comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Todoterrenos

3 MIN

Mercedes Clase G 63 AMG, 544 CV y músculo, mucho músculo

Boquiabiertos y no es para menos. Así nos quedábamos al conocer los primeros detalles de la última actualización de la Clase G de Mercedes-Benz, el todoterreno con más raza y pureza de Stuttgart. Toda nuestra atención se centraba en el anuncio del nuevo G 65 AMG con su motor V12, pero no menos importante e interesante es el lanzamiento del Mercedes Clase G 63 AMG con mecánica V8. No hay límite ni final para un característico todoterreno con 33 años a sus espaldas que en esta ocasión recibe una mecánica potente y con prestaciones bastante sorprendentes fruto de sus 544 CV de potencia.

El Mercedes Clase G 63 AMG goza de un motor de ocho cilindros en uve y 5.461 cm3 y un par de 760 Nm que alcanza entre las 2.000 y las 5.000 rpm, biturbo de por medio. Pensemos por un momento que esta inmensa mole que está más cerca de las tres toneladas que de las dos, es capaz de hacer el 0 a 100 km/h en escasos 5.4 segundos. Gracias un avanzado cambio de doble embrague AMG SPEEDSHIFT PLUS 7G-TRONIC, abróchense los cinturones, es incluso más rápido en el sprint que un esbelto y apuesto Mercedes SL 350. Y aún hay más, su aerodinámica no es impedimento suficiente para permitir que este pesado super-todoterreno roce los 210 km/h.

¿Sabías qué...?Pesa más de dos toneladas y media, pero el Mercedes G 63 AMG es más rápido en el sprint que un Mercedes SL 350.

Con casi 40 CV más y gracias a medidas necesarias como la integración de un sistema de parada y arranque automáticos, el Mercedes Clase G 63 AMG sólo consume 13.8 litros/100 kilómetros. Y digo sólo por el hecho de que ya son 2 litros/100 kilómetros menos que su predecesor.

Ahora fijémonos en las imágenes que ilustran este artículo. Su cuerpo rollizo no ha evitado que AMG maquillase su cara con el toque característico que imprimen habitualmente en sus creaciones: una parrilla mayor, sugerentes entradas de aire frontales y ruedas 275/50 R 20. Otro detalle adicional es que de serie cuenta con neumáticos Yokohama Advan ST, que no son especialmente aptos para una conducción fuera de pista exigente pero sí perfectos para la combinación de campo y carretera que requiere esta obra maestra.

Según Mercedes-Benz han querido hacer especial hincapié en la puesta a punto del chasis y el control de estabilidad para mejorar su confort en todo tipo de condiciones. En este aspecto también habrá influido un cuidado trabajo acústico y de aislamiento para evitar ruidos molestos en el habitáculo.

9
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: Mercedes-Benz En Diariomotor: Mercedes G 65 AMG, rugidos de V12 que suenan a despedida

Vídeo destacado del Mercedes Clase G