La crisis del Chevrolet Volt se reaviva y ya ha salpicado al Opel Ampera

 |  @vfdezd  | 

A mediados de noviembre, mi compañero David nos informaba sobre un pequeño problema surgido con una unidad específica del Chevrolet Volt, el producto estrella de General Motors y uno de los pilares de su futuro a corto y medio plazo. Una de las pruebas de seguridad de la NHTSA consistente en un impacto lateral resultó en un incendio de las baterías, aunque tanto el organismo público estadounidense como el fabricante se apresuraron a asegurar que no había riesgos claros para las demás unidades.

Se repitieron las pruebas en idénticas condiciones con otras unidades pero no volvió a repetirse el caso nunca más. Por aquel entonces, todos pensamos que sería un defecto de fábrica que no llegarías más lejos pero, casi un mes después, se ha reavivado el fuego. Habida cuenta de la psicosis que los estadounidenses viven para con la seguridad de los vehículos, la NHTSA ha proseguido la investigación y ha determinado que las baterías pueden emitir chispas incendiarias en caso de que reciban un impacto y roten más de 180 grados.

La explicación suena rebuscada, sobre todo sabiendo que es un segundo estudio después de la primera conclusión preliminar, pero General Motors ha tomado cartas en el asunto y va a continuar la investigación por su cuenta. Parece ser que los ingenieros de la compañía están sopesando ya rediseñar las baterías para intentar solucionar el fallo recogido por el informe de la NHTSA.

Además, no descartan bajo ningún concepto llamar a revisión las cerca de 6.000 unidades del Chevrolet Volt que ya se han entregado en EEUU, el único país en el que el momento ha saltado la alarma. Pero no sólo esto, sino que el CEO de General Motors ha adelantado en una entrevista que Chevrolet ofrecerá a los compradores de una unidad del Volt la posibilidad de recomprar sus vehículos en caso de que estén temerosos de correr la misma suerte que la unidad de las baterías incendiadas.

General Motors considera que no habrá muchos clientes que quieran devolver el vehículo, pero al menos ofrecerán esa posibilidad, que además ayudará a transmitir confianza tanto a compradores como a potenciales clientes. No nos olvidemos de que el Chevrolet Volt cuenta con un gemelo denominado Opel Ampera, comercializado exclusivamente en Europa. Pues bien, aunque en el Viejo Continente no hay noticias de ningún problema, el CEO de GM ha decidido detener la exportación de unidades del Ampera para evitar futuros problemas.

Así pues, la crisis que atraviesa el Chevrolet Volt está comenzando a dar más problemas que los deseados, aunque en ningún caso parece que vaya a llegar tan lejos como el famoso caso Pedalgate de Toyota. Por el momento no sabemos que ocurriría, pero GM tiene la voluntad de solucionar esto cuanto antes y dar carpetazo al problema.

Fuente: Autoblog | WCF | MSN
En Diariomotor: El Chevrolet Volt “está que arde” pero NHTSA dice que es seguro | Chevrolet Volt, lo hemos probado: diseño, precios y equipamiento | El Chevrolet Volt compartirá protagonismo con el Opel Ampera en Europa

Lee a continuación: El Chevrolet Volt “está que arde” pero NHTSA dice que es seguro

Solicita tu oferta
  • macedonio

    Pues a mi me suena a todo lo contrario….si Ford da la opcion de devolver la pasta, podria ser porque no esta muy segura realmente de lo que tiene entre manos. Si estuviese tan segura podria negarse a devolver el dinero puesto que el coche es 100% seguro. Segun se mire, puede ser un voto de confianza o no….

    • Bob

      no es Ford es GM la que devolveria el dinero

  • Tanto bombo que los medios estadounidenses le dieron al mayor rival de GM, y esto casi ni ha sonado – por así decirlo -. 

    El Volt desde antes de lanzarse hubo presión por si estaba o no listo para el mercado, no tenemos idea si esto tendrá relación, o simplemente construir un auto eléctrico no es tan sencillo como algunos creen…sea como sea: ¡GM, arregla esa vaina ya! :)

  • X 2.0

    Una pena que estén marchando las cosas así, pero yo creo que este coche conseguirá salir adelante, a mi me parece interesante.