Ford Fiesta Sport Match, toma de contacto en Tarragona

 |  @sergioalvarez88  | 

Con motivo del RallyRACC de Cataluña 2011 al que acudimos invitados por Ford, la marca del óvalo nos ha permitido hacer una toma de contacto del nuevo Ford Fiesta Sport Match. Se trata de una versión deportiva asociable al motor diésel más potente de la gama (1.6 TDCi de 95 CV) y a una nueva evolución del motor 1.6 Ti-VCT de gasolina, con 134 CV de potencia. Es por tanto, el mayor exponente actual en deportividad dentro de la gama Fiesta, y qué mejor coche para acompañar a una atmósfera de rallye.

En Diariomotor tenemos muy reciente la prueba del Ford Fiesta de cinco puertas con el motor turbodiésel 1.4 TDCi de 70 CV, en la que nos quedamos con bastantes ganas de probar más a fondo el bastidor del Fiesta, al que con 70 CV no se puede exprimir todo su potencial. La unidad que probamos estaba equipada con el acabado Trend básico, por lo que una prueba del tope de gama de los Ford Fiesta nos vendrá de perlas para apreciar las diferencias. Por lo pronto, vamos a darnos una vuelta a su alrededor.

Ford Fiesta Sport Match, un exterior más agresivo

El toque extra de picante y agresividad que le faltaba al Fiesta lo pone sin dudar su versión especial Sport Match.

El toque extra de picante y agresividad que le faltaba al Fiesta lo pone sin dudar su versión especial Sport Match. Para empezar, sólamente está disponible en dos colores: blanco o negro, ambos metalizados. Otro elemento exclusivo de esta versión son las llantas de 17 pulgadas, modelo Panther Black, pintadas en color negro satinado. En el diésel las llantas son de 16 pulgadas. Un kit de carrocería específico acompaña a esta versión, con paragolpes más agresivos aderezados con detalles muy racing.

En el caso del paragolpes delantero, antiniebla con marco plateado, así como un borde para la calandra y un splitter inferior con el mismo acabado. El contraste con ambos colores de carrocería es de lo más acertado. El Ford Fiesta Sport Match sólo se puede encargar en versión de tres puertas, con un diseño de por sí más dinámico. Un gran spoiler corona el portón del maletero, y más abajo advertimos la presencia de un difusor y dos preciosas salidas de escape gemelas. Se deja mirar, definitivamente.

Detalles de calidad deportiva en el habitáculo

Aunque en su momento el habitáculo del Ford Fiesta no me pareció de una calidad alta, hay que decir que en esta versión la cosa cambia, y cambia gracias a muchos detalles. En primer lugar, los asientos deportivos son de cuero Ebony Black, con un bonito ribeteado en color plateado. Esta combinación de cuero y paspunte también se puede encontrar en el pomo de la palanca de cambios o en el freno de mano. Un acabado Piano Black también alcanza a diversas molduras de salpicadero y puertas.

Los asientos de cuero se suman a acabados y molduras de color negro satinado.

La consola central, tiradores de las puertas y centro del volante están ahora terminados en este nuevo plástico, de mayor empaque visual y calidad que el equipado de serie. No nos olvidamos de un climatizador automático, pedales rematados en aluminio, alfombrillas personalizadas con una chapita conmemorativa o un equipo de audio Sony con toma USB. El resultado final es que realmente notamos que estamos sentados en un Fiesta de nivel superior, que a ratos parece incluso otro coche.

Al volante: sensaciones del 1.6 Ti-VCT de 134 CV

La versión que hemos podido probar estaba equipada con el motor 1.6 Ti-VCT, un atmosférico de gasolina que evoluciona en potencia gracias a una nueva línea de escape y retoques electrónicos a la centralita, pasando a entregar 134 CV de potencia a 6.700 rpm. Con un par máximo de 160 Nm a 4.250 rpm, el Ford Fiesta Sport Match de gasolina pasa a entrar de cabeza en un territorio prestacional y dinámico en el que el rey indiscutible es por el momento el Suzuki Swift Sport.

El Fiesta Sport Match de gasolina tiene un peso en vacío de sólo 970 kg, por lo que es por derecho propio un auténtico GTI con una elevada relación peso-potencia… a base de un bajo peso, la más correcta manera de conseguir buenas prestaciones en tiempos en los que los coches son cada vez más pesados. Las prestaciones de ficha son buenas, y barren los tiempos del Fiesta con motor 1.6 de 120 CV: 0 a 100 km/h en sólo 8,7 segundos y una velocidad punta de 195 km/h.

Con 970 kg en vacío, acelera de 0 a 100 km/h en 8,7 segundos.

