Chevrolet Cruze SW, presentación y prueba en Colonia (I): el ocio como protagonista

 |  @ClaveroD  | 

Chevrolet lanzará en Septiembre la renovación de la gama Cruze, aprovechando la ocasión para presentar la tercera variante de la familia. Tras la llegada de la berlina en un primer momento y la posterior versión Hatchback de cinco puertas, ahora el turno le llega a la opción Station Wagon cuyo enfoque será el más idóneo para aquellos que busquen en su nueva compra el mayor compromiso con la máxima capacidad interior sin llegar a sopesar la opción monovolumen.

Esta nueva herramienta de ocio firmada como Chevrolet Cruze SW aterrizará en España con ligeras mejoras estéticas, nuevos propulsores diésel (el 1.4 Turbo gasolina no llegará finalmente a España) y mejoras de equipamiento en los cuatro acabados con los que estará disponible. Los motores 1.7 VCDi y 2.0 VCDi que hemos probado confirman que la relación calidad precio seguirá siendo su principal argumento de ventas. Aunque con la actualización de la gama MY 2013 se esperaban mejoras de mayor calado a nivel de equipamiento y opciones, el Cruze seguirá siendo una coche interesante dentro del segmento con mayor presencia de fabricantes.

Chevrolet Cruze SW 2012: atractivo por dentro y por fuera

Los cambios a nivel estético son menores: la zona frontal recoge los más importantes a nivel de diseño en los antinieblas y la parrilla frontal. Ligeros cambios para enfatizar y refrescar la imagen dinámica y juvenil del Cruze. Ciertamente la silueta de la versión SW se hace notar por sus dimensiones, aunque la adopción del portón posterior se ha disimulado lo suficientemente bien para no penalizar el diseño del conjunto.

El Espacio, con hasta 1.478 litros, y formas regulares de su maletero hacen brillar al Cruze SW como vehículo multiuso

La longitud de la versión SW crece hasta los 4.67 metros, 16.5 cm más que la versión de 4 puertas y apenas 7.8 cm más que la versión de 5 puertas. Por otro lado, su maletero pasa ahora a acoger un espacio de carga de 500 litros según norma VDA, 87 litros más que el Cruze de 4 puertas y 50 litros más que el Cruze Hacthback. La ampliación del espacio de carga mediante el pliegue de la banqueta trasera en configuración 40/60 nos ofrece un máximo de 1.478 litros disponibles.

Uno de los detalles más importantes del Chevrolet Cruze SW es que ofrece un buen y amplio acceso al maletero además de unas formas muy regulares y un suelo completamente plano. Las unidades probadas, equipadas con el Kit antipinchazos en lugar de la rueda de repuesto, añadían un espacio adicional bajo el suelo del maletero donde guardar elementos como el botiquín, elementos auxiliares o la red para la sujeción de la carga.

Un punto intermedio entre compacto y familiar

El habitáculo del Chevrolet Cruze SW sorprende por encontrar un buen número de huecos portaobjetos así como por mostrar unas correctas medidas para todo tipo de envergaduras, a excepción de la plaza central trasera, aún así penaliza dicho espacio interior por ofrecer un punto extra de diseño en las plazas delanteras. El salpicadero, de diseño moderno y muy envolvente, ofrece una clara división entre piloto y copiloto a través de sus formas. Para aquellos que busquen un extra de libertad interior, el Cruze puede llegar a desencantar por su excesivo recogimiento en los asientos delanteros.

El Cruze 2013 seguirá estando penalizado por su sistema de iluminación. Ni Xenon ni iluminación diurna estarán disponibles tan siquiera como opción

Dichos asientos ofrecen un buen compromiso entre comodidad y firmeza, la única pega reside en su escaso nivel de regulación, altura y profundidad, y un escaso apoyo lateral a la hora de afrontar algún tramo con decisión. Las tapicerías pueden escogerse en acabado textil, en opción mixta piel/textil o en un tapizado completo opcional en piel con insercciones en paneles de las puertas, en el salpicadero y que además incluye asientos delanteros calefactables por un interesante precio de 1.080 €. El tapizado en piel muestra un aspecto correcto, dista mucho de la calidad que se percibe en otros fabricantes, aún así la opción es bastante recomendable por la inclusión del sistema de calefacción.

