Ford Kuga 2013, presentación y prueba en Valencia (II). Un todocamino divertido y fabricado en nuestro país

 |  @pgimenezvilchez  | 

El pasado martes comenzamos con la primera parte de la prueba de contacto del Ford Kuga 2013. Ya entonces os comentamos sus principales bondades. Por un lado, un precio que parte desde 19.995 euros. Por otro, su tecnología… reservada hasta hace muy poco para vehículos de gama alta. ¿A qué me refiero?

Vayamos al grano. Los sistemas dentro del apartado tecnológico son innumerables. Cuenta, por ejemplo, con sistema “Blind” de avisador de vehículo en ángulo muerto en maniobras de adelantamiento, un sistema de reconocimiento de señales de tráfico, aparcamiento semi-automático denominado “Active Park Assist” con cámara de visión trasera, avisador de fatiga o alerta de cambio involuntario de carril… Aunque, sin querer ser aguafiestas, éste último funciona sólo cuando le apetece… Y la lista sigue y sigue. Por ejemplo, tiene un sistema de llamada de emergencia capaz de avisar al 112 en caso de accidente —si tenemos un teléfono conectado por Bluetooth— e indicar la ubicación exacta donde se ha producido el percance.

¿Continuo? También cuenta con “Ford SYNC” de control por voz, “Active City Stop” para evitar colisiones por alcance ante frenadas bruscas del vehículo que nos precede, “Torque Vectoring Control” que reparte diferente potencia en cada una de las cuatro ruedas para mejorar el paso por curva —se regula unas 2500 veces por segundo— o un sistema manos libres de apertura y cierre del maletero: cuando llevemos en las manos algún paquete, bastará con pasar el pie por debajo de la zaga para abrir el portón.

Para abrir el maletero, basta con pasar el pie bajo la zaga

Al volante del Ford Kuga, ¿cómo se comporta?

A pesar que desde Ford pretenden invertir la relación de ventas diésel/gasolina que encontramos en el parque automovilístico español gracias a los nuevos motores EcoBoost, durante la presentación sólo estaba disponible la alternativa diésel más potente: el 2.0 TDCI de cuatro cilindros y 163 CV, que cuenta con turbo de geometría variable, intercooler y tracción total. Esta motorización tiene un par máximo 340 Nm entre 2000 y 3250 rpm, lo que es un rango más estrecho que la versión de 140 CV, que será la motorización preferible entre las diésel, aunque el consumo sea el mismo.

Ford Kuga 2.0 TDCI 163 CV 4×4 Powershift

  • Motor: diésel, 4 cilindros con turbo, y 2 litros.
  • Cilindrada real: 1.997 cc
  • Caja de cambios: automático de doble embrague “Powershift”.
  • Potencia: 163 CV a 3750 rpm
  • Par máximo: 340 Nm entre 2000 y 3250 rpm

  • Aceleración (0 a 100 km/h): 10.4 segundos
  • Velocidad máxima: 188 km/h
  • Tracción: total
  • Peso: 1,707 kg
  • Consumos oficiales: Mixto: 6.2 l/100 km, Urbano: 7.4 l/100 km, Extraurbano: 5.5 l/100 km
  • Emisiones de CO2: 162 g/km
  • Precio (sin extras): desde 25.242 euros.

El Kuga es una opción tan satisfactoria para viajar, como para hacer algún tramo campo a través; eso sí, por caminos… Porque, seamos sinceros, el Ford Kuga está orientado a conducción sobre el asfalto. Pero no hay que alarmarse, la mayoría de los vehículos de la competencia también… y la versión más vendida probablemente será con tracción delantera porque sus dueños no pensarán hacer off-road. Hemos podido probarlo por caminos de tierra y pistas forestales, pero sin apenas dificultades, por lo que el Ford Kuga ha salido airoso por su elevada distancia con respecto al suelo. Quizás sea necesario profundizar en este aspecto, porque es dónde nos ha dejado la mayor incógnita.

