Dacia Lodgy, prueba en Marrakech (II). Motores, equipamiento y seguridad.

 |  @dseijo  | 

En la primera parte de la prueba del Dacia Lodgy hemos visto su interior, la calidad de sus materiales y hemos entendido por qué su precio justifica todas las pegas que podamos ponerle.

Es el turno de ponerlo en marcha y de revisar su equipamiento y seguridad. Mientras que el apartado multimedia dispone de un navegador opcional muy económico (360 euros) y muy bien resuelto, el apartado de seguridad es el que nos ha dejado un poco más preocupados: el ESP no es de serie. Es cierto que muchos de sus compradores no saben lo que es no creen que no les hace falta, pero nosotros consideramos que sí es imprescindible.

Comportamiento en carretera: “Al coche no le ocurre nada, ¿de acuerdo?”

Los asientos delanteros del Dacia Lodgy no son demasiado envolventes ni ergonómicos, pero son suficientemente cómodos. La posición de conducción es exactamente igual a otros monovolúmenes: nos sentimos altos al volante, con el volante situado algo más bajo de lo habitual y, gracias a su altura, un campo de visión amplio (podemos ver el rebaño de ovejas entero).

Su comportamiento con una conducción tranquila es confortable. En baches o cuando intentamos llevarlo al límite en las curvas nos damos cuenta de que no va tan fino como el Scénic, su suspensión está bien equilibrada (ni demasiado blanda ni demasiado dura) pero no se le puede pedir el milagro de la adaptación a distintas superficies. El chasis del Dacia Lodgy es específico para este coche y está basado en la plataforma del B0, la que utiliza el Dacia Logan.

Quien busque una conducción deportiva y pasional, obviamente se ha equivocado de marca y se ha equivocado de segmento. Pero no, si os preguntáis si va a hacer un recto en una curva, o dar dos vueltas de campana y salir ardiendo sólo por costar menos que sus rivales, la respuesta es no. Como decía Vincent Vega en Pulp Fiction, “Oye, además de los dos cadáveres en el maletero, al coche no le ocurre nada, ¿de acuerdo?”.

Motores y consumo del Dacia Lodgy

El primer motor que he probado es el 1.5 dCi de 110 CV, que es el motor más potente que puede llevar el Lodgy por el momento. Uno de los argumentos de Dacia es que el motor es conocido, y no les falta razón. La diferencia con Renault son ciertos detalles como la ausencia del sistema Stop&Start, lo cual hace que no sea un motor Renault Energy completo pero sí en su esencia. El consumo durante la prueba, por carretera normal y de montaña, fue de 7,8 litros. Lejos de los 4,4 que homologa en ciclo mixto, pero razonable para ese uso.

Al día siguiente pude probar ese mismo bloque motor con 90 CV. Tal como me habían comentado otros compañeros hay poca diferencia al principio, responde con la misma agilidad aparente. Es cierto que no realizamos la prueba con aire acondicionado, varias personas y carga, que será uno de los casos habituales de uso de este coche. Posiblemente en esas circunstancias se note más la diferencia.

En cuanto a motores gasolina puede llevar un simbólico 1.6 de 85 CV, que no he probado pero no recomendaría para este coche. Próximamente podrá equipar también un 1.2 TCe de 115 CV (gasolina turbo), que si bien es un motor interesante quizás no lo sea para un coche pensado para ir cargado, hacer bastantes kilómetros y ahorrar. En la mayoría de los casos, echando cuentas en este caso posiblemente nos compense el diésel.

Como curiosidad, para saber si estamos subidos a un Dacia Lodgy gasolina o diésel tenemos que encender el motor, ya que los cuentarrevoluciones de ambas versiones son idénticos, marcando hasta 7.000 rpm. Otro ejemplo más de ahorro evitando hacer versiones específicas, y ciertamente no importa demasiado.

Seguridad

La mayor pega que le puedo encontrar al Dacia Lodgy, por no decir la única, son algunos aspectos de seguridad. El esencial es que el ESP no es de serie en ninguna de sus versiones, ni siquiera en la más alta. Ya lo hemos comentado en Diariomotor y hemos analizado quienes son los culpables de que todos los coches no tengan ESP de serie.

Añadirlo cuesta 220 euros, y desde luego recomendamos hacerlo encarecidamente. Al igual que el cinturón, podemos tener la sensación de que no hace falta, pero si un día nos hace falta lo compensaremos con creces.

En cuanto a airbags cuenta con cuatro delanteros, sin posibilidad de tenerlos atrás. Quizás esto sea más difícil de exigir de serie pero sí se podría pedir como opción. Tiene cinturones con limitadores de esfuerzo en las plazas delanteras (en caso de frenada hacen el choque con el cinturón menos brusco) y pretensor sólo en el del conductor (tensa el cinturón antes del golpe). En este caso el ahorro también está para el pasajero, y quizás el coste de ponerlo compensase.

