Volvo V60 Plug-In Hybrid, el primer híbrido diésel y enchufable

 |  @davidvillarreal  | 

Según Volvo estamos ante el modelo más avanzado tecnológicamente que jamás hayan fabricado. Aún hay más, se trata del primer híbrido diésel enchufable que vaya a comercializarse. De las intenciones, o en otras palabras, el prototipo cercano a producción presentado en Ginebra este año, se ha pasado a las acciones. El lanzamiento del nuevo Volvo V60 Plug-In Hybrid tendrá lugar en noviembre de 2012, abriéndose las reservas a comienzos de año para una producción limitada a 1.000 unidades. El grueso de la flota llegará en una actualización a finales de 2013 que incluirá otras 4.000-6.000 unidades de las que aproximadamente un 30% irán a los países nórdicos incluido, por supuesto, Suecia.

El Volvo V60 Plug-In Hybrid se diferenciará por una plaquita en la que rezará Plug-In Hybrid, sólo estará disponible en un color denominado electric silver y contará con llantas específicas de 17”. Su sencillez no frenará su distribución. Sin ir más lejos Volvo ha previsto que un 80% de las ventas irán destinadas a flotas. Este nuevo Volvo se postula como espacioso, confortable, eficiente, seguro y muy prestacional.

Desconocemos su precio en España e incluso si llegará a nuestro país. Según la referencia de los precios en Reino Unido podría costar alrededor del doble del Volvo V60 más básico (50.000£) que extrapoladas al mercado español serían más bien 60.000€.

Volvo V60 Plug-In Hybrid, el primer híbrido diésel y enchufable del mercado

La ventaja de este híbrido está en contar con los bajos consumos del motor diésel y la posibilidad de circular en modo eléctrico puro.

Pero vayamos al qui de la cuestión, su mecánica. Volvo se ha reservado el derecho a utilizar por primera vez la denominación D6 aludiendo al hecho de que esta mecánica híbrida ofrece un rendimiento que sobre el papel es similar al de los T6 de gasolina. El eje delantero está alimentado por un motor turbodiésel de cinco cilindros y 2.4 litros que despliega 215 CV y un par máximo de 440 Nm. Asociado tenemos un cambio manual de seis velocidades.

En el eje posterior del Volvo V60 Plug-In Hybrid dispondremos de un motor eléctrico que desarrolla la nada desdeñable cifra de 52 kW (70 CV) con la energía que le aporta un equipo de baterías de ión de litio de 11.2 kWh, que no son pocos. De hecho un eléctrico puro como el Nissan Leaf almacena a lo sumo 21 kWh. Las baterías están refrigeradas por agua en un sistema acoplado al propio compresor del aire acondicionado.

Tres modos básicos de conducción: eléctrico, diésel y combinado

La autonomía eléctrica es de 51 kilómetros. Combinada con el diésel se extiende hasta los 1.000 kilómetros.

La primera ventaja de este tipo de híbridos está en que podrá recorrer hasta 51 kilómetros sin emitir ni un gramo de CO2. Si circulamos a velocidades más altas o directamente no disponemos de energía en las baterías el vehículo funcionaría en modo híbrido, situación en la cual la autonomía total podría llegar hasta los 1.000 kilómetros.

En un momento dado, por ejemplo una situación de baja adherencia del asfalto, podremos forzar al sistema para aprovechar la potencia del motor eléctrico en el eje trasero y contar con un atípico sistema forzado de tracción total. Tan sólo podremos aprovecharnos de este a velocidades de hasta 120 km/h, pero es más que suficiente cómo para salir de algún que otro apuro.

No obstante si requerimos un aporte extra de energía contaremos con un modo combinado en que tanto el motor de combustión como el eléctrico trabajan a pleno rendimiento para desarrollar 285 CV y 640 Nm en todo su esplendor. Mucho ojo. En dicha situación el 0 a 100 km/h lo haría en 6.2 segundos. Un tiempo bastante bueno y muy a tener en cuenta para un vehículo de su tamaño…

El Volvo V60 Plug-In Hybrid es sobretodo tecnología

Cuenta con un sistema de frenada que aprovecha la retención del motor eléctrico posterior, por lo que en condiciones normales no requeriría el uso de los frenos convencionales.

Respecto a su tecnología el Volvo V60 Plug-In Hybrid estrena un inteligente sistema de frenada que aprovecha la retención máxima del motor eléctrico, en modo invertido/alternador, posterior para recuperar la máxima energía posible. Sólo en el caso de que pisemos con insistencia el freno y solicitemos una frenada contundente se activarán los frenos tradicionales. Esto no sólo nos llevará a ahorrar combustible sino también ha prolongar la vida útil y la integridad del equipo de frenos.

Por otro lado será el primer Volvo que prescindirá de cuadro de mandos tradicional con “relojes” para acoger una pantalla LED de una pieza en la que se mostrarán aquellas informaciones necesarias para el conductor.

Fuente: Volvo
En Diariomotor: Volvo V60 2011 | Volvo V60 Plug-in Hybrid, a la venta en 2012

Lee a continuación: Volvo diseña tres prototipos híbridos con más de 1.000 km de autonomía

Solicita tu oferta desde 26.800 €
  • Mytek

    Volvo!

    Está claro que no es un utilitario normal y corriente. Me gustaria saber el coste del mantenimiento y de las piezas de repuesto. No me estraña que esté enfocado a empresas mas que al gran publico.

    Volvo!

  • Javier Martínez

    ¿Seguro que el cambio de marchas es manual como se indica en el artículo? Suena un poco raro.