Prueba Ford Kuga

En los últimos resultados EuroNCAP, el Ford Kuga 2013 obtuvo la máxima calificación de cinco estrellas

Entre tanta tecnología que os hemos mencionado anteriormente, os habréis dado cuenta que faltan sistemas por y para el campo. Sin duda, se echa de menos un control de descensos en pendientes, un programa de marcha off-road con regulador de la respuesta del control de tracción en función del terreno (por ejemplo, para barro o nieve) o, simplemente, mayores protecciones para los bajos.

En carretera abierta la conducción es muy gratificante y el habitáculo destaca por el buen aislamiento acústico. De hecho, respecto a su predecesor se ha mejorado el sellado de las puertas y ventanas, se han incrementado los aislamientos con espuma, cristales con un 25% más de espesor y se ha tenido especial cuidado con los ruidos aerodinámicos. Y ciertamente está muy bien conseguido. Pero se han olvidado de un pequeño detalle: entra bastante rumorosidad procedente de la mecánica diésel al interior del habitáculo… algo que, a mi entender, se tendría que haber cuidado un poquito más. A pesar de eso, el personal de Ford asegura que son los mejores del segmente en aislamiento acústico.

En carretera se comporta como un turismo y no tiene nada que envidiar a otros vehículos de dicho segmento. La dirección es precisa y demasiado asistida, algo a lo que puede costar acostumbrarse pero que, a la larga, acaba resultando muy satisfactorio y cómodo, especialmente para quien circule por ciudad… y eso que a mi colega Josep Camós no terminó de convencerle. El Ford Kuga 2013 tiene una nueva suspensión que, en el tráfico diario filtra muy bien los baches, por un reglaje firme pero confortable, que está bastante bien conseguido. No balancea nada en curva, pero tampoco peca por ser dura cuando recorres pistas forestales o tramos con el asfalto en malas condiciones.

Prueba Ford Kuga

Al ser tan fino y tan poco balanceador, la dinámica al volante con 163 CV bajo el capó hace que resulte incluso divertido de conducir en carreteras reviradas, sin constar bruscas transferencias de masa. El chasis, que comparte con otros vehículos como el Focus o C-MAX va sobrado y aceptaría más potencia sin rechistar.

Al igual que el anterior Kuga, éste también es un “un SUV de conducción rápida”. Cuenta también con el sistema de estabilidad antivuelco que analiza la inclinación de la carrocería y la velocidad, frenando de forma selectiva las ruedas necesarias para evitar el vuelvo en curva por exceso de fogosidad. El motor responde con suficiente potencia a partir de las 2000 vueltas y es muy utilizable en todo su rango, incluido en la parte alta del cuentavueltas.

Capítulo aparte requiere la cuestión del cambio de marchas. Como ayer os comentamos la versión manual está muy bien puesta a punto. Recorridos cortos, unos cambios directos, y una palanca pequeña. La mejor opción sin ninguna duda. En cambio, la versión Powershift, de doble embrague resulta demasiado perezosa durante los primeros metros. Algo que no se soluciona ni con la posición deportiva (“S”) del cambio de marchas. Quizás una puesta a punto más deportiva y viva haría que fuese más satisfactoria. De lo contrario, los 163 CV de la unidad probada acaban resultando, simplemente, anecdóticos… Para colmo consume un 5% más y es ligeramente más lenta en aceleración.

Su comportamiento es como un tracción delantera porque envía la potencia al eje anterior y, sólo en una situación de falta de adherencia enviará la potencia atrás, sin que el conductor sea capaz de percibirlo, excepto en condiciones de muy bajo agarre.

