comscore
MENÚ
Diariomotor
Utilitarios

3 MIN

Suzuki Swift Sport, un GTI con todo el sabor y espíritu de antaño en Frankfurt

suzuki-swift-sport-frankfurt-8

Uno de los coches que más ganas teníamos de descubrir en Frankfurt era el nuevo Suzuki Swift Sport. Dentro de la gama Swift, sigue una aproximación directa al mundo deportivo, pero no mediante tremendas potenciaciones y motores turbo, sino mediante la ligereza, el placer de conducir, un comportamiento intachable y un motor atmosférico de alto régimen de giro. En la presentación nacional pude catar brevemente un Swift 1.2 y un Swift 1.3 DDIS, y ya con menos de 100 CV me parecieron coches tremendamente divertidos y ágiles.

Los primeros cambios afectan al exterior, que se diferencia bastante de una unidad estándar, aunque sin ser exagerado. En este sentido, monta un kit de carrocería agresivo, pero al igual que su predecesor, poco “cantoso” a los ojos de un profano. El paragolpes estrena una nueva configuración para los antiniebla y termina más cerca del suelo. La calandra y tomas de aire se oscurecen al completo. Unos faldones laterales lo acercan aún más al suelo, pero de perfil destacamos las bonitas llantas de 17 pulgadas y nuevo diseño.

Siguiendo paso por paso a su predecesor, la zaga tiene un difusor funcional de plástico oscuro y dos salidas de escape, una a cada lado del coche, además de un pequeño spoiler sobre el portón del maletero. En el interior tampoco tenemos grandes sorpresas, la instrumentación recibe más indicadores y tenemos un pedalier de aluminio, pero la consola central permanece inalterada con respecto a los modelos de acceso. Los asientos sí son diferentes, deportivos y con apoyos marcados, en la generación anterior duros y con una sujeción excelente de nuestro cuerpo.

El coche retiene las medidas de sus colegas de menor potencia: 3,89 metros de largo, 1,69 metros de ancho y 1,51 metros de alto. El motor que mueve a este cohete de bolsillo es el mismo M16A que tenía su predecesor, aunque con algunas modificaciones. Para empezar, la potencia aumenta de 125 CV a 6.800 rpm a unos interesantes 136 CV a 6.900 rpm y el par motor aumenta de 148 Nm a 4.800 rpm a 160 Nm a 4.400 rpm. Sin embargo, sus emisiones de dióxido de carbono se reducen a 147 g/km desde 165 g/km.

Esto se traduce en consumo medio que baja de 7,1 l/100 km a 6,4 l/100 km. Este atmosférico es un motor en claro peligro de extinción, uno de los últimos atmosféricos asequibles de alto régimen de giro disponibles en el mercado: corta a un poco más de 7.500 rpm con un bramido delicioso. Aún no conocemos sus prestaciones finales, pero deberían ser mejores que las de su precedesor, habida cuenta que su peso supera la tonelada por sólamente un puñado de kilos.

Entre el equipamiento del que disfrutará se encuentra un climatizador o faros de xenón, además de todo el kit deportivo interior antes citado. Se pone a la venta en Europa en muy pocos meses, y os aseguro que tras haber catado a fondo la generación previa en el Nürburgring, me muero de ganas de probar uno de los últimos GTI con todas las letras, olvidaos de los Corsa OPC o Clio Sport, este es el verdadero sucesor de los GTI ochenteros, donde la potencia no era lo primordial para divertirse, sino la relación peso-potencia, la simplicidad y un precio asequible.

17
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Diariomotor: Suzuki Swift 1.3 DDIS y 1.2 VVT Start/Stop, presentación en Madrid | Suzuki Swift Sport, el pequeñín se verá en el Salón de Frankfurt | Destino Nürburgring: nos vamos al Infierno Verde

Vídeo destacado del Suzuki Swift