Volkswagen e-Up!, toma de contacto: el primer eléctrico en serie de Volkswagen

 |  @ClaveroD  | 

Nos ponemos a los mandos del Volkswagen e-Up!, la primera incursión de Volkswagen en los vehículos 100% eléctricos

¿Volkswagen? ¿Eléctrico? Sí, la apuesta de Volkswagen por la propulsión eléctrica a baterías es ya una realidad en el mercado de la mano del Volkswagen e-Up!. Un modelo diseñado por y para mostrar al mercado una de las más importantes apuestas que impulsará el Grupo Volkswagen a corto y medio plazo. Para ir abriendo boca nada mejor que ponernos al volante de este primer eléctrico a baterías fabricado en masa por la firma de Wolfsburgo.

No son pocas las opiniones que subrayan que Volkswagen llega tarde a la tecnología de propulsión eléctrica, pero Volkswagen responde a estas opiniones asegurando que para 2018 pretende convertirse en el constructor líder en fabricación de vehículos híbridos y eléctricos a nivel mundial. Apenas cinco años de plazo donde este ambicioso proyecto comienza a rodar con el lanzamiento del nuevo Volkswagen e-Up!.

¿Cómo entiende la electromovilidad Volkswagen?

No puedo evitar comentarlo cada vez que analizo la apuesta de Volkswagen en movilidad eléctrica. Volkswagen se enfrenta a una arriesgada batalla frente a un mercado muy escéptico y frente a firmas muy bien posicionadas como Renault y Nissan. Pero el aspecto más importante que me intriga sobremanera, no es otro que la forma en que Volkswagen pretende vencer en esta batalla, saliéndose del camino ya establecido y decidiendo vender eléctricos como opciones de propulsión dentro de sus modelos y gamas, ni más, ni menos.

Esto quiere decir que no veremos modelos especiales diseñados por y para ser eléctricos como el Nissan Leaf o el BMW i3. Volkswagen nos ha dejado muy claro que su estrategia parte de una idea que defiende que el eléctrico debe formar parte de la gama de sus principales modelos. De este modo, el Volkswagen e-Up! será eléctrico, pero ante todo será un Volkswagen Up! con todo lo que ello implica en lo bueno y en lo malo. La imagen del modelo estará por encima de su condición de híbrido o eléctrico como es el caso.

Esta visión diferenciada, no lleva consigo una menor implicación en la innovación, por lo menos no en esta primera remesa de eléctricos e híbridos enchufables que llegarán al mercado. Así, salvando todo lo que en el Volkswagen e-Up! nos recuerda al resto de la gama Up!, podemos asegurar que el cambio a nivel técnico es rotundo y el acompañamiento en infoentretenimiento y servicios adhereidos refleja de formal fiel las diferencias que uno espera en un automóvil de esta índole.

El Volkswagen e-Up! en movimiento

Hasta que no giras la llave del contacto en el Volkswagen e-Up!, pocas son las referencias que podemos encontrar para identificar que estamos ante un eléctrico a baterías. Una vez ya “arrancamos”, con cero vibraciones y cero ruidos, el cuadro de instrumentos específico y el dispositivo portátil firmado por Garmin con pantalla táctil 5” cobran vida advirtiéndonos de que algo bajo el capó ha cambiado. Tres modos de conducción: Normal, Eco y Eco+, y cinco programas de regeneración de frenada: D, D1, D2, D3 y B, serán a partir de aquí los principales protagonistas en la conducción del Volkswagen e-Up!.

Las baterías del Volkswagen e-Up! contarán con 8 años de garantía o 160.000 Km

El propulsor eléctrico es capaz de entregar una potencia máxima de 82 CV acompañados de un par motor de 210 Nm disponibles desde cero revoluciones, apunta a juguete divertido. La velocidad máxima está autolimitada a 130 Km/h y el 0-100 Km/h cae en 12,4 segundos, encontrando una autonomía máxima de 160 Km por carga extraída de unas baterías de iones de Litio con capacidad para 18,7 kWh que suponen 230 Kg de los 1.140 Kg de peso que cifra en báscula el Volkswagen e-Up!. El acumulador energético está ubicado bajo el piso del habitáculo ofreciendo un centro de gravedad muy bajo.

