comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Coupés

7 MIN

BMW Serie 6 Gran Coupé: ¿por qué cuesta 20.000 euros más que el Audi A7 y Mercedes CLS? (II)

El Serie 6 Gran Coupé tiene un exterior espectacular lleno de pequeños detalles, un interior totalmente personalizable y es más grande que sus dos principales rivales. Pero, ¿cómo compensa los 20.000 euros que cuesta de más respecto a ellos?

De forma racional nos costará justificar el sobreprecio, pero en esta segunda parte de la prueba comprobaremos un aspecto en el que sí gana a sus rivales: su comportamiento en carretera. ¿Está a la altura de un Serie 6 Coupé?

Motores del BMW Serie 6 Gran Coupé

Inicialmente el Gran Coupé estará disponible con dos motorizaciones de seis cilindros en línea, una diésel y una gasolina. Se trata del 640i y 640d, con 320 y 313 CV respectivamente. Las cifras de par para máximo el 640i son de 450 Nm entre 1.300 rpm y 4.500, lo que garantiza en teoría una muy buena respuesta al tener un rango de utilización amplio (en la práctica no he probado ese motor). El 640d eleva el par máximo a 630 Nm, aunque esta cifra sólo se alcanza entre 1.500 y 2.500 rpm.

Después del verano llegarán las versiones 650i y 650i xDrive (esta última con tracción integral). Se trata del bloque de ocho cilindros en V pero evolucionado: pasa de 408 a 450 CV e incorpora también Start&Stop.

Todos los motores llevan asociados un cambio Steptronic de ocho velocidades, automático con convertidor de par. Como es de esperar cuenta con modo Drive (normal), Sport (cambio deportivo) y manual con levas en el volante. Al tener más marchas la utilización de las levas se hace algo más complicado, ya que estamos acostumbrados a saber en qué ocasiones debemos utilizar cuarta o quinta, pero no es tan fácil saber si debemos optar por sexta o séptima.

La decisión de BMW de adoptar las medidas EfficientDynamics en todos sus modelos hace que también este Serie 6 cuente con medidas de conducción eficiente, todas ellas desconectables. Por ejemplo el sistema Start&Stop automático, lo cual resulta una cierto bajo mi punto de vista (si molesta siempre se puede desconectar). Frente a otros sistemas Start&Stop con caja automática me ha llamado la atención el buen reglaje: sólo se para cuando pisamos el freno a fondo, con lo cual con un poco de tacto podemos “decirle” al coche si nos hemos detenido en un semáforo o simplemente hemos parado en un atasco para retomar la marcha de forma inmediata (con lo cual no tiene sentido que el motor se detenga).

Adémás, incorpora las siguientes tecnologías bajo el paraguas de EfficientDynamics:

  • Todos los motores son twinpower turbo, es decir, doble turbo o turbo de doble admisión
  • Aerodinámica optimizada
  • Todos los modelos cuentan con cambio Steptronic de 8 velocidades con levas en el volante (las 8 velocidades sí se pueden considerar eficientes, el cambio automático y las levas no necesariamente)
  • Start&Stop y modo ECO PRO en todos los motores, incluidos los V8
  • Regeneración de energía en frenada para recargar la batería
  • Valvetronic (regulación variable de válvulas)

Comportamiento en carretera del Serie 6: su gran baza

La respuesta del 640d está altamente condicionada por el modo en el que utilicemos el coche. Si equipamos el control dinámico de la amortiguación y Adaptive Drive, contaremos con un total de cinco modos de conducción: ECO PRO, Confort, Confort+, Sport y Sport+. Los diversos modos regulan la sensibilidad del acelerador, la velocidad de respuesta del motor, la dureza de la dirección asistida, el control de estabilidad, la velocidad de la caja de cambios y el sistema de amortiguación.

Pero en todas sus configuraciones el placer de conducción está garantizado. Desde el momento en el que cogemos su volante (muy grueso y mullido con el paquete deportivo M), tenemos la sensación de control del coche y notamos la carretera con el equilibrio perfecto que caracteriza la dirección de BMW. Si ahora ponemos 313 CV en su eje trasero encontraremos una máquina de devorar kilómetros en autopista y comportarse de forma noble pero divertida en carreteras reviradas.

