comscore
MENÚ
Diariomotor
Normas de circulación

4 MIN

La DGT avisa: las autovías podrían ser de peaje en unos años

Autopista de Francia, país con una presencia mayoritaria de peajes en autovías y autopistas

Con la que está cayendo es lógico y comprensible por todos que no sea el momento idóneo para ponerse a construir carreteras. El subdirector de Tráfico de la DGT iba más allá afirmando que incluso el mantenimiento y la conservación de la red de carreteras actual está en peligro. ¿Qué soluciones se plantean? En una situación tan excepcional como la actual se habla de copago, es decir, financiación dividida entre el Estado y entre sus ciudadanos o usufructuarios. En resumen: peajes en carreteras que hasta ahora eran públicas (y gratuitas).

Ante una medida tan impopular como esta nos planteamos una pregunta, ¿qué es una carretera gratuita y qué no? A todos nos duele pagar peajes, faltaría más. En muchos casos no hay elección, el peaje es el único camino viable en nuestra ruta, en otras por mejor fluidez de tráfico o su mejor conservación es simplemente recomendable pagar y disfrutar de las ventajas de la vía de peaje. Pero no nos olvidemos que la red de carreteras públicas y abiertas, es decir, sin peaje, también la está pagando cada contribuyente español con sus impuestos.

La pregunta es la siguiente, ¿que paguen todos o que paguen sólo los que utilizan las carreteras? ¿deberíamos pagar aún más por un servicio básico como son las carreteras?

Habrá que pagar más por nuestras carreteras. La pregunta es, ¿que paguen los conductores o que paguen todos los ciudadanos?

En una situación tan delicada como la actual casi ningún gobernante se plantea subir aún más los impuestos. Es por eso que el copago se podría convertir en la solución a todos los problemas que atañen a nuestros gobernantes. Será una dificultad más, a las que ya tenemos, para todos los conductores. ¿Pero no tiene sentido que la necesidad de efectivo de las arcas públicas para la conservación de las carreteras las paguen sus usuarios?

Ahora bien, una vez decidido que cada usuario pagará su propio peaje. ¿En qué se empleará ese dinero? Carreteras en mal estado, puntos negros cuyo proyecto de remodelación ha quedado en el olvido por falta de presupuesto, mantenimiento de las vías en invierno con equipos de intervención rápida en caso de nevadas, mejora de la señalización y de los puntos informativos mediante luminosos. Pues sí, precisamente en todos estos puntos se debería invertir. Una vez más nos tendríamos que fiar en la buena fe y el saber hacer de nuestros gobernantes y esperar que no se malgastase con infraestructuras innecesarias como tantas se construyeron en tiempos de bonanza económica.

Alemania es un buen ejemplo de excelente red de autopistas sin peaje
Se plantean sistemas de pago con bonos que sólo cobren a quien recorra más de 15.000 kilómetros al año, por ejemplo.

La generalización de los peajes en el resto de Europa es algo habitual. En España lo más habitual es que se recurra a la fórmula del peaje para delegar parte de los gastos de construcción y mantenimiento de ciertas vías en algunas empresas concesionarias que ya tienen garantizada su amortización a medio o largo plazo. La privatización o semi-privatización de las vías es una lacra añadida para los ciudadanos, que no sólo pagan por los gastos justos y necesarios de la vía sino también para el enriquecimiento de entes privados. ¿Por qué no podría redundar ese gasto en el resto de los españoles?

Por último se proponen bonos de movilidad especiales que mediante chips y sistemas de detección en autovías y autopistas registrasen los kilómetros que recorremos al año para, de esa forma, garantizar un máximo de kilómetros gratuito a partir de los cuales habría que pagar cierto impuesto por determinar. Una propuesta “justa” sería de 15.000 kilómetros anuales, gratuitos, para ciudadanos privados y 100.000 kilómetros para transportistas.

Si todo fuera tan bonito como parece y efectivamente el pagar una cantidad de dinero simbólica, o asequible para cualquier usuario de un vehículo, fuera garantía de gozar de unas carreteras en buen estado y más seguras. ¿Por qué no hacerlo?

¿Qué opinan al respecto ustedes, nuestros lectores de Diariomotor?

Fuente: El Mundo | La Razón En Diariomotor: El Ministerio de Fomento aclara: no habrá peaje en las autovías actuales