Conducción subconsciente, si aún no te ha pasado ya te pasará

 |  @davidvillarreal  | 

Sales del trabajo, tomas el coche, llegas a casa y te preguntas: ¿cómo he llegado hasta aquí? Se trata de lo que los expertos llaman conducción subconsciente, un estado casi de trance o hipnosis en el que manejamos el volante y los pedales sin conciencia plena y con nuestra atención completamente desviada de lo que sucede a nuestro alrededor. Habitualmente esta situación, no exenta de riesgo, se produce en trayectos habituales y por lo tanto monótonos y conocidos para nosotros.

La percepción subconsciente es inherente en el ser humano y vital, pero también puede resultar peligrosa en el punto en que el ejercicio de la conducción es tan delicado y está sujeto a tantas situaciones impredecibles que requiere de la máxima alerta de todos nuestros sentidos. A priori podría parecer peligroso siempre, en todos los casos, pero según un estudio realizado por Audi y la opinión de los expertos que intervinieron en él, no está demostrada una relación entre conducción subconsciente y accidentes graves, aunque el riesgo pueda ser muy alto si confluyen otros factores como una velocidad inadecuada o poca distancia de seguridad. ¿Curioso no?

A casi todos nos ha pasado y si no… es probable que te vaya a pasar

La repetición de patrones, trayectos cotidianos y ciudad, son factores que anticipan la llegada de la conducción subconsciente.

Según el estudio un 75% de los conductores lo ha sufrido alguna vez, y se trata de un fenómeno que suele aparecer a partir del tercer año de conducción, siendo independiente del sexo del conductor y de sus estudios, aunque sí se ha demostrado que suele estar asociado a conductores urbanos, que van a trabajar o a estudiar y que afecta en mayor medida a aquellos sujetos que sufren una situación de estrés.

En el experimento de Audi los conductores que se enfrentaron a la prueba ataviados con unas gafas especiales que analizaban treinta posiciones diferentes por segundo para comprobar hacia donde se dirigía la mirada. Se comprobó que en esta situación podemos atender a estímulos como semáforos, señales o límites de velocidad, por lo que incluso sin ser conscientes de ello nuestra atención no queda del todo anulada.

Para evitarlo la DGT recomienda concienciarnos cada vez que nos abrochamos el cinturón de que la actividad que realizamos es realmente peligrosa.

Nuestra vida – por suerte – en manos de la tecnología

Por otro lado pienso que la tecnología que equipan nuestros automóviles, capaces de automatizar cada vez más tareas y descargar de responsabilidad al conductor, ayuda a prevenir accidentes, también mientras conducimos subconscientemente, pero hasta cierto punto pueden ser contraproducentes dado que añaden monotonía a nuestra conducción. En muchos casos ya no tenemos que pisar el acelerador, gracias al control de crucero; ni accionar el cambio de marchas, con los vehículos automáticos; hemos diseñado coches que impiden que nos salgamos de nuestro carril, sensores activos de cambio involuntario de carril; y que incluso frenan por sí mismos si detectan un obstáculo, mediante la frenada de emergencia en ciudad.

Cuando nuestra atención está mermada, siempre habrá un pequeño ordenador insensible e incansable que reaccionará en centésimas de segundo y a una velocidad incapaz para el ser humano para preservar nuestra vida.

Ni mucho menos esta tecnología es contraproducente, es más, precisamente la ventaja que tiene radica en la cantidad de vidas que se pueden salvar gracias a ella. ¿Pero no te parece que estamos haciendo que nuestra conducción sea cada vez más monótona y propensa al estado de subconsciencia?

Fuente: Audi
Fotografías: Audi | Infiniti | David Villarreal (Diariomotor)
En Diariomotor: Monólogos y humor para acabar con las distracciones al volante | Estados Unidos se plantea prohibir el “manos libres” del móvil | Tu coche en forma, ayudas a la conducción

Lee a continuación: ¿Cómo podemos protegernos y evitar un incendio forestal en carretera?

  • Anónimo

    Conduciendo todavía no, pero caminando muchas veces.

    • Pedrojeta

      ¡Caminando un millón de veces!