El aspecto global del interior de Chevrolet Cruze SW resulta correcto y agradable, un logro pese a contar con un uso masivo de plásticos duros. La zona tapizada resalta ese aspecto de calidad que confiere un toque diferenciador dentro del segmento, así todos los plásticos a primera vista gozan de un agradable aspecto visual. Una vez centramos la mirada en la zona media e inferior ya atisbamos algunos plásticos bastante más mejorables, tanto por la presencia de uniones y relieves, como por la reiterada sensación de que cualquier gesto marcará la superficie de ciertos materiales de por vida, la tapa de la guantera es uno de los plásticos que más parece sufrir los roces.

La insonorización del exterior se encuentra en un punto intermedio, hasta velocidades de 130 Km/h los ruidos exteriores apenas se hacen notar, a partir de ahí la rodadura y el viento se hacen más protagonistas. En este punto vuelve a intrigarme el paso de los años sobre ciertos plásticos interiores tales como el recubrimiento del retrovisor interior o la empuñadura de las puertas. Plásticos rígidos que con el tiempo y el uso suelen convertirse en el origen de ligeras molestias auditivas ante cualquier leve vibración

Chevrolet Cruze SW: acabados disponibles en España

El sistema MyLink llegará a finales de año a la gama Cruze, aunque solo podrá equipar navegación GPS a través de una aplicación

El Chevrolet Cruze SW podrá adquirirse a partir del acabado LS+ que incluye: ABS, control de estabilidad ESC, control de tracción TCS, radio CD compatible con Bluetooth, MP3 y USB y 6 Airbags. La opción superior LT añadirá: sensor de aparcamiento trasero, huecos portaobejtos repartidos por el habitáculo y pomo del cambio y volante forrado en cuero con ajuste en altura y profundidad. Un peldaño más arriba nos encontraremos con el acabado LT+ que junto a todo lo anterior incluye: llantas de aleación de 16”, climatizador automático, cámara de visión trasera y sistema multimedia con pantalla táctil de 7” Chevrolet MyLink, una interfaz cuyo funcionamiento hemos analizado en Tecmovia.

Para terminar las opciones de equipamiento nos encontramos con el nivel LTZ, el cual instalaban sendas unidades que pasaron por nuestras manos. Incorporando todo lo citado en el resto de acabados, el nivel más alto incluye: llantas de aleación de 17”, sensor de lluvia e iluminación, navegador premium y servicio de mantenimiento gratuito durante 3 años o 100.000 Km.

Una vez desgranados los detalles del Chevrolet Cruze SW, ahora toca acomodarse en el asiento y analizar el comportamiento del motor 2.0 VCDi con 163 CV, Star/Stop y 6 marchas, y el propulsor de nueva factura 1.7 VCDi con 130 CV, Star/Stop e idéntico número de relaciones.

En Diariomotor: Chevrolet Cruze SW, presentación y prueba en Colonia (II): comportamiento, precios y rivales | Chevrolet Cruze 2013, pequeño restyling para las versiones de cuatro y cinco puertas, Prueba del Chevrolet Cruze, Chevrolet Cruze

En Tecmovia: Chevrolet MyLink a prueba: multimedia y multidispositivo en pantalla táctil de 7″

Lee a continuación: Chevrolet Cruze 2013, pequeño restyling para las versiones de cuatro y cinco puertas

Solicita tu oferta
  • Pingback: Chevrolet Cruze 1.7 VCDi LT+, a prueba (II): motor y comportamiento()

  • Juan Luis

    Me gusta el aspecto de este familiar, tanto monovolumen ya me cansa . Creo que es una buena alternativa para los tiempos de crisis, o mejor dicho, para los tiempos que vienen para quedarse.

  • Jaume

    La parte trasera tiene un diseño, muy agradable e integrado en la filosofia del diseño del coche, sin estridencias, sin florituras y sin querer ser mas de lo que es.

  • Anónimo

    Durante la prueba en Colonia, uno de los aspectos en el que coincidíamos todos los compañeros fue la sobresaliente integración del portón en la carrocería del Cruze. Ofreciendo más espacio no se penaliza el diseño.