comscore
MENÚ
Diariomotor
Superdeportivos

3 MIN

Suma y sigue: dos Ferrari más gravemente accidentados en los últimos días

Ferrari_458_Italia_Accidente_Munich_2012_featured

Esto es un no parar. Rara es la semana en la que no haya que dar una noticia relacionada con un accidente de un deportivo, y en esta ocasión no uno, sino dos Ferrari y sus conductores han sufrido la desgracia de sufrir graves percances a sus volantes, de forma separada y sin relación entre ambos, pero curiosamente los dos accidentes se han producido en la zona de Munich (Alemania).

Más allá del morbo gratuito que siempre supone ver a dos caros y cotizados vehículos, protagonistas de los sueños húmedos de muchos aficionados, en esta desgraciada situación, convirtiéndose en poco más que un amasijo de hierro y chatarra, hay que congratularse de que ambos conductores han podido contarla y salir con vida, aunque uno de ellos todavía está en estado muy grave en el hospital.

Cada vez que damos cuenta de un suceso de este estilo, nos repetimos. Un superdeportivo de medio millar de caballos está conebido especialmente pensando en las prestaciones y en el disfrute al volante, pero la carretera abierta no es el lugar idóneo para ello. Si queremos sacar todo el partido a nuestra montura, mejor un circuito para ello, donde no pondremos en peligro nuestra vida ni la del resto de conductores, y podremos dar rienda suelta a nuestros instintos.

Además, un curso de conducción probablemente fuese el mejor amigo de nuestro deportivo, para mejorar nuestras habilidades al volante y tener más recursos ante una situación inesperada. Volviendo a los casos que nos ocupan, el accidente del Ferrari 430 Scuderia se produjo en la A96, a las afueras de Munich, en un tramo con limitación de velocidad y asfalto mojado, perdiendo el control del coche y yendo a parar contra el guardarraíl. Fue necesaria la excarcelación del conductor por parte de los bomberos, teniendo que retirar el techo, y el conductor se encuentra en el hospital en estado crítico.

En el accidente del Ferrari 458 Italia, también en Munich, confluyeron dos circunstancias bastante habituales en estos casos: el conductor, de 52 años, dio positivo por alcoholemia, y al parecer circulaba a una velocidad excesiva. Al perder el control del coche, fue a parar contra la mediana de separación con el tranvía, destrozando totalmente el vehículo.

La puerta del pasajero del Ferrari fue arrancada de cuajo, y se estiman unos daños de 200.000 euros, quizás un tanto elevados a la vista del estado del 458 Italia, pero afortunadamente en este caso ni conductor ni pasajero sufrieron heridas de consideración.

12
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: GT Spirit | GT Spirit En Diariomotor: Un accidente a 300 km/h en una Autobahn se salda únicamente con un BMW M5 F10 destrozado | Un Ferrari menos en el mundo: F430 accidentado y destrozado contra un guardarraíl