Renault Mégane 2014, toma de contacto y visita a fábrica: ¿qué cambia en el compacto francés?

 |  @HerraizM  | 

Renault pone al día a su piedra angular, pone al día al Renault Mégane con nuevos matices estéticos, dándole más protagonismo al rombo, con una gama actualizada, con nuevas mecánicas, afrontando así su última renovación antes de la llegada de una completa actualización de la mano de la próxima generación.

Nos ponemos al volante del nuevo lavado de cara del Renault Mégane, lo hacemos en un trayecto entre Madrid y Palencia de más de 400 kilómetros en el que además hemos podido conocer de primera mano el proceso de producción del Renault Mégane en la factoría de Palencia.

Acompáñanos y conoce todos los detalles del lavado de cara del Renault Mégane, las impresiones tras su conducción, algunos de los entresijos de la factoría donde se produce y su gama, con un precio de partida para España, sin Plan PIVE, de 15.350 euros.

¿Qué cambia en el aspecto del Renault Mégane?

El renovado Mégane luce ahora un nuevo frontal con una premisa clara “la nueva identidad de marca de Renault” fruto de la llegada de Laurens Van den Acker a la marca francesa en 2009 y su intención de unificar la visión frontal de la marca, de crear una firma visual inmediatamente reconocible.

Esto nos deja por tanto con la premisa en su diseño de dar coherencia a la gama donde nos encontramos ya al Renault Clio, al Renault Zoe y al Renault Captur con un paragolpes semejante donde el rombo adquiere un especial protagonismo, resultado de la búsqueda de fomentar el “orgullo de pertenencia a la marca”.

Con estas ideas en mente, con la búsqueda de enaltecer el rombo y al mismo tiempo unificar el frontal con el resto de la gama, se le ha dado al Mégane un nuevo paragolpes, nuevas rejillas de aireación, nuevos faros elípticos y nuevas luces diurnas en LED. Además de estos cambios en su frontal nos encontramos con nuevos embellecedores y una gama totalmente renovada de llantas.

¿Qué nuevas mecánicas hay disponibles?

La oferta mecánica del Renault Mégane 2014 se completa con el motor gasolina TCe de 1.2 litros con 115 caballos que equipado con el sistema de Stop&Start y con el sistema ESM de recuperación de energía homologa unas emisiones de CO2 de 119 g/km, evitando así el impuesto de matriculación y convirtiéndose de la mano del acabado de acceso Life en la versión de “ataque” con un precio de partida de 15.350 euros (Plan PIVE no incluido).

En diésel además el bloque dCi de 1.5 litros evoluciona para ofrecer un nuevo punto de acceso a la gama diésel con una potencia que pasa de los 90 a los 95 caballos y un par que aumenta en 40 Nm cambiando además su transmisión manual de 5 velocidades por una caja de 6 velocidades logrando homologar un consumo medio de 4.1 l/100 km, con unas emisiones de CO2 de 109 g/km.

Además se inicia la comercialización de la mecánica TCe de 130 caballos con el cambio automático EDC de doble embrague.

¿Cómo queda configurada su gama?

Más allá de los cambios mecánicos y de la evolución de su frontal, en Renault han querido aprovechar este lavado de cara para dar paso a una configuración de la gama más sencilla y más equipada, reduciendo la oferte de 5 niveles de equipamiento que existían hasta ahora en 3 versiones, incluida una nueva alternativa conformando el techo de la gama.

De este modo en el Renault Mégane berlina (5 puertas) y Sport Tourer (familiar) la gama queda conformada por el acabado Life, el acabado GT-Style y el acabado Bose.

El acabado Life cuenta de serie con aire acondicionado, faros antiniebla, radio MP3, USB, Bluetooth, regulador de velocidad y el asiento del conductor regulable en altura.

El acabado GT-Style dispone, además del equipamiento del acabado Life, como elementos de serie de llantas de aluminio en 16 pulgadas, el acabado exterior expecífico GT-Style, luces diurnas LED, climatizador automático bi-zona, sensor de lluvia, volante de cuero, radar trasero de proximidad, retrovisores abatibles electricamente, elevalunas traseros eléctricos, regulados lumbar para el asiento del conductor y barras del techo cromadas en el caso del Sport Tourer.