Para conseguir estos registros, Ford ha recurrido a una caja de cambios de cinco relaciones con desarrollos cortos, a 120 km/h de marcador la aguja del cuentavueltas está muy cerca de las 4.000 rpm. Con todo, el consumo medio no es escandaloso en absoluto: homologa una media de 5,9 l/100 km, lo que se traduce en unas emisiones de dióxido de carbono de 139 g/km. La versión diésel sólo gasta 4,1 l/100 km, pero se toma casi 12 segundos en el 0 a 100 km/h y su punta es de 175 km/h.

Este coche está hecho para disfrutar, y para ello hay que comprarlo con motor de gasolina. Un apartado que ya no me convence tanto es el equipo de frenado, los discos delanteros tienen 258 mm, pero en el eje trasero el problema es que monta tambores. Ford nos lo compensa con suspensión deportiva rebajada de serie, pero habrá que tener en cuenta que pueden perder efectividad en un uso más intenso. Sea como fuere, me monto en una unidad de color negro y arranco el motor.

Despierta rápidamente, subiendo hasta las 2.000 rpm en los primeros compases. Un sonido ronco empieza a inundar el habitáculo, y es que la nueva línea de escape suena que es una delicia. Resuena de manera uniforme y fuerte, pero sin llegar a ser molesta. Engrano la primera y emprendo la marcha. Las marchas entran de manera suave, con un tacto mecánico agradable y para nada artificial. Los recorridos de la palanca son cortos y de elevada precisión. El trabajo sobre la caja de cambios ha sido bueno.

El motor sube de vueltas con agilidad, y debemos llevarlo más allá de las 4.000 rpm si queremos que su respuesta sea contundente, antes está como dormido y no nos proporciona una sensación real de empuje. No obstante, enseña los dientes de las 4.000 rpm en adelante, estirándose solícito hasta casi las 7.000 rpm, tras haber entregado su potencia máxima apenas 200 rpm antes. Su sonido no es de motor pequeño, es un sonido más deportivo y pasional que nos incita a acelerar más y más.

Si en su día alabé el chasis del Ford Fiesta, debo volver a hacerlo en esta versión. La combinación de su ligereza con una suspensión dura y neumáticos de perfil bajo hace que entre en las curvas de una manera realmente ágil, con muy pocas inercias en cambios de dirección, como ya apenas se recuerda en coches modernos. No pudimos exprimir su chasis a fondo, pero en ciertas zonas me he divertido de lo lindo con una zaga que es juguetona y una dirección que transmite bastante información al conductor.

Quizá tiene puntos negativos como una alta sonoridad en autopista, debida al alto régimen de giro del motor. Es un fallo excusable en un coche concebido con el placer de conducir en mente, el precio a pagar por una buena reserva de aceleración y que en esta toma de contacto, me ha parecido de lo más satisfactorio. Espero que en un futuro más o menos cercano os podamos ofrecer una prueba a fondo, o quizá una comparativa con algún rival cercano.

Para terminar, el gasolina tiene un precio de 18.600 euros, mientras que el diésel nos costará 500€ menos, 18.100 euros en total. Ambos tienen un descuento de 2.500€, por lo que sus precios respectivos serán de 16.100 y 15.600 euros respectivamente. Su principal rival en cuanto a planteamiento es el Suzuki Swift Sport de 136 CV, aunque por potencia y aspiraciones también tienen cerca al Alfa Romeo Mi.To 1.4 MultiAir Turbo de 135 CV, que ya hemos probado en esta casa.

En Diariomotor: Ford Fiesta Sport Special Edition para Europa, Sport Match para España | Ford Fiesta 1.4 TDCi Trend, a prueba | Ford Fiesta

Lee a continuación: Gymkhana 0.2, otra parodia más a Ken Block y su Ford Fiesta

Solicita tu oferta desde 10.795 €
  • Vayactor

    Tira para atras y MUCHO los tambores en el eje trasero para un coche tan potente

    • enzo099

      Y no solo por ser potente, es que estos tiempos que te pongan unos tambores…

  • buenas pues yo tengo pedido el mio desde septiembre y me lo entregan el 15 de este mes!!! ya comentare !

  • Borjita_12

    Buenas, me gusta el coche, me podrían informar del nº de referencia que tiene las llantas negras?

    Gracias, Saludos

  • R11dmoda

    ay si tuviera una sexta marcha para desahogar en autopistas!!! sería el coche perfecto. lo cambiaria por mi focus…

  • rryamahapista rryamaha

    Ay quien tiene rason tengo uno y como disen si tubiera 6 para desarrollar mejor en pista y lo de los tambores traseros ya