¿No hay ninguna pega? Sí, los 13 centímetros de más en la distancia entre ejes pueden restarle algo a la esencia de deportivo del Serie 6, que ya es grande de por sí. De acuerdo, no es lo mismo que tener un Serie 6 Coupé, pero sigue siendo una conducción más deportiva que la de un Serie 5.

Equipamiento y opciones: posibilidad de cargarlo de tecnología

Debemos recordar que el BMW Serie 6 Gran Coupé está justo por debajo en precio del BMW Serie 7, el buque insignia de la marca. Y la cantidad de opciones tecnológicas está casi a la altura de éste.

(foto hud)

Una de las más llamativas es el Head-up Display (HUD), que nos dibuja en la pantalla la velocidad actual, la velocidad máxima (leyendo las señales). Es opcional y su precio está en torno a 1.600 euros.

En cuanto a conectividad y tecnología, BMW agrupa bajo el nombre ConnectedDrive una serie de opciones de seguridad, asistencia a la conducción y conectividad:

Ayudas a la conducción

  • Cámara trasera para aparcamiento
  • Surround View, cámara de marcha atrás que realiza una representación como si estuviese en la parte superior gracias a varias cámaras
  • Park Assist, aparcamiento automático
  • Control de velocidad adaptativo, que detiene el coche en un atasco y recupera la velocidad siguiendo al coche que nos precede

Conectividad:

  • BMW apps: twitter, facebook, webradio, etc (detallado en la prueba del BMW Serie 1)
  • BMW Teleservices, comunicación con el concesionario
  • Servicios de oficina, lectura en voz alta de los correos
  • Internet a través del móvil

Seguridad:

  • HUD en color
  • Night vision con reconocimiento de peatones: detecta personas y animales a máximo de 300 metros
  • Asistente de salida cambio involuntario de carril
  • Asistente de luz de carretera.

En el apartado multimedia el lujo se une a la tecnología. De serie tiene un sistema de sonido de 205 watios, y puede montar dos opciones: uno denominado Professional de 600W y 16 altavoces, y otro Bang&Olufsen con 1.200 W y un altavoz retráctil en la parte superior del salpicadero.

La pantalla que incorpora es de 7 pulgadas, pero con el navegador Professional sube hasta las 10 pulgadas.

Precio del BMW Serie 6 Gran Turismo. Comparativa con Mercedes CLS y Audi A7

De momento se conocen los precios para las dos versiones que se ponen a la venta 87.600 como base para el BMW Serie 6 Gran Coupé 640i y 89.500 para el 640d.

¿Qué ocurre si lo comparamos con sus rivales directos? La conclusión es que es más caro. Comparado con el Mercedes-Benz CLS 350 (306 CV) es 20.000 euros más caro (desde 67.600 el Mercedes), y comparado con el Audi A7 ocurre lo mismo. El A7 parte de 56.940 euros, 66.590 con el motor 3.0 TFSI de 300 CV. Es decir, 21.000 euros más caro.

El Serie 6 Gran Coupé tiene algunos puntos a favor como los 4+1 asientos de serie (en el A7 es opcional y el CLS no lo permite), los asientos de cuero o su mayor tamaño (saca unos centímetros a sus rivales), pero aún así cuesta justificar la abultada diferencia de precio respecto a sus rivales.

He tenido la suerte de conducir los tres modelos, por eso me atrevo a hacer una valoración en función de gustos:

  • Audi A7: tiene un precio de entrada más bajo. Es el más equilibrado en todos los aspectos, una característica positiva de Audi.
  • Mercedes-Benz CLS. Ideal para quien opte por un coche más clásico en cuanto a interior y conducción a la vez que elegante por fuera, o para el que busque la máxima calidad en materiales del interior.
  • BMW Serie 6 Gran Coupé. El más caro, y con diferencia. Tiene el diseño más agresivo y deportivo de los tres, y gana por comportamiento en carretera, pero tiene un interior demasiado sencillo comparado con sus rivales.
119
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Diariomotor: BMW Serie 6 Gran Coupé: prueba entre Valencia y Madrid (I)