Citroën DS3 Cabrio, presentación y prueba en Valencia: ¿qué tal se desenvuelve dinámicamente?

 |  @HerraizM  | 

Segunda parte de la presentación y prueba del Citroën DS3 Cabrio. Es el momento de arrancar, de descapotar y de ponernos en marcha con este nuevo miembro de la familia DS. El Citroën DS3 pierde su techo tal y como lo conocíamos para ganar uno nuevo de lona, por el camino gana nuevas ópticas, nuevas opciones de personalización y un nuevo portón trasero… pero, ¿cómo se desenvuelve dinámicamente?

Para resolver la incógnita tenemos 2 días, el bloque gasolina THP de 155 caballos y un buen trecho de kilómetros de carreteras valencianas. Autovías y muchos muchos tramos de carreteras secundarias, a faldas de la montaña, con curvas para dar y tomar ¿será un buen GTI este DS3 THP 155 cv?

Bajo el capó del Citroën DS3 Cabrio: el THP 155 cv

La motorización probada durante la prueba es el 1.6 THP, un motor de origen BMW que entrega 155 caballos y 240 Nm de par

Bajo el capó del Citroën DS3 Cabrio que hemos podido probar, tras los chevrones cromados de su parrilla, nos encontramos con el bloque de 4 cilindros sobrealimentado THP 155, un bloque de 1.6 litros, 4 válvulas por cilindro, turbo e inyección directa que entrega 156 caballos a 6.000 rpm, con un par máximo de 240 Nm entregado entre las 1.400 y las 4.000 rpm.

Este bloque homologa un consumo mixto de 5.9 l/100 km con unas emisiones de 137 g/km. En uso urbano el consumo homologado es de 8 l/100 km mientras que en un uso únicamente extraurbano el consumo es de 4.8 l/100 km. Prestacionalmente alcanza los 100 km/h en 7.4 segundos, con una velocidad máxima de 212 km/h.

En marcha: el GTI se desmelena

Respecto a la versión cerrada sólo se han incrementado 25 kg, por lo que no hay cambios significativos a nivel dinámico, ni por el extra de peso ni por cambios en la parte ciclo

Hora de arrancar, de analizar la dinámica de este DS3 Cabrio, pero no sólo eso, también es el momento de analizar la convivencia descapotados, el aire que entra en el habitáculo, las turbulencias que se generan, el frio, el ruido… ¿qué tal cumplirá el Citroën DS3 cabrio en este aspecto?

Primeros metros de la prueba. Salimos del aeropuerto de Valencia y lo hacemos ya descapotados. Un ritmo tranquilo, unos 70-90 km/h nos dejan con una grata sensación en las plazas delanteras. Se circula bastante cómodo, sin apenas ruido, sin apenas flujos molestos de aire… Comenzamos a aumentar el ritmo. 100-120 km/h y aquí sí empezamos a encontrarnos con una orquesta de ruidos que pasados unos minutos comienzan a hacerse algo incómodos.

Descapotados la zona de máximo confort se mueve entre los 70-90 km/h, por encima empiezan ciertas molestias aerodinámicas

Circulo a menudo descapotado, pero la configuración cabrio del Citroën DS3 Cabrio, manteniendo la estructura pareja a la de la versión cerrada, implica la aparición de ciertas turbulencias tras nuestra cabeza. Si accionamos el deflector, en el marco situado sobre nuestras cabezas y de accionamiento manual, el ruido que hay tras nuestra cabeza se traslada a un silbido más agudo en la parte delantera. Algo más llevadero.

La capota del Citroën DS3 Cabrio puede accionarse automáticamente hasta los 120 km/h. Por encima el sistema nos avisa de que no se puede llevar a cabo la maniobra para evitar dañar así la estructura de la capota por el esfuerzo. Podemos parar la capota en cualquier punto del recorrido, por lo que podemos dejar una apertura similar a la que nos encontraríamos con un techo solar practicable o bien podemos abrir la capota hasta el pilar trasero o bajarla más allá de este, hasta quedar plegada por completo, momento en el cual la visibilidad por el retrovisor interior se antoja nula, pero desaparecen las turbulencias. El sensor de parking trasero se agradece aparcando en esta situación.

