Un nuevo V8 turboalimentado de baja cilindrada, en camino para AMG

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

El Mercedes S 63 AMG ha sido el último Mercedes de altas prestaciones presentado. Ha hecho su debút en el pasado Salón de Frankfurt, donde ha hecho delicias de prensa y público. No es para menos: es la berlina de lujo más avanzada del momento, y también la más potente. Bajo su capó late el 5.5 V8 M157 Biturbo, con 585 CV de potencia y un monstruoso par motor de 900 Nm. La noticia es que el puede que el S 63 AMG sea el último AMG en estrenar el motor M157, ya que parece haber llegado a su límite de potencia y par.

La noticia ha salido de la boca de Tobias Moers, uno de los directivos de AMG. Parece ser que no es posible extraer más potencia y par del M157 sin comprometer la fiabilidad o llevar a cabo carísimas modificaciones estructurales. Los preparadores van aparte, claro está, ya que la fiabilidad no suele ser su principal prioridad. AMG no va a dejar de usar el M157 de forma inminente, pero para aplicaciones de mayor potencia su fin ha llegado. La clave es ahora encontrar un reemplazo adecuado.

Un nuevo V8 turboalimentado de baja cilindrada, en camino para AMG

Por supuesto, sabemos que el motor 6.0 V12 Biturbo de los 65 AMG sigue existiendo, con cifras de potencia y par increíbles, pero su producción es carísima y es imposible de acoplar fácilmente a vehículos de tamaño medio por el momento. La actual generación de vehículos Mercedes seguirá empleando el M157, pero en el futuro se está barajando el desarrollo de un nuevo V8 turboalimentado de menor cilindrada. Sería el reemplazo del M157, con potencias superiores a 600 CV y una posible hibridación.

El reemplazo del 5.5 V8 M157 podría ser un 4.0 V8 producto de juntar dos bloques del A 45 AMG y CLA 45 AMG.

Sí, los híbridos acabarán llegando a AMG más pronto que tarde, logrando al mismo tiempo un aumento de prestaciones y menores consumos. El motor térmico que se acoplaría a estos futuros AMG podría ser un V8 de 4.0 litros, producto de juntar dos bloques de cuatro cilindros y dos litros, sacados de la familia AMG de tracción delantera. Doblemente turboalimentado, podría generar una potencia muy elevada: con dos litros, el 2.0 del Mercedes A 45 AMG/CLA 45 AMG desarrolla nada menos que 360 CV de potencia sin despeinarse.

Mercedes A 45 AMG: en España desde 54.750 euros

Este V8 de cuatro litros también podrá encontrarse en la versión AMG del Mercedes SLC, el supuesto rival del Porsche 911 y Jaguar F-Type que Mercedes presentará próximamente. Para el próximo S 63 AMG, este hipotético V8 de menor cilindrada recibiría el impulso eléctrico de un sistema híbrido enfocado a las altas prestaciones. Los detalles técnicos y soluciones mecánicas siguen siendo rumores, pero que este reemplazo del M157 está efectivamente en desarrollo es la pura realidad. Estaremos atentos.

Fuente: Carscoops
En Diariomotor: Mercedes S 63 AMG: la perfecta unión entre lujo y deportividad

Lee a continuación: Carlsson vitamina al nuevo Mercedes Clase S con 780 CV

Ver todos los comentarios 10