Muere el primer Aston Martin ONE-77

Mario Herraiz  |  @HerraizM  | 

Ojo sensibles, porque la imagen que acompaña a estas líneas puede ser traumática para muchos. Por mucho que estemos acostumbrados a ver desfilar ante nosotros superdeportivos lastimados de todas las formas y por todos los lados posibles, incluso algunos, como aquellos Ferrari, que terminaron sus vidas lejos de las carreteras para acabar como mesas para el salón.

El último en sumarse a esta desagradable lista de obras de arte sobre ruedas es uno especialmente doloroso. Doloroso por su línea, digna de museo, destrozada, por su motor, que quién sabe si volverá a ponerse algún día marcha, pero sobre todo, porque estamos ante una unidad única, uno de 77, dato que seguro que nos deja ya una buena pista sobre la víctima de semejante “faena”, sí, el primer Aston Martin ONE-77 ha muerto, ya sólo quedan 76.

Por fortuna, sólo ha quedado en daños materiales, y vaya daños materiales. Nadie resultó herido en el accidente ocurrido en tierras asiáticas, en Hong Kong, China, cuando el conductor de este Aston Martin One-77, circulando a alta velocidad según la fuente, ha tocado un bordillo con la consiguiente pérdida de control que nos deja con el resultado que podéis contemplar.

Muere el primer Aston Martin ONE-77

Seguro que recordáis accidentes donde el vehículo protagonista ha resultado bastante más afectado que este Aston Martin, por ejemplo, los dos Ferrari a finales del mes de abril, bueno estos casi empatan con el One-77, o yendo al más extremo de los finales, sorprendentemente con los ocupantes vivos, el caso del Ferrari F430 partido por la mitad y consumido por las llamas, pero no hay que olvidarse de los elementos que conforman la carrocería de este Aston Martin, todo ello pasando por alto la posibilidad casi obvia de que haya daños más profundos.

Su carrocería está creada artesanalmente en aluminio, creo que ya os podéis ir haciendo una idea de lo que supondría el arreglo de la superficie dañada. Pero hay más. Ya que bajo esta carrocería nos encontramos con un chasis monocasco en fibra de carbono, que desconocemos si habrá sido dañado.

Viendo la imagen es posible que su motor no haya sufrido desperfecto grave alguno, parece todo chapa y algún elemento de la parte ciclo. Digno de ser recordado es su impresionante bloque V12 de 7.3 litros capaz de dejarnos con una potencia de 750 caballos y 750 Nm, sí, el motor atmosférico más potente del mundo que esperemos que no haya sufrido algún daño y que vuelva a rugir en la carrocería restaurada de este Aston Martin One-77.

Fuente: GTSpirit
En Diariomotor: Un Ferrari F430 terriblemente accidentado, partido en dos e incendiado… pero sus ocupantes sobreviven milagrosamente| Un accidente a 300 km/h en una Autobahn se salda únicamente con un BMW M5 F10 destrozado

Lee a continuación: Cómo tener el accidente más tonto del mundo a bordo de un Lamborghini Gallardo

Ver todos los comentarios 27