comscore
MENÚ
Diariomotor
Mercedes

6 MIN

Mercedes S 63 AMG: la perfecta unión entre lujo y deportividad

Conoce todos los detalles del nuevo Mercedes Clase S

Llega ese esperado momento en el que tras conocer un nuevo modelo de Mercedes se presenta ante nosotros su correspondiente alternativa AMG. Le toca el turno al nuevo Mercedes Clase S, una nueva generación de la berlina de lujo que ahora recibe el tratamiento de la división deportiva de la marca. El Mercedes Clase S se convierte en Mercedes S 63 AMG y como no podía ser de otra forma, llega como perfecta comunión del lujo y la deportividad.

Lujo y deportividad, innovación y potencia, un ligero toque más deportivo al sobrio y elegante diseño original para mostrarnos, por lo menos por ahora, al mejor representante de la gama del Mercedes Clase S. 585 caballos listos para ser disfrutados o bien tras su volante… o bien en las plazas traseras.

El lujo que inevitablemente, y con razones, se asocia inmediatamente a todo Mercedes Clase S llega a un nuevo nivel. Acompáñanos y conoce todos los detalles del Mercedes S 63 AMG.

Diseño exterior e interior: elegancia y lujo a partes iguales

Un Mercedes Clase S tiene que ser elegante y sobrio a partes iguales. Llamar la atención “sólo” por su excelsa aura de superioridad. En el caso del Mercedes S 63 AMG se permiten ciertas concesiones… aunque desde luego la elegancia sigue siendo la mayor virtud de su aspecto.

Un nuevo paragolpes delantero adereza la vista frontal con un toque de más curvas, de mayor dinamismo, aunque siguiendo un patrón bastante similar al del modelo original. En su zaga, el sistema de escape AMG lo delata, acompañando al paragolpes trasero con 4 salidas de escape en una disposición de 2+2. No faltan en su perfil lateral las llantas AMG de aleación, de serie, de 19 pulgadas con medidas de 255/45 para el eje trasero y de 285/40 para el trasero, opcionalmente, disponibles en 20 pulgadas, con medidas 255/40 y 285/35 respectivamente.

En su interior los distintivos de AMG toman posiciones en el tapizado de los asientos, en los reposabrazos, en el característico volante de sólo 2 radios. Simplemente espectacular la conjunción de la fibra de carbono con el reloj IWC de su salpicadero. Eso es el Mercedes S 63 AMG.

Una instrumentación específica con el toque de AMG, donde no faltan indicadores para la temperatura del aceite motor y de la transmisión. Umbrales para las puertas AMG, alfombrillas, pedales en acero, iluminación ambiental…

Por supuesto un Mercedes Clase S 63 AMG es también personalización… es añadir nuevos detalles para hacer aún más exquisito el conjunto. Mercedes pone a disposición de sus clientes un paquete exterior AMG de fibra de carbono, pone a disposición de sus clientes un capó en fibra de carbono, un volante de cuero napa, más fibra de carbono para su interior, un sistema de sonido firmado por Burmester... y todo tipo de opciones para configurar la parte trasera del habitáculo si decidimos que queremos que sea un coche sólo para ser llevados. Entre las opciones en este sentido, además de mesas, teléfono o las opciones de asiento ejecutivo o asiento Confort con función masaje aparece un claro “Paquete chofer”.

Un V8 5.5 biturbo de 585 caballos pero… ¿Tracción trasera o 4Matic?¿Carrocería corta o de batalla extendida?

Siguiendo con la última tendencia estrenada por el Mercedes E 63 AMG, Mercedes ofrecerá al Mercedes S63 AMG en dos sabores: tracción trasera o tracción total, a lo que además, dada la naturaleza del Mercedes Clase S, se le suma la posibilidad de elegir entre la carrocería normal o bien la carrocería de batalla extendida.

De este modo bajo el capó del Mercedes S 63 AMG nos encontramos con un bloque V8 de 5.5 litros biturbo que entrega un total de 585 caballos a 5.500 rpm con un par de 900 Nm de 3.350 a 3.750 rpm, lo que nos deja con un Mercedes S 63 AMG que cuenta con 41 caballos más que su predecesor. Para su transmisión, Mercedes recurre al cambio AMG Speedshift MCT AMG, un cambio de doble embrague y 7 relaciones que además es configurable gracias a los modos C (controlled efficiency), M (manual) o S (Sport).

Con este propulsor, el Mercedes S 63 AMG es capaz de alcanzar los 100 km/h en 4.4 segundos, tanto en la versión normal como en la versión de batalla extendida, que pesa 25 Kg más que el modelo normal que frente a la báscula se queda, en vacío, en los 1.970 Kg. La versión 4Matic, sólo disponible con la opción de carrocería extendida, pesa lo mismo que la versión de distancia entre ejes larga y tracción trasera, 1.995 kg, pero se conforma con una aceleración en el 0 a 100 km/h de 4 segundos. Para su velocidad máxima en cualquiera de los 3 casos, es de 250 km/h.

Entrando en sus consumos, el Mercedes S 63 AMG homologa 10.1 l/100 km para la versión normal y de batalla extendida, mientras que la alternativa de tracción total homologa un consumo de 10.3 l/100 km. Por emisiones en los dos primeros casos nos encontramos con 237 g/km, mientras que en el tercero, es de 242 g/km.

Frenos cerámicos en un coche para ser llevado

El Mercedes Clase S es un coche para ser llevado. El S 63 AMG también… aunque en este caso seguro que un par de días al mes no nos importaría ponernos tras su volante. Sorprende ver sus asientos traseros… su posibilidad de regulación, de masaje… y después encontrarnos por primera vez en el Mercedes Clase S los frenos cerámicos de AMG... con sus respectivos discos delanteros de 420 milímetros y las pinzas de freno pintadas.

Airmatic o Magic Body Control ¿con qué suspensión prefieres a la berlina deportiva?

En Laboratorio Tecmovia analizamos con mayor detalle el funcionamiento de la suspensión que lee la carretera: Magic Body Control.

El Mercedes S 63 AMG está equipado con el sistema de suspensión deportiva AMG Ride Control, pero se ofrece en dos alternativas en función del esquema de tracción que hayamos elegido. De este modo, la opción con tracción total, la opción 4Matic, cuenta con la suspensión Airmatic, mientras que en las alternativas de tracción trasera está disponible la suspensión Body Control Magic, que como vimos en la presentación del nuevo Clase S, consiste en un sistema que a través de unas cámaras situadas en el parabrisas delantero es capaz de monitorizar el estado de la carretera y adaptar en función de esto las suspensiones.

Fuente: Mercedes En Diariomotor: Mercedes CLA 45 AMG: en España desde 62.150 eurosMercedes Clase S 2013: todos los detalles del nuevo Mercedes Clase S

Vídeo destacado del Mercedes Clase S