La calefacción y los asientos calefatados son nuestros grandes aliados para descapotar durante todo el año

¿Y qué pasa en las plazas traseras?¿Y con el frío? Cambio mi sitio en las plazas delanteras por la butaca trasera. Aquí la entrada del aire se hace más presente. En velocidades por debajo de los 90 km/h no hay problema alguno. Por encima, empezamos a escuchar y sentir ya el aire. Estando en febrero y a pesar del sol que nos acompaña el frío hace acto de presencia. En las plazas delanteras se solventa con facilidad. Calefacción al máximo, tanto de temperatura como de potencia y lo mejor de todo, los asientos calefactados, al máximo (si estáis pensando en comprar un coche descapotable que tiene en opción asientos calefactados no lo dudéis). En las plazas traseras la ausencia de asientos calefactados y no tener un flujo de calefacción directo pasa factura… y el frío, al igual que el aire, se hace más notable.

Por lo tanto hasta los 90 km/h podemos circular con un muy alto grado de confort descapotados. Por encima pierde efectividad ante un cabrio completo por las turbulencias que se generan en su interior, en las plazas traseras sin deflector y trasladado a un silbido sobre el marco delantero si subimos el deflector. A 120 km/h dependerá de nuestra voluntad por ir descapotados. Y de la voluntad de nuestro acompañante. Yo por mi parte seguiría descapotado, pero entiendo que para la mayor parte de la población a este ritmo pueda suponer ya una desventaja notable para el confort. Cabe felicitar a Citroën por la acústica lograda al cerrar la capota ¡es igual que en el Citroën DS3 de techo duro!

Tras un uso muy intenso sorprende que los frenos no mostraran signos evidentes de fatiga

La dinámica del Citroën D3 Cabrio THP 155, no varía nada, o por lo menos así me lo transmitió, respecto a la versión cerrada. El escaso extra de peso, sólo 25 kg como vimos en la primera parte, supone una grata ventaja en este sentido. La ausencia de techo tampoco parece haber alterado ni un ápice la respuesta de la parte ciclo ante la búsqueda de una conducción deportiva.

Y precisamente eso es lo que vamos a buscar. Pasamos a movernos únicamente entre segunda y tercera, a enlazar una curva tras otra en un bonito paisaje y un bonito tramo, que seguro que más de un lector valenciano conoce, en los alrededores de Dos Aguas. Curvas y más curvas, capota abajo, el sol ya cayendo por el fondo y en cada aproximación a la siguiente curva, cada vez que soltamos el acelerador, un leve y bonito gorgoteo de su propulsor, sin duda, la parte más destacada del sonido de su propulsor llega cuando soltamos el acelerador y vemos bajar la aguja de las revoluciones, mucho mejor que cuando pisamos a fondo el acelerador.

La respuesta del THP es bastante lineal y con una entrega de potencia desde bien abajo

Unas suspensiones duras y unos frenos a los que les cuesta flaquear a pesar de que el olor que inunda el habitáculo ya es notable, acompañan a cada curva gratamente. No hay balanceo ni cabeceamos por culpa de las supensiones y los frenos muestran una rápida y contundente respuesta.

El tacto del cambio es de los puntos más favorables del Citroën DS3 THP 155, un tacto rápido, preciso, aunque con la pega de un recorrido que podría, y debería, ser bastante menor. Embutidos en los asientos deportivos, que agarran bastante bien y además son cómodos, nos encontramos con una dirección que en conducción deportiva puede pecar un poco de suavidad, pero no es algo demasiado destacable negativamente, no es de las direcciones más deportivas que encontramos entre los pequeños GTI, por tacto, pero tampoco es una dirección mala y en ciudad saca a relucir bastantes bondades.

La respuesta del propulsor nos encontramos con que el 1.6 THP sube bien de vueltas, mostrando una gran elasticidad y una entrega de potencia desde una franja bien temprana, de manera bastante lineal, sin esa sensación de golpe de potencia que nos deja “pegados”. Podemos encontrarnos en parado con ciertas pérdidas de tracción que rodando rápido no se hacen demasiado notables a pesar de tener cierto carácter subvirador. Buenas recuperaciones en una conducción deportiva y un grato comportamiento rodando tranquilo en autovía o ciudad, punto este último donde se desenvuelve a la perfección.

¿Los consumos? El trayecto recorrido no es del todo representativo como suelo mencionar en estas presentaciones. Durante la prueba, tras el tramo de montaña rodando bastante rápido, el consumo estuvo entre los 8 y 9 l/100 km en un recorrido de algo más de 200 km. Antes de la zona de montaña, los consumos se mantuvieron alrededor de los 7l/100 km.

Curiosidades del mercado y comercialización del DS3 Cabrio: ¿con qué motores se comercializará el Citroën DS3?