Con estos datos el Volkswagen e-Up! apunta maneras para convertirse en una montura muy ágil en ciudad, su escenario predilecto. El par motor de 210 Nm es una herramienta que asegura facilidades y diversión a raudales, prueba de ello es que la jornada de pruebas bajo la lluvia nos ofreció la oportunidad de entender que los eléctricos necesitan de un baremo diferente, pues lo que ofrecen y cómo lo ofrecen – sobre todo hablando de par motor – hay que saber gestionarlo para no ir con el control de tracción funcionando en cada arrancada. En un semáforo, siempre seremos los primeros en salir.

En marcha descubrimos como la personalización que nos facilita Volkswagen en la gestión de la planta propulsora es la mejor carta de presentación del nuevo Volkswagen e-Up!. Encontrarse incómodo con tres modos de conducción y cinco programas diferentes de regeneración es harto difícil, destacando entre todas las opciones la posibilidad de seleccionar un modo sin regeneración de la frenada, posición de la palanca en D, que nos permite llanear para así aprovechar las mínimas inercias. En marcha podemos cambiar constantemente entre programas de regeneración y modos de conducción, algo que nos permite jugar e identificar la forma más eficiente de afrontar nuestros trayectos.

210 Nm de par desde cero revoluciones nos colocarán en primera posición en la salida de cualquier semáforo

La suspensión escogida para el Volkswagen e-Up! ofrece un comportamiento equilibrado entre dureza y capacidad para absorber irregularidades, un punto que marca las diferencias con respecto al perfil blando que ofrece la competencia. La dirección asistida eléctrica ofrece un tacto artificial, encontrando poco peso pero gran facilidad para maniobrar. El equipo de frenos no destaca por una gran potencia, aunque sí nos recuerda que es en los programas de regeneración donde encontramos la verdadera capacidad de frenado del Volkswagen e-Up!.

A todo este planteamiento técnico hay que añadir que el Volkswagen e-Up! cuenta con un dispositivo portátil firmado por Garmin que instala un entrenador virtual para mejorar la eficiencia de nuestra conducción, un sistema de navegación GPS con mapas inteligentes que muestran el alcance de nuestro e-Up! con la energía almacenada en las baterías o gráficos donde poder conocer en tiempo real la energía regenerada según los programas seleccionados.

Volkswagen e-Up!: en España por 26.300 €

El Volkswagen e-Up! llega al mercado español a un precio de 26.300 € antes de ayudas o subvenciones. Sí, lo sabemos, es un precio alto que lo coloca por encima de su principal competidor, el Renault ZOE que está disponible en el mercado español a partir de 21.500 € sin incluir alquiler de baterías. Frente al francés, el e-Up! ofrece un planteamiento muy diferente por concepto, partiendo de un modelo urbano ya presente en el mercado, apostando por un diseño técnico mejor resuelto por el sistema de gestión con modos de conducción y programas de regeneración y un sistema de carga que, bajo el conector CCS, hace posible recargar el e-Up! en cualquier toma doméstica Schuko.

Justamente en la recarga bajo formato CCS encontramos un arma de doble filo pues, pese a tratarse del formato que está destinado a ser el futuro de los puntos de recarga en Europa, en la actualidad no cuenta con ninguna estación en el territorio español y sólo sobre el papel permitirá al Volkswagen e-Up! recargar el 80% de las baterías en 30 minutos. Plantearse la compra del Volkswagen e-Up! en la coyuntura actual de España, nos obliga a barajar la instalación de un punto de carga doméstico tipo Wallbox con 3,7 kW para recarga el 100% de las baterías en 6 horas.

Así, con las cartas ya puestas sobre la mesa, el Volkswagen e-Up! escribe un nuevo capítulo en el futuro de Volkswagen como marca y como grupo remarcando la importancia del vehículo enchufable. Bienvenido.

En Diariomotor: Volkswagen e-Golf y e-UP!: la apuesta eléctrica de Volkswagen es muy real ¿Funcionará?
En Tecmovia: Volkswagen e-Up!, a prueba: el eléctrico según Volkswagen

Lee a continuación: Volkswagen podría abandonar las cajas DSG para modelos inferiores al Golf

Solicita tu oferta desde 9.800 €