Volkswagen Tiguan Excellence 2.0 TDI 4 Motion, a prueba (I) Diseño, habitáculo y acabados

 |  @davidvillarreal  | 

Desde su nacimiento en 2007, el Volkswagen Tiguan partía con aires victoriosos tomando un posicionamiento mucho más versátil, asequible y práctico que su hermano mayor el Touareg. De hecho si hay un adjetivo que repetiré en numerosas ocasiones en esta prueba, será el de versátil. Y es que el Tiguan condensa en su gama una de las ofertas de opciones más extensas dentro de su segmento, a nivel mecánico y respecto a su dualidad urbana/campera.

Como referencia qué mejor que un buen vistazo previo a la prueba del Volkswagen Touareg V6 3.0 TDI de mi compañero Pepe Giménez. Y es que nadie podrá negar que Volkswagen ha tratado de transmitir parte de ese halo premium del Touareg para hacer del Volkswagen Tiguan un producto deseado sin un precio desorbitado.

Lo mejor es que pasen y vean lo que les tenemos que contar al respecto de este todocamino compacto.

El Volkswagen Tiguan pretende ser un Touareg en un envase pequeño

La parrilla, los faros, el portón posterior y su carrocería ancha sin duda nos recuerdan que se trata de un Touareg en miniatura.

Si hay algo que destaca a primera vista en el Tiguan son las intenciones de Volkswagen de trasladar la estética y el diseño del Touareg a su todocamino de dimensiones más compactas. Aspecto robusto y musculado para todas las versiones, independientemente de que sean Country o no, que como veremos más adelante guardan importantes diferencias entre ellas. Y es que para empezar el acabado Excellence de nuestra unidad de pruebas es muy agradecido visualmente por detalles como los cromados de la doble barra de la parrilla superior, del marco de la parrilla inferior, la línea de ventanillas, el perfil superior de las protecciones en las puertas o las barras de techo.

Definitivamente se trata de la opción más elegante y adecuada para la carretera, a medio camino entre el Touareg venido a menos y un compacto GTI sobre-elevado. Los pasos de rueda marcados y unas llantas de aleación de 17” y cinco radios, también hacen lo propio para cautivarnos visualmente.

Incluso las versiones Country, que pierden algo de elegancia para ganar un aspecto campero, de batalla, siguen manteniendo su pose y aspecto distinguido.

Volkswagen Tiguan Excellence: un acabado de gran calidad, a la altura de los mejores

En la versión Excellence del Volkswagen Tiguan, la elegancia y el confort lo inunda todo, por dentro y por fuera. No podía ser más acertada la combinación de color negro del tercio superior del salpicadero y el color crema de la zona inferior y del tapizado de los asientos y el revestimiento del techo. Pese a ser el tope de la gama, los materiales empleados en el salpicadero son sencillos, aparentemente duraderos, pero sobre todo gozan de apariencia de calidad tanto visual como al tacto. En el centro una consola de tamaño generoso para las salidas de aire del climatizador y una buena pantalla para el equipo multimedia, de navegación y el sistema de aparcamiento.

El bloque central muy sencillo, con una palanca de cambios que por lanzar la mínima crítica quizás podría haberse colocado en una posición más elevada y accesible, aunque donde está no llega a ser incómoda. En el túnel central también existen suficientes huecos portaobjetos incluidos un reposabrazos y un cajón con trampilla corredera.

Lo cierto es que dentro de su segmento y precio, aunque hablemos del tope de gama por equipamiento y nivel de acabados, este Volkswagen Tiguan es uno de los modelos con mayor calidad y cuidado al detalle. Si bien es cierto que también tuve ocasión de probar un Volkswagen Tiguan Country con asientos tapizados de tela y acabado interior negro y la sensación de calidad se acercaba mucho más a la de sus rivales generalistas.

Elegancia, confort y ciertos lujos para la versión Excellence

Un detalle muy a tener en cuenta es la existencia de raíles en la banqueta posterior (dividida en dos piezas 60/40) para dejar más o menos espacio para las piernas o para la carga en el maletero.

Los asientos de esta versión de Volkswagen Tiguan son dignos de una berlina de gama media-alta. Tapizados de piel Viena con buen apoyo lateral y ajustes eléctricos para conductor y acompañante, también para el apoyo lumbar del conductor. Los reposacabezas de sendas plazas delanteras son regulables en altura y en profundidad.

En las plazas traseras por su parte una banqueta de asientos con tres plazas y sus correspondientes tres reposacabezas dividido en dos piezas 60/40. Para mejorar la habitabilidad y la distribución del espacio a bordo y de carga, sendas piezas cuentan con raíles independientes para dejar más o menos espacio libre para las piernas. Como viene siendo habitual el respaldo de la plaza central es menos mullido y algo duro, pero el espacio de las piernas no está demasiado condicionado por el túnel central de la transmisión. Las plazas traseras cuentan con dos salidas de ventilación centrales para el climatizador.

Un espacio de carga accesible y bien organizado

Nuestro consejo: Si no vas a hacer un uso intensivo en campo puedes renunciar a la rueda de repuesto, sustituirla por un kit de reparación de pinchazos y gozar de un cajón extra en el doble fondo del suelo del maletero.

El maletero cuenta con una capacidad máxima cercana a los 400 litros. Además la boca de carga es bastante accesible y se encuentra casi a ras con el suelo de este, bajo el que se esconde un doble fondo en el que se aloja una rueda de repuesto de emergencia. Si optamos por sustituirla por un kit repara-pinchazos el volumen total puede aumentar hasta los 470 litros.

El espacio de carga tiene además la ventaja de que ha sido diseñado con paredes y suelo plano, sin que sobresalgan los pasos de rueda, lo cual facilita la distribución de los bultos.

Tras este breve repaso por dentro y por fuera al nuevo Volkswagen Tiguan, os contamos nuestra experiencia al volante de este todocamino compacto sobre el asfalto y fuera de este. También os contaremos las diferencias en campo entre el modelo Excellence y Country, puesto que este último ha sido diseñado y equipado para tener un mejor rendimiento en terrenos escarpados.

En Diariomotor: Con mucho sentido, Volkswagen Tiguan podría recibir una variante coupé y 7 plazas

Lee a continuación: Con mucho sentido, Volkswagen Tiguan podría recibir una variante coupé y 7 plazas

Solicita tu oferta desde 22.400 €
  • Anónimo

    Visualmente qué bonitas son las tapicerias en colores como el beige o el gris… Lástima de sean menos sufridas que una tapicería negra que disimula mejor la suciedad, y más si el uso del coche va a ser más de una vez montar a los críos y demás, concepción para la que parece hecha este VW.

    • Tifossi

      Pero si la tapicería es d cuero no tienes tanto problema. Se ensucia más q una tapicería negra pero es muy fácil limpiarla.

      El problema viene cuando la tapicería es d tela, q la mierda se queda “tatuada”.

  • Vicencio_21

    No sé, pero este vehículo me recuerda al santa fe

  • Pingback: Volkswagen Tiguan Excellence 2.0 TDI 4 Motion, a prueba (II) Dinámica, Botón Off-Road()