Deichkraft: un hot-rod de varias toneladas, tres ejes y dos tiempos

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

Siempre que veo preparaciones como la que estáis viendo en pantalla, me entran ganas de quitarme el sombrero. No llevo sombrero, pero si lo llevara lo haría. Hay algo de locura, mezclada con genio mecánico y una actitud de lo más socarrona. Lo que un grupo de alemanes locos – organizados de manera muy similar al colectivo estadounidense Blastolene – es convertir en un hot rod pesado a un camión Diamond T 980 N20, originalmente destinado al transporte de tanques de combate.

El grupo ha conservado el chasis original, pero han acortado la batalla, acoplando seis ruedas de camión americano al conjunto. El motor está cubierto por un capó de aspecto clásico con ópticas redondeadas, como un hot-rod tradicional también haría. Al encender el motor una humareda gris inunda el ambiente, con un clásico sonido a motor turbodiésel de dos tiempos. Hoy día son motores en claro desuso por razones fundamentalmente medioambientales y prácticas.

Deichkraft: un hot-rod de varias toneladas, tres ejes y dos tiempos

Con un habitáculo biplaza, pero más de dos metros de ancho y una longitud superior a seis metros, es un roadster de lo más imponente. Los vídeos donde se nos muestra en todo su esplendor son impresionantes. Pero lo más impresionante es que alguien se haya atrevido a construir algo así, que ha supuesto ser repudiados por gran parte de los hot-rodders alemanes, muy centrados en coches como el Ford Model A u otros clásicos americanos de los años 30. Desde Diariomotor, ¡bravo por Deichkraft!

Fuente: chromjuwelen
En Diariomotor: El Volvo FH16 vuelve a ser el camión más potente con 750 CV | 1977 International Loadstar, porque las cabezas tractoras también pueden ser low-riders

Lee a continuación: Mitsubishi Fuso Canter 4x4

Ver todos los comentarios 8