Opel Astra GTC 2.0 CDTI Sportive a prueba, primera parte: el Gran Turismo Compacto

 |  @omiguel  | 

Del Astra de nueva generación ha quedado claro que es uno de los que más presume en dos aspectos fundamentales: la tecnología que lo rodea y su tamaño, por encima de la media entre los compactos.

El Opel Astra GTC es esa versión de tres puertas que desde hace dos generaciones se distingue del cinco puertas con una nomenclatura especial. Como Gran Turismo Compacto se distingue de su hermano por un estilo diferente. Lo ponemos a prueba configurado con un motor diésel de 165 CV y el acabado Sportive en el que quedan más resaltadas sus cualidades como “coche juvenil” (con todas las comillas que se le quieran poner).

Exterior, el Astra juvenil se descubre

La impronta del Astra de cinco puertas está presente en el morro y en las famosas “flechas” traseras pero el Astra GTC es muy diferente, las tres puertas acentúan su aspecto de coupé compacto. O, mejor dicho, compacto coupé. Y además es tan largo como él con sus 4.47 metros de longitud. Y el coche es más bajo, lo que junto a su línea de techo consigue un efecto de lanza bastante vistoso.

El Astra GTC está pensado para llegar al público joven que no adquiriría el Astra convencional.

En su figura cabe destacar algunos detalles como los boomerang formados en la base de las puertas o la curiosa forma en la que están integrados los tiradores, en una especie de onda que se transmite hacia delante. Esos aspectos no se encuentran presentes en el Astra de cinco puertas. Tampoco el frontal, con su parrilla y sus faros antinieblas redondos, o su zaga, con las ópticas en forma de flecha o el portón sin maneta diferenciada, son iguales en ambos.

En el acabado Sportive se incluyen estas llantas de aleación con un más que generoso tamaño, en 18 pulgadas con neumáticos 235 50 R18, aunque con un diseño multirradial que no resulta exagerado. También aparecen como diversos extras como el tubo de escape con forma ovalada, los pilotos LED o los faldones. Otros habituales extras como las molduras cromadas del exterior ya son de serie desde el acabado más básico, el Selective.

Además del color Negro Mica el Astra GTC se pueden escoger dos tonos plata, uno gris y otro verde en tonalidades metálicas, un blanco con efecto perla y dos colores brillante muy llamativos: Rojo Pasión y Amarillo Flamingo.

Interior informal, con equilibrio pero informal

Justo al entrar en el habitáculo queda clarísimo que el interior no está configurado para pasar desapercibido. Combinación de grises, negros y rojos es lo que rige si bien es cierto que tampoco resulta exagerado. En el salpicadero y en las puertas domina el color rojo fuerte, siendo de cuero en este último caso como también en el caso de los asientos. A medio camino entre la tela y el cuero, son de color oscuro con ribetes en rojo.

El interior es un juego de contrastes de colores y, sobre todo, cuenta con infinidad de botones: sensación de control.

Esta misma combinación se adueña del volante que tiene un tacto muy agradable. ¿Más rojo? En la iluminación interior rige este color también adueñándose de los displays de la consola, en la base del soporte para la palanca del cambio o por debajo de las asas de la puerta. El efecto que se consigue de noche con esta iluminación es muy llamativo. Si accionamos el Modo Sport no sólo contaremos con los ajustes propios para la dirección, la suspensión o el motor sino que también se tornará de color rojo la iluminación de los diales.

Con este acabado Sportive también se incluyen las molduras interiores en “diamo negro perlado” que aparecen en las puertas o a los lados del centro del salpicadero. Imitan, en cierta medida, a la fibra de carbono pero no deja ser plástico. En general el GTC Sportive está muy bien terminado por dentro, la unión de materiales es buena pero como es habitual aparecen algunos plásticos duros que no son tan agradables. Por poner un ejemplo, la palanca de cambios.

El mencionado tapizado de tela y cuero es una opción sin coste en el GTC Sportive, disponible también en mezcla de color negro y blanco, que sustituye al asiento de tela convencional. Sí está en opción el cuero perforado.

Habitando en el Astra GTC, plazas delanteras y traseras

Es un coche cómodo para viajar, con mucho espacio en el interior.

Particularmente me gustan los asientos porque tras una prueba de un buen viaje desde y hasta la capital no me sentí excesivamente resentido, especialmente en lo que respecta a la espalda. El tacto y el agarre de los asientos es bueno amén de su calidad, la combinación entre piel y cuero está bien. De hecho la existencia de cuero puede pasar directamente inadvertida… Aunque si me permitís una opinión breve, estaría bien que fuesen un poco más duros.

El Opel Astra GTC no es excesivamente bajo en la zona de la plazas traseras por lo que el espacio en altura es bueno. ¿Y cómodo para tres personas? Podemos dejarlo en que cumple su función perfectamente, si bien un espacio extra en anchura no sería despreciado. La pega en esta parte trasera se encuentra en la plaza central porque no cuenta con reposacabezas ni con asiento delimitado. Es decir, mejor no utilizar cuando sea posible porque no es la más cómoda para viajar.

