Dunlop Sport Maxx RT y Race, presentación y prueba en Ascari

 |  @davidvillarreal  | 

Hace unos días nos desplazábamos hasta la provincia de Málaga para acudir al lanzamiento de los nuevos neumáticos Dunlop Sport Maxx RT y Race. La ocasión lo merecía y la muestra de las aptitudes y el corte deportivo de las nuevas gomas de Dunlop estaba en que para poner a prueba el producto contaríamos con las instalaciones del Circuito de Ascari, en un idílico paisaje, y un despliegue de más 18.500 caballos de potencia entre los que pudimos contar hasta siete Audi R8 V10, ocho Audi S4 3.0 TFSI S-Tronic Quattro, treinta y cinco BMW Z4 sDrive28i, e incluso un BMW M3 GT2 de museo.

En definitiva y citando palabras textuales del propio Director Ejecutivo de la marca, la idea era hacer “mucho ruido” en todos los sentidos para presentar un producto que se engloba en el segmento de las “ultra altas prestaciones” y sobre todo está pensado para clientes que buscan un rendimiento deportivo ya sea en la calle o en los circuitos.

El trabajo de Dunlop se enfoca ahora en dos vías: convencer al cliente de las virtudes de su producto y garantizar acuerdos con los fabricantes de vehículos para que estos equipen sus gomas de origen.

Dunlop Sport Maxx RT: deportividad para todos los públicos

De la gama de altas prestaciones de Dunlop, las Sport Maxx RT probablemente sean el modelo más popular y la que copará un mayor volumen de ventas. Estamos hablando de un neumático con medidas entre las 16 y las 18”, a diferencia de las Dunlop Sport Maxx GT que probásemos hace tan sólo unos meses con una flota de superdeportivos en Monteblanco.

El Dunlop Sport Maxx RT ha sido desarrollado durante más de 24 meses con el objetivo de obtener un producto que vaya a aprovechar sus cualidades en carretera pública. Aún así no oculta sus orígenes en la competición, de hecho RT son las siglas de Race Technology y Dunlop no desaprovecha ninguna ocasión para recordarnos los valores automovilísticos que han mantenido a lo largo de su historia.

Pensemos que este neumático ha sido diseñado para adaptarse a las demandas de clientes con vehículos de corte deportivo, tan dispares como un BMW Z4 o un Audi S4, que demanda unas prestaciones concretas. Por tanto lo que se espera del Dunlop Sport Maxx RT es un agarre en curva bastante alto, una adherencia al asfalto (en general) a un buen nivel, una buena distancia de frenado o incluso que el diseño del dibujo sea visualmente atractivo.

Según los análisis independientes del TÜV este neumático está en la media, o ligeramente sobre esta, en sus mediciones en seco. Su mayor ventaja se aprecia en mojado y precisamente la meteorología (temperaturas bajo cero <0º) nos impidió poner a prueba la goma con asfalto húmedo. Dunlop habría conseguido además que el RT mejore considerablemente respecto a su predecesor, el TT, en manejo y frenada en seco y la posibilidad de aquaplanning.

Entre otras prestaciones se incorporan los bloques de reducción de frenada, que permiten que cada bloque del neumático adapte su silueta al asfalto y aumente su adherencia a este en momentos críticos como una frenada intensa o de emergencia.

Dunlop Sport Maxx Race: mixto para calle y circuito

Por otro lado el producto que mejor se adaptará a aquellos por cuyas venas no corre sangre sino gasolina de 98 octanos, es el Dunlop Sport Maxx Race. Que únicamente vaya a estar disponible en llantas a partir de las 19” ya dice mucho del tipo de vehículos que lo equiparán. Deportivos de altas prestaciones cuya conducción podría repartirse entre un 20% de circuito y el 80% restante en carreteras públicas. En definitiva, el cliente que tiene un buen deportivo para su uso ocasional en tandas y escapadas de fin de semana.

Este producto mixto o semi slick responde a la necesidad de un segmento de altas prestaciones en pleno crecimiento que en principio y según las estimaciones de Dunlop no se detendrá antes de 2015.