Para hacer una evaluación completa del Lodgy en seguridad habrá que esperar a los resultados de EuroNCAP, ya que la valoración global no se puede hacer únicamente en base al equipamiento de seguridad, y en el crash-test puede demostrar un buen rendimiento, aunque penalizado por el ESP (EuroNCAP lo tiene en cuenta).

Sistema multimedia MEDIA NAV de Dacia

Si tuviésemos 360 euros para mejorar un coche nuevo y que se notase de cara a un posible comprador, seguramente lo más efectivo sea la parte multimedia. El planteamiento de Dacia me parece muy bueno: por el precio que algunas marcas premium cobran una conexión Bluetooth nos da una pantalla táctil con navegador, conexión USB y Bluetooth. También puede reproducir la música de nuestro móvil mediante Bluetooth (AD2P) Y no, en este caso su calidad no es inferior a la mayoría de los sistemas integrados de otras marcas en su versión básica. De hecho está desarrollado por Pioneer.

Su interfaz es sencilla: un botón para encender y apagar y otros dos para controlar el volumen, el resto es táctil, y permite cosas como desplazar los mapas con el dedo. También podemos controlar la llamada y el volumen mediante un mando en el volante. No es el más bonito ni el más intuitivo, pero funciona.

Eso sí, si no queremos gastarnos los 360 euros que cuesta el MEDIA NAV tenemos una opción más económica, con todo excepto la pantalla táctil y el navegador, por 170 euros.

Equipamiento y opciones

El Dacia Lodgy es el encargado de estrenar en la marca el limitador de velocidad, de serie en la versión Ambiance. Eso sí, se trata de un limitador que evita que pasemos cierta velocidad, no un regulador que nos mantenga a esa velocidad sin tocar los pedales. El regulador no se puede poner ni como opción.

Si nos decidimos por un Lodgy hay una serie de opciones más o menos interesantes que podemos considerar. Como más útiles podemos considerar el aire acondicionado, que cuesta 560 euros, el citado ESP (220€) o el equipo multimedia (170 o 360€).

Si queremos llantas de aleación pagaremos 270 euros, y serán de 15 pulgadas en la versión Ambiance o de 16 en la Lauréate. Para esta última podemos optar por el pack luxe, que además de las llantas tiene la radio básica, los elevalunas traseros y el volante de cuero por 490 euros. Para completar la estética en el Ambiance podemos optar por barras de techo negras y faros antiniebla delanteros por 220 euros.

Un detalle en cuanto a confort es la regulación en altura de volante, asientos y cinturones delanteros. Viene de serie en el Lauréate, pero cuesta 50€ como opción en el Ambiance. Y por último y más sorprendente, un sensor de aparcamiento acústico por 170 euros.

Precio del Dacia Lodgy en España

  • Dacia Lodgy Base 1.6 85cv 5 pl9.900
  • Dacia Lodgy Ambiance 1.6 85cv 5 pl11.100
  • Dacia Lodgy Ambiance 1.6 85cv 7 pl11.600
  • Dacia Lodgy Ambiance TCE 115 5 pl13.400
  • Dacia Lodgy Ambiance TCE 115 7 pl13.900
  • Dacia Lodgy Laureate TCE 115 5 pl14.300
  • Dacia Lodgy Laureate TCE 115 7 pl14.800
  • Dacia Lodgy Ambiance dCi 90 5 pl13.600
  • Dacia Lodgy Ambiance dCi 90 7 pl14.100
  • Dacia Lodgy Ambiance dCi 110 5 pl14.300
  • Dacia Lodgy Ambiance dCi 110 7 pl14.800
  • Dacia Lodgy Laureate dCi 90 5 pl14.500
  • Dacia Lodgy Laureate dCi 90 7 pl15.000
  • Dacia Lodgy Laureate dCi 110 5 pl15.200
  • Dacia Lodgy Laureate dCi 110 7 pl15.700
  • Algunas curiosidades sobre el Dacia Lodgy

    • Su nombre viene de lodge (palco de un teatro, en francés) y la ‘y’ de family. Trata de representar “espacio para la familia”.
    • Tiene garantía de 3 años y 100.000 kilómetros
    • Se fabrica en Tánger (Marruecos), de ahí que la presentación se haya realizado en ese país. Algunos de sus motores están fabricados en España.
    • Para su fábrica Renault ha llevado trabajadores marroquíes que estaban en Francia, para poder formar a los trabajadores de allí.
    • La fábrica cumple con los requisitos medioambientales para fábricas de Renault
    • Dacia dice que muy pronto se fabricará otro modelo sorpresa en esa fábrica. Es sorpresa, pero será una furgoneta similar al Renault Kangoo más económica.
    • En Diariomotor: Prueba del Dacia Lodgy en Marruecos, primera parte.

      Lee a continuación: Dacia Lodgy, prueba en Marrakech. Siete plazas por 11.600 euros.

      Solicita tu oferta desde 9.890 €