Prueba Ford Kuga

Ford Kuga, fabricado en Valencia

Para las ventas del Ford Kuga fuera del viejo continente, éste también se fabrica en Kentucky (EEUU) y Chonquing (China)

No podíamos pasar de lado que el Ford Kuga se fabrica, en exclusiva para Europa, en la planta de Ford de Almusafes en Valencia, donde –sólo en vehículos- trabajan unas 4500 personas en una factoría de más de 2.7 millones de metros cuadrados. Desde su creación, en Valencia, ya se han fabricado más de 10 millones de vehículos y unos 14 millones de motores. Actualmente, la línea del Kuga trabaja a pleno rendimiento, produciéndose más de 400 unidades del Kuga diariamente… y es que, al término de 2013, habrán salido de Almusafes más de 80,000 unidades del mismo.

A pesar de no hacer falta adaptar la línea del montaje, porque compartía plataforma con el Ford C-MAX, se han invertido unos 230 millones de euros para producir el nuevo Kuga, asegurando la viabilidad de la planta de Almusafes a medio y largo plazo. Además, la nueva Ford Transit Connect también se fabricará aquí, suponiendo la mayor inversión de Ford en España llevada a cabo en toda su historia, y una de las mayores inversiones industriales jamás realizadas en nuestro país en las últimas décadas.

Prueba Ford Kuga

Equipamiento y precios (sin descuentos, ni promociones)

En cuanto al equipamiento existen dos versiones: la básica Trend y la superior Titanium. Desde Ford, pretenden que el 60% de las ventas sea con el equipamiento Titanium, por eso se ha puesto una diferencia de precio muy pequeña, sólo 1750 euros más, por lo que muchos deberían elegir el acabado superior. A cambio tendrás sensor de lluvia e iluminación, climatizador bi-zona, llantas de 17”, tapizado de asientos mixto en piel y cuero, cristales semi-tintados y retrovisor fotosensible. Aquí puedes consultar el equipamiento del Ford Kuga 2013.

Modelo Acabado Potencia Precio 1.6 Ecoboost S&S 2WD Trend 150 CV 25.150 € 1.6 Ecoboost S&S 2WD Titanium 150 CV 26.900 € 1.6 Ecoboost S&S 4WD Auto Titanium 180 CV 31.400 € 2.0 TDCI 2WD Trend 140 CV 27.150 € 2.0 TDCI 2WD Titanium 140 CV 28.900 € 2.0 TDCI 4WD Trend 140 CV 29.150 € 2.0 TDCI 4WD Titanium 140 CV 30.900 € 2.0 TDCI 4WD Powershift Titanium 140 CV 32.400 € 2.0 TDCI 4WD Powershift Titanium 163 CV 33.400 €

En Diariomotor: Ford Kuga 2013, más grande y más tecnológico con el control por voz como referencia | El primer Ford Kuga 2013 ya ha salido de la fábrica de Valencia | Ford Kuga 2013, gama, equipamiento y precio desde 25.150€

Lee a continuación: Ford Kuga 2013, presentación y prueba en Valencia. El SUV más tecnológico ya está aquí

Solicita tu oferta desde 21.160 €
  • jorge

    Pues he estado mirando prestaciones consumos precios en la pagina oficial, y la verdad, me quedo con el “básico” 1.6 eoboost de 150cv consume poco más de 0,5L a los 100km más que éste diésel, acelera antes a los 100km, y por supuesto cuesta menos, mucho menos

    • Oliver

      Ojo con los consumos anunciados, los motores gasolina Ecoboost pecan de tragar bastante más de lo que la homologación anuncia; son motores hechos por y para las pruebas de consumo en laboratorio, pero en el día a día y con un conductor normal sentado a sus mandos, la cosa cambia mucho. Con los diésel es más fácil consumir relativamente poco.

      • jorge

        Lo que no se puede refutar son las prestaciones. Que un diésel de 160cv acelere en más de 10seg. me parece impensable

      • Correcto, en ellos es mucho más difícil mantenerlos a ralla. Os contaremos más adelante cuando le echemos el guante a la versión con motor EcoBoost ;)