CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Mercedes

3 MIN

Érase una vez un cuatro cilindros a un deportivo pegado, el mayor secreto del Mercedes-AMG SL

Javier López | @jlopezbryan96 | 28 Feb 2022
Mercedes Amg Sl 63 4matic+ Studio 2021 Mercedes Amg Sl 63 4matic+ Studio 2021
Mercedes Amg Sl 63 4matic+ Studio 2021 Mercedes Amg Sl 63 4matic+ Studio 2021

El renacer del SL es un hito digno de admirar, sin duda, especialmente en los tiempos que corren que no no son precisamente aptos para deportivos con motores políticamente incorrectos. No obstante, Mercedes-AMG ha traído a la vida al mítico SL pero adaptado a los tiempos que corren, lo que implicaría a la hibridación o al downsizing a cómo de lugar. Y aunque ya estábamos convencidos de que lo primero va a suceder en las carnes del deportivo teutón, parece ser que antes de nada se asentará como variante de acceso un hipotético Mercedes-AMG SL 43, o lo que es lo mismo, un SL con un cuatro cilindros.

Si esta noticia se hubiera filtrado hace unos años seguramente nos estaríamos riendo a su costa, pero en pleno 2022 con los coches de altas prestaciones -y los más mundanos también- entre la espada y la pared no es para tomárnoslo a la ligera. Y es que Mercedes-Benz ya anunció hace tiempo la llegada de un cuatro cilindros híbrido ideado, principalmente, para el próximo C 63 pero, ¿y si llega antes de la mano del SL?

El Mercedes-AMG SL de cuatro cilindros podría ser una realidad

Hasta la fecha, el nuevo Mercedes-AMG SL se ha postulado como un deportivo al más puro estilo GT que parte de una sola base mecánica. Nos referimos al archiconocido V8 biturbo de 4.0 litros, escogido para la ocasión como único corazón para los SL 55 y 63, con potencias de 476 y 585 CV respectivamente. Pero parece ser que Mercedes-AMG quiere darle un papel más desenfadado a su 2+2 descapotable con una variante no solo más comprometida con el cuidado del medioambiente, sino también enfocada a otro tipo de cliente.

Sobre el papel existen dos posibilidades para dar vida a este supuesto SL 43. Una de ellas es el motor híbrido enchufable de cuatro cilindros que ya anunció Mercedes-AMG ideado para ser la contraparte del V8 también híbrido que da vida, de momento, al Mercedes-AMG GT  63 S E-Performance. Se trata de un motor con un turbocompresor eléctrico denominado MGU-H, mediante el cual se consigue no solo ofrecer más potencia, sino también reducir a cero el turbo lag.

Sin embargo, esta posibilidad queda casi descartada por completo debido a que la configuración híbrida del cuatro cilindros está ideada para erogar potencias que superarían incluso al SL 63. Con. todo ello, cobra más sentido que, en caso de que se materialice el Mercedes-AMG SL 43, sea por medio de otra configuración de cuatro cilindros.

Es aquí donde entraría en juego el mismo cuatro cilindros de 2.0 litros que equipan los AMG 45 de la firma de la estrella, siendo estos los CLA, GLA y A. Estamos hablando del cuatro cilindros más potente de la historia, un motor que en su variante más potente, la S -única que se comercializa en España-, produce 421 CV. Pero en el caso del deportivo de Mercedes-AMG se buscaría ofrecer un nivel de prestaciones inferior para no robarle ventas al SL 55, así como acoplar un sistema mild-hybrid.

Así, el Mercedes-AMG SL 43 contaría con una potencia en torno a los 400 CV, pero sin superarlos. Rivalizaría directamente con el Jaguar F-Type de cuatro cilindros y el Porsche 911 Carrera pero, ¿es una herejía? Puede que si el cuatro cilindros fuese la única opción disponible sí, sería un ultraje a la memoria del SL; pero teniendo en cuenta la presencia del V8 y que esta supuesta variante iría destinada a otro tipo de cliente, podríamos estar hablando de una muy buena jugada por parte de la marca.

Vídeo destacado del Mercedes-AMG SL Roadster