De los 300.000 DS que se han vendido en los últimos 30 meses, 200.000 eran DS3

Durante la presentación del Citroën DS3 Cabrio sólo pudimos probar la versión THP 155 caballos. Por mi parte encantado de ello, ya que me parece la opción más “razonable” para este modelo. Y sí, llamo razonable a un motor de 155 caballos y gasolina. Pero es que es Citroën DS3 es un coche pensado para aquellos que quieren darse un capricho, que quieren una estética llamativa, que quieren en este caso un coche con la posibilidad de descapotar. Un coche para disfrutar, ya sea dando un paseo por el centro o disfrutando de un tramo de montaña.

Pero como hay muchos perfiles, hay muchas necesidades y no todo el mundo quiere, puede o necesita un THP 155 caballos, está previsto que Citroën comercialice al DS3 Cabrio con un total de 4 motorizaciones, 3 de ellas gasolina. De este modo nos encontraremos en la gama del DS3 Cabrio con el VTi de 82 caballos y el VTi de 120 caballos, ambos con un cambio manual de 5 velocidades. Por encima de estos el THP de 155 caballos con cambio manual de 6 velocidades y por último la alternativa diésel con el e-HDI 90 cv.

No se descarta en un futuro la incorporación de una versión Racing de 200 caballos… pero antes hay que ver la respuesta del mercado

Por el momento la lista de precios para España no está establecida. Citroën espera que de 2.000 unidades anuales comercializadas del Citroën DS3 150 sean cabrio, por lo que la cuota estimada de versiones cabrio respecto a la versión cerrada es un tanto baja.

Citroën nos ofreció además algunos interesantes detalles de ventas, estimaciones, tendencias y en definitiva de la respuesta del mercado a la gama DS. Cifras que pasan por la comercialización de 300.000 Citroën DS en 30 meses, lo que supone una cuota del 18% de las ventas de Citroën en Europa. De esas 300.000 unidades, 200.000 son Citroën DS3, mientras que 65.000 son del Citroën DS4 y 35.000 del Citroën DS5.

Citroën nos da algunas claves de la filosofía DS. Claves que pasan por la búsqueda del placer como principal punto, pero también la singularidad y la “ultrapersonalziación”. El target queda conformado por personas sin preocupaciones familiares y mujeres, aunque las cifras han dejado un resultado totalmente parejo entre clientes y clientas con un 50% para cada uno de los géneros. Además, un 73% de los clientes de la gama DS son nuevos en Citroën y de todas las versiones disponibles un 30% se decantan por los THP.

Es el momento de cerrar la capota, apagar el cuatro cilindros y despedirnos del Citroën DS3 Cabrio ¿habrá una versión “racing” de 200 caballos? Los rumores señalaban que era posible, la respuesta desde Citroën fue que por el momento la gama anunciada es la gama que habrá disponible. Si hay suficientes clientes que demandan una versión de 200 caballos es muy posible que llegue, puesto que todos los elementos ya están desarrollados. Ahora sí, nos despedimos de Valencia y del DS3 cabrio tras unas gratas sensaciones ¿preferiría que fuera un cabrio completo al estilo del Mini cabrio? Sí, pero esta capota también tiene sus virtudes y estéticamente está muy bien adaptada al DS3.

Rusia, China y latinoamérica pasan a tener una especial relevancia en la comercialización de modelos DS, muestra de ello es la confirmada presentación de un SUV DS en el próximo Salón de Shanghái.

En Diariomotor: Citroën DS3 Cabrio, presentación y prueba en Valencia: conociendo al DS3 descapotableConfirmado: habrá un SUV en la gama DS de Citroën

Lee a continuación: Citroën DS3 Cabrio, presentación y prueba en Valencia: conociendo al DS3 descapotable

Solicita tu oferta desde 10.125 €
  • Camborioman

    Que buenas rutas por Dos Aguas ehh!!!!

  • nombre

    la versión de 200cv básicamente es para homologar los r3. nadie correría un rally con el cabrio y con 155cv ya acelera bien.

    el reglamento favorece los 1.6 turbo o 2.0 atmosféricos con caja secuencial, frenos mejorados con reparto de frenada ajustable, y el peso reducido a 1080kg.

    los 2.0 turbo van pal grupo n y entran de serie, sólo con suspensión y asientos quitados.

    por eso es normal compactos o utilitarios 1.6 t con 200cv, porque son muy pocas las modificaciones en cuanto a potencia, tiene que tenerla ya de serie.

  • Albinus

    ¿CV-580? Por allí cerca voy yo todos los veranos… ;)

  • cabrito

    cabrio? eso no deberia llamarse cabrio….