Porsche 911 Turbo y Turbo S Cabriolet: altas prestaciones a cielo descubierto

 |  @HerraizM  | 

La familia del Porsche 911 sigue creciendo. Sigue renovándose esta nueva generación, la del Porsche 911 991, para dejarnos en esta ocasión con el Porsche 911 Turbo y Turbo S Cabriolet, para ofrecernos la visión descapotable del nueveonce sobrealimentado, para continuar con la celebración del 50 aniversario del Porsche 911, del 40 aniversario del Porsche 911 Turbo.

Debutando con motivo del Salón de Los Angeles, la gama de Porsche crece por la parte superior para ofrecernos esta nueva alternativa donde comulgan muy altas prestaciones y la posibilidad de disfrutar a cielo descubierto.

Un Porsche 911 Turbo Cabriolet de 520 caballos, un Porsche 911 Turbo S Cabriolet de 560 caballos, que por supuesto llegan con las últimas innovaciones de la familia 911, con un precio de partida de 200.211 euros.

Un arco de magnesio para una capota que se mantiene fiel a la línea del coupé

El Porsche 911 Turbo Cabriolet, al igual que el resto de la gama descapotable del nuevo Porsche 911, hace gala de una capota con un arco realizado en magnesio que permite al Porsche 911 Cabriolet mantener el diseño del coupé cuando la capota está puesta. Su capota se despliega y cierra en 13 segundos, pudiéndose realizar la operación hasta los 50 km/h.

El Turbo Cabriolet se mantiene fiel a la línea del Coupé no sólo en el perfil de la carrocería con la capota puesta, también lo hace en una zaga que recordemos es 28 mm mayor que la del Porsche 911 Carrera 4, que a su vez era también mayor que la del Carrera “normal”.

6 cilindros bóxer sobrealimentados para dos niveles de potencia: 520 o 560 caballos

En la zaga del Porsche 911 Turbo y Turbo S Cabriolet nos encontramos con el 6 cilindros bóxer sobrealimentado de 3.8 litros que nos encontramos en el coupé. Gracias a la presencia de un doble sistema turbo alcanza una potencia de 520 caballos en el Turbo Cabriolet y de 560 caballos en el Turbos S Cabriolet, listos para alcanzar los 100 km/h en 3.5 y 3.2 segundos respectivamente, prestaciones que lo sitúan ligeramente por debajo del coupé, con 3.2 y 3.1 segundos, alcanzando en ambos casos una velocidad máxima de 318 km/h, en este caso pareja al coupé, con un consumo, igual para el Turbo que para el Turbo S, de 9.9 l/100 km, 231 g/km de CO2.

Junto a este mecánica sobrealimentada, los Porsche 911 Turbo y Turbo S Cabriolet hacen gala también de un eje trasero direccional. Tal y como vimos ya en el coupé, como en el Porsche 911 GT3, la dirección activa en el eje trasero permite, con un ángulo de 2.8 grados, mejorar la agilidad a baja velocidad, girando las ruedas traseras en sentido contrario a las delanteras por debajo de los 50 km/h, mientras que a partir de 80 km/h las ruedas traseras giran en la misma dirección que las delanteras para incidir en su estabilidad.

No falta tampoco la tracción total PTM, así como el cambio de doble embrague PDK y la aerodinámica activa, con un spoiler delantero retractil, con 3 posiciones, así como un alerón posterior extensible que cuenta también con 3 posiciones, incidiendo tanto en el comportamiento como en la eficiencia de los consumos.

A finales de año desde 200.211 euros

El Porsche 911 Turbo Cabriolet tiene un precio de 200.211 euros, mientras que el Turbo S Cabriolet lo hace desde 238.492 euros, estando disponibles desde diciembre de 2013. En el caso del Porsche 911 Turbo y Turbo S con carrocería coupé el precio de partida es de 186.093 y 223.967 euros respectivamente.

Fuente: Porsche
En Diariomotor: Porsche 911 50 aniversario: una edición de 1.963 unidades para homenajear al rey| Porsche 911 Turbo y Turbo S: la sobrealimentación llega al 911Porsche 911 Turbo: rey de reyes

Lee a continuación: El Porsche 911 de DP Motorsport puede ser el 911 perfecto

Solicita tu oferta desde 109.091 €
  • Rest

    Aporto que dispone de un sistema ” Overboost” que durante 20 segundos, a medio régimen, permite disponer de 750 Nm de par máximo gracias al incremento en el Turbo de 1’5 bares de copas, no afectando a la potencia máxima disponible a partir de las 6.000 rpm. Asimismo, la opción S dispone de serie iluminación mediante luces inteligentes especiales tipo Led’s – en una misma función hace de cortas, largas y dinámicas en curva, y todo eso sin deslumbrar! , eh?; el Turbo normal viene de serie con Xenon, pudiendo acogerse a ese tipo de iluminación opcionalmente.

  • Patek

    El 911 Cabrio en general es probablemente el descapotable más ambiguo del mercado pues técnicamente es un cabriolet pero por rigidez y prestaciones podría pasar perfectamente por un roadster. En todo caso hay coches mucho más indicados para ir descapotados que un 911 y, salvo que seas mujer o jubilado entrado en años, no compensa el incremento de peso y cierta pérdida de rigidez del conjunto. Y contando con que no aterrices de esta guisa ;)

    http://youtu.be/hStcyDj830Q