Entre sus características técnicas cabe mencionar el diseño de la banda de rodadura asimétrico. La idea es obtener la relación perfecta entre estabilidad en curvas y confianza sobre mojado. Presenta una distribución de bandas y surcos que facilita desalojar el agua y un diseño diferente en los hombros exteriores, sometidos a una mayor exigencia en los apoyos laterales, en el hombro interior y en la zona central.

Dunlop ha empleado para el Sport Maxx Race un compuesto directamente desarrollado en la competición y formado por una mezcla de polímeros y un plastificador que se adaptan mejor a la superficie de la carretera. Por otro lado la capa que da consistencia y forma al neumático ha sido diseñada con aramida, materiales similares al kevlar extraordinariamente resistentes a la deformación y muy rígidos que además son muy ligeros.

Por último Dunlop descubrió que modificando ligeramente el ángulo que forman la banda de rodadura y el perfil del surco se pueden obtener mejores resultados en aspectos como la resistencia a la rodadura o el desalojamiento del agua.

Nuestra toma de contacto: carretera y circuito

Es difícil valorar las prestaciones de un neumático en una toma de contacto al uso, más aún cuando la parte más interesante sobre mojado tuvo que suspenderse por las bajas temperaturas que nos acompañaron durante estos días en el Circuito de Ascari.

Nuestra primera toma de contacto nos puso al volante de un BMW Z4 sDrive28i, biplaza, 245 CV y tracción trasera para deleitarnos por unos tramos con bastantes curvas en la sierra de Málaga y Cadiz. El reto precisamente en este caso era apreciar la efectividad de un neumático deportivo de calle con la delicadeza de un biplaza juguetón de tracción posterior. En este tipo de vehículos abrir gas en pleno giro o con el volante cruzado puede suponer un susto si no sabemos lo que hacemos y salvaguardarnos únicamente gracias al control de tracción. Como pudimos comprobar en nuestra prueba la efectividad del neumático Sport Maxx RT descargaba de muchísimo trabajo a los controles electrónicos, que en condiciones normales y aún yendo a un ritmo rápido rara vez tenían que actuar.

En nuestras tomas de contacto en circuito tuvimos a nuestra disposición tres deportivos de Audi de muy diversa índole y un rasgo común: tracción total Quattro. Comenzamos la mañana con un Audi S4 y hubo tiempo de probar un modelo con cambio automático S Tronic y neumáticos Continental ContiSport Contact de la competencia y un modelo con cambio manual y los Sport Maxx RT. También hubo ocasión de probar un Audi TTS manual. La prueba incluyó alguna frenada intensa (sin llegar a frenada de emergencia) y un slalom de conos.

Para terminar el plato fuerte del evento: una toma de contacto en circuito del Audi R8 V10. Anteriormente ya había tenido ocasión de probar un Audi R8, en aquella ocasión V8, con los neumáticos Dunlop SportMaxx GT. Con el despliegue de deportivos de aquella ocasión (Ferrari, Lamborghini, Porsche, SLS AMG) tal vez el R8 quedó un tanto deslucido. En esta ocasión el Audi R8 V10 me sorprendió muy gratamente por la brutalidad de sus reacciones y su tendencia natural a culear, gracias a unos ajustes más permisivos de la tracción Quattro.

Definitivamente y aunque este V10 es más pesado, el incremento de potencia se traduce en una mayor velocidad y aceleración en pista con la que lidiar y también un manejo más delicado en curva. Donde me sorprendió especialmente el agarre del neumático Dunlop SportMaxx Race fue en las curvas más rápidas y en un tramo de alta velocidad con peralte donde una bestia como este R8 parecía ir sobre raíles.

En Diariomotor: Dunlop Sport Maxx GT y superdeportivos, presentación y prueba en el circuito de Monteblanco | Dunlop SP SportMaxx TT, presentación y prueba en el Stadium Race

Lee a continuación: Presentación de los neumáticos Pirelli P Zero Silver fuera y dentro del circuito de Monteblanco

  • Focarfa

    el r8 v10 es brutal, en diseño y en motor, es simplemente una obra de arte.