Para acceder a las plazas traseras hay que utilizar los tiradores que tiene en las hombreras exteriores los asientos delanteros. Es un sistema práctico pero que tiende de vez en cuando a encasquillarse. Con esta ayuda resulta bastante fácil sentarse atrás. Volviendo a la parte delantera, a la hora de almacenar objetos el Astra GTC tiene los típicos espacios: pequeños huecos en las puertas, sitio para una cartera o un móvil debajo de la consola y tres posavasos centrales. Para los pasajeros traseros queda tras el reposabrazos delanteroun pequeño cenicero y una prácticamente toma de corriente de 12V extra.

Maletero, práctico y grande

Sus 380 litros de maletero lo aúpan a las primeras posiciones del segmento pero más que esta capacidad en cifras es interesante su formación interna y la altura de la entrada. En cuanto a lo primero destaca el sistema Flex Floor que divide el maletero en altura, formando dos estancias separadas. Resulta interesante para llevar algunos objetos en la parte inferior sin que se vean al abrir el maletero.

Maletero separable en dos y con más volumen de carga que sus competidores.

Debido a la anchura de la zaga del Opel Astra GTC éste se puede permitir contar con una boca de carga ancha. Sumando al suelo plano que forma el Flex Floor obtenemos una gran facilidad para colocar objetos.

Mañana revisaremos en la siguiente parte la prueba de conducción y el comportamiento del vehículo en la carretera. Continuará …

En Diariomotor: Opel Astra GTC, toma de contacto en el circuito del RACC | Opel Astra GTC, también con techo panorámico y motores diésel 1.7 CDTI | Nuevo Opel Astra GTC, nuevas fotos y más datos

Lee a continuación: Opel Astra OPC, dará el pistoletazo de salida en Ginebra

El nuevo Opel Astra es un compacto que se ofrece por ahora sólo con carrocería de cinco puertas. La versión familiar es elegante y muy capaz

  • esas llantas no le hacen ninguna justicia… seran de 18 pulgadas pero parecen de 16 y para nada acordes con el acabado “sportive”… son mas señoriales que deportivas

  • lalo

    estos alemanes se copiaron del kia rio

    • Mineral White

      cuando lo veas al lado de un kia rio…me lo comentas de nuevo…

  • .Motorhome.

    Ese rojo en el interior no le hace ningun favor. O casi todo rojo, o negro y rojo, pero plateado negro y rojo no me gusta mucho.

  • Orbf1

    Es un megane lll, con motor opel

    • nax

      el motor es fiat… al menos antes se los hacian a opel, solo los diesel

  • tio fori

    las ruedas son una exageracion, el coche no se va a utilizar en un circuito. luego cuando vallas a cambiar ruedas y te gastes 1000€ en las 4 vas a pensar lo bonito que queda el opel con 18″. los opel son muy gastones

  • Siroco007

    Opel tiene problemas con los pesos en los coches y con los pasos de rueda que son muy grandes y como no montes unas 18 pulgadas parece el coche de chiste. A la larga, mas consumo, mas gasto economico para el propietario y peor prestaciones respecto a la competencia.

  • Urbyle

    Este astra tiene mucho musculo, me gusta.

  • vigo2011

    Gran coche en general !! pero con esa gama de motores diésel tan poco refinados y tragones lastran a OPEL  respeto a la competencia

  • Anónimo

     Me resutla curioso que no se haga mención a la cantidad de botones que tiene este coche, a mi, la verdad, es algo que me llamó mucho la atención, pero de manera negativa.

    Realmente me parece un coche bastante espectacular, no tiene nada que ver con la anterior generación, y, como dicen por arriba, es un coche con mucho músculo, mucha presencia, pero aún así, no llama la atención. Salvo por el detalle anteriormente mencionado, me parece un coche bastante majo.

  • Doricus

    Es un cochazo, pero tengo la sensación de que su línea es demasiado simplona, no me dice nada, y como es tan grande los detalles del frontal se quedan como “pequeños”. Tengo la sensación de que quedó anticuado desde que salió.

  • Anónimo

    Es que estamos hablando de 4,47 metros ya!! el sentido de compacto lo pierde ya desde mi punto de vista… Motores al downsizing y modelos al upsizing. Carriles en las ciudades mas pequeños y menos sitio para aparcar… Lo veo algo insostenible. Aprecio mucho los coj*nes de Honda, VW o Toyota por ejemplo, por seguir ofreciendo compactos de dimensiones contenidas.

  • ramon

    este coche es precioso!

  • Pingback: Opel Astra Sports Tourer, 1.6 Turbo 170 CV Sportive a prueba. De familiar modesto a compacto picante()

  • Pingback: Opel Astra OPC, al volante: domando 280 CV en carreteras con curvas()