    • Anónimo

      Pues como yo. Una mañana que iba camino del trabajo andando, tenía 20 minutos andando rapidito, sin enterarme ni saber cómo lo había recorrido estaba a 3 minutos.

    • sobre todo si voy borracho, derrepente te despiertas en tu cama… y como llegué yo aquí??

  • BMW_POWER

    A mi me ha pasado iba muchas veces a madrid por motivos de trabajo y a la vuelta muchos dias el puerto de somosierra no sabia como lo habia subido

  • No sé si és que me gusta tanto conducir, que no tengo percepción de haber ocurrido. Si es cierto que pensando en el trabajo a veces conduces automáticamente.

  • Jvi

    La conducción subconsciente no es problemática, lo problemático sería la conducción inconsciente. Por circunstancias he estado bastante tiempo circulando por el mismo trayecto y la verdad es que nunca he tenido problemas por hacerlo “sin pensar”, para eso está entrenado el cerebro, imaginad que tuviera que ser consciente de cada cambio de marcha o cada toque de freno… mejor si lo hace mi cerebro por mí.

    • Pedrojeta

      Muy buena reflexión :-)

  • Pedrojeta

    Reconozco que me pasa continuamente. Eso sí, como bien dice el artículo, sólo en trayectos muy trillados: de casa al trabajo y viceversa, de mi casa a las de amigos que visito muy frecuentemente… “¿Cómo he llegado hasta aquí?” es la pregunta que lo resume todo.
    Sin embargo, cada vez que viajo por carreteras nuevas para mí, noto que la atención que llevo en la marcha y el tráfico es muy intensa. Experimento una gran sensación de control y concentración, pero sin tensión.
    Saludos a todos.

  • Anónimo

    Yo solo digo que mi record de vuelta en circuito la logré un dia que me pasó esto exactamente…
    Tambien es verdad que era con un Kart…

  • Paco

    Me pasa siempre que hago un viaje largo, suelo conducir en tramos de 4-5 horas (ya se que no es lo más indicado, pero bueno) y en muchas ocasiones desconecto mentalmente, me suele suceder que miro el reloj mientras conduzco, desconecto y cuando vuelvo a mirarlo han pasado 1 o 2 horas.
    Soy consciente de que es muy peligroso, pero también lo soy de que en alguna circunstancia de peligro he reaccionado bastante rápido y no se como explicarlo.

  • Miguel Angel

    Yo hago una media diaria de unos 400 kilometros, soy comercial, y esto me pasa ultimamente bastante, sobretodo desde que llevo a rajatabla el no pasar el limite de 120 Km/h.
    Antes hace unos años mi conducción era algo mas agresiva y esto me hacia estar en alerta constantemente y no me cansaba conduciendo.
    Ahora por la rutinaria velocidad, noto cansancio, aburrimiento, mononia… etc. eso si ahorro combustible, tengo todos mis puntos, y los radares me los paso por el forro de mis caprichos, pero a cambio de ser un total coñazo mi dia a dia.
    Gracias DGT por conducir por mi.

    • Jordi

      Miguel Angel…mi media está igual o más que la tuya y el problema es que tantas horas de autovías, con el trabajo que tenemos, prestamos demasiada atención a las llamadas al wappshap, el e-mail, sms…Cualquier día

  • Anónimo

    Es algo normal, cuando realizamos un trayecto que nos es muy familiar. A mí lo que me sorprende es cuando conduces durante un pequeño tramo, mirando por los espejos, quizá pendiente de un coche que viene a lo lejos o de los amigos que nos siguen y no queremos dejarlos atrás, y cuando te das cuenta has recorrido más de medio kilómetro sin mirar directamente a la carretera (aunque de forma inconsciente estuvieras pendiente por ejemplo, con la vista periférica).

  • convidado

    Es un informe audi que dice que mucha gente conduce como robots, con un patrón establecido, Si pasa un imprevisto podrias pasarlo mal.

  • me ha pasado muchas veces yendo a trabajar. No es bueno ni es malo. Es productor de hacerte el mismo camino dia tras dia.

  • Anónimo

    No me ha llegado a pasar todavía conduciendo, ya que uso poco el coche. Pero andando, un puñao de veces. XD

  • Pingback: Una de pollos descabezados en carrera | Espacio de manuel()