carrocería Cabrio
puertas 2
plazas 2
maletero 241 l
potencia 367 - 455 CV
consumo 7,7 - 9 l/100km
valoración

El Mercedes SL es uno de los modelos clásicos de la marca de Stuttgart. Se trata de un descapotable biplaza de 4.631 mm de longitud que es el tope de gama cabrio dentro de los Mercedes clásicos, aunque sería justo decir que comparte ese trono con el Mercedes-AMG GT Cabrio, un modelo con un enfoque mucho más radical.

Consigue el mejor precio para el seguro del Mercedes SL

El Mercedes SL es el sucesor directo de una saga de clásicos que se remonta al año 1954. El nombre SL proviene del alemán “Sport Leicht” que se puede traducir como “deportivo ligero” y fue utilizado por primera vez en el Mercedes 300SL “Gullwing”, “Alas de Gaviota”, que era la versión coupé de techo rígido.

Versiones del Mercedes SL

El Mercedes SL está disponible en 4 versiones diferentes.

El Mercedes SL 400 Roadster lleva un “modesto” motor V6 3.0 de 367 CV de potencia (270 kW) que le permiten alcanzar los 100 km/h en 4,9 segundos y homologan un consumo medio de 7,7 l/100km. Se trata de la versión de acceso, pero ya hace gala de unas prestaciones bastante serias.

El Mercedes SL 500 Roadster ya lleva un motor V8 de 4.7 litros que desarrolla 455 CV (335 kW), con lo que acelera hasta los 100 km/h en 4,3 segundos con un consumo medio homologado de 9 l/100km. Puede que el salto en prestaciones no sea abismal, pero en este tipo de coches es muy importante el número de cilindros y el sonido, más aún cuando se trata de un descapotable en el que podremos disfrutar de la música del motor de forma mucho más directa.

Entrando ya en la zona más seria de la gama, tendríamos los Mercedes-AMG SL 63 con 585 CV (430 kW) y el Mercedes-AMG SL 65, el tope de gama con 630 CV (463 CV). El SL 63 llega a 100 km/h en 4,1 segundos, mientras que el SL 65 para el crono en 4,0 s.

Incluso en sus versiones más extremas firmadas por AMG, podemos considerar que el Mercedes SL sigue siendo un Gran Turismo Roadster más que un deportivo puro y duro, en el que la orientación al confort no se pierde de vista en ningún momento por mucha potencia que dispongamos bajo el capó. Sería el Mercedes AMG-GT el encargado de cubrir el flanco de deportivo biplaza más puro y también con menos concesiones al confort de marcha.

A pesar de que el Mercedes SL sigue siendo un buque insignia para la marca, uno de sus principales atractivos reside en saber que forma parte de un largo linaje de coches que se han convertido en clásicos con ese mismo nombre.

Breve historia del Mercedes SL

La historia del Mercedes SL se remonta al año 1954, momento en el que nace la propia denominación SL como acrónimo de “Sport Leicht”, un anagrama que definía perfectamente su filosofía de deportivo ligero. Ese primer modelo SL fue también el primero en consagrarse como clásico, tanto en su versión cabrio como el conocido coupé con apertura de puertas en alas de gaviota.

La segunda generación data de 1963 y es más conocido como “Pagoda” por la peculiar forma de su techo. El Pagoda es también considerado hoy día como un clásico muy cotizado, aunque obviamente no al nivel de la primera generación.

La tercera generación (R-107) nace en 1972 y permaneció en el mercado nada menos que 17 años, hasta 1989. También esta generación está considerada como un coche clásico con todas las letras.

La cuarta generación codificada como R-129, nace en 1989 y supuso el salto a la modernidad del Mercedes SL Puede considerarse el último de los Mercedes SL clásicos y el primero de la era moderna. En él entra a jugar la electrónica y la seguridad activa y pasiva que podemos encontrar a día de hoy en cualquier coche pero que por aquel entonces era exclusiva de unos pocos.

Las siguientes generaciones hasta nuestros días, nacidas a partir del año 2001 hasta la actual, son coches modernos en el peor sentido de la palabra: coches deportivos exclusivos y brillantes en prestaciones, equipamiento y confort, pero también coches construidos con el control de costes en mente y ajustándose a un presupuesto predefinido dejando a un lado la perfección absoluta que se buscaba al principio.

Esta concepción moderna de la fabricación combinada con una cierta atonía en su diseño posiblemente hará que ninguno de ellos pueda considerarse como clásico independientemente del tiempo que pase, al menos no como las 4 primeras generaciones.

Solicita tu oferta desde 118.625 €

Precios del Mercedes SL proporcionados por quecochemecompro.com

Versiones y precios del Mercedes SL