciona el Ferrari F430 Spider en el Scuderia 16m

Ver todos los comentarios 26