Como techo de la gama, aparece el acabado Bose en alusión al equipo de música Bose que recibe, con MP3, USB y bluetooth, disponiendo además de los elementos vistos en el acabado GT-Style, de navegador Tomtom, de cristales sobretintados, llantas en 17 pulgadas, el pomo de la palanca del cambio en cuero, luces diurnas de LED y el asiento del pasajero con regulador de altura.

Además en el caso de la versión coupé la versión de acceso Life es sustituida por el acabado Intens que cuenta con aire acondicionado, regulador de velocidad, asiento del conductor regulable en altura y ajuste lumbar, luces diurnas en LED y ordenador de a bordo.

Por mecánicas, precios, carrocerías y acabados, la gama del Renault Mégane queda configurada de la siguiente forma, quedando el Renault Mégane CC a la espera de su presentación en marzo:

Renault Mégane Berlina (5 puertas)

Motor Potencia equipamiento Precio del nuevo Renault Mégane Energy TCe S&S 115 CV Life 15.350 euros Energy TCe S&S 115 CV GT Style 17.200 euros Energy TCe S&S 130 CV Bose 19.800 euros TCe EDC 130 CV Bose 21.300 euros dCi 95 CV Life 16.650 euros dCi 95 CV GT Style 18.200 euros dCi 110 CV GT Style 19.500 euros Energy dCi S&S 110 CV GT Style 20.100 euros Energy dCi S&S 110 CV Bose 21.300 euros dCi EDC 110 CV GT Style 21.100 euros dCi EDC 110 CV Bose 22.300 euros Energy dCi 130 CV Bose 22.100 euros

Renault Mégane Sport Tourer (familiar)

Motor Potencia equipamiento Precio del nuevo Renault Mégane Energy TCe S&S 115 CV Life 17.250 euros Energy TCe S&S 115 CV GT Style 19.100 euros Energy TCe S&S 130 CV Bose 21.700 euros TCe EDC 130 CV Bose 23.200 euros dCi 95 CV Life 18.550 euros dCi 95 CV GT Style 20.100 euros dCi 110 CV GT Style 21.400 euros Energy dCi S&S 110 CV GT Style 22.000 euros Energy dCi S&S 110 CV Bose 23.200 euros dCi EDC 110 CV GT Style 23.000 euros dCi EDC 110 CV Bose 22.200 euros Energy dCi 130 CV Bose 24.000 euros

Renault Mégane Coupé

Motor Potencia equipamiento Precio del nuevo Renault Mégane Energy TCe S&S 115 CV Intens 17.150 euros Energy TCe S&S 115 CV GT Style 17.850 euros Energy TCe S&S 130 CV Bose 20.450 euros TCe EDC 130 CV Bose 21.950 euros dCi 95 CV Intens 18.150 euros dCi 95 CV GT Style 18.850 euros dCi 110 CV GT Style 20.150 euros Energy dCi S&S 110 CV GT Style 20.750 euros dCi EDC 110 CV GT Style 21.750 euros Energy dCi S&S 110 CV Bose 21.950 euros dCi EDC 110 CV Bose 22.950 euros Energy dCi S&S 130 CV Bose 22.750 euros

RS 2.0 265 CV RS 28.500 euros

Mégane RS: 265 caballos desde 28.500 euros

La joya de la gama Mégane, el Renault Mégane RS, también ha pasado por el lavado de cara, introduciendo el nuevo frontal visto en el resto de las distintas versiones del Mégane, sentándole especialmente bien el nuevo acabado del rombo y el aplique negro en un conjunto donde antes la gran parrilla inferior quedaba un tanto “huérfana”.

Mecánicamente se mantiene sin cambios con el motor gasolina de 2 litros, sobrealimentado, de 265 caballos y 360 Nm de par que asociado a una transmisión manual de 6 velocidades consigue registrar un 0 a 100 km/h en 6 segundos con una velocidad máxima de 254 km/h, homologando un consumo medio de 7.5 l/100 km.

En el acabado de serie del Renault Mégane RS nos encontramos con llantas de aleación de 18 pulgadas, el equipo de música R-Plug&Radio, ESP tri-modo (normal, sport y desconectable), el chasis Renault Sport, volante de cuero, cristales sobretintados, climatizador bi-zona y el diseño exterior e interior específico, encontrándonos con una parte inferior del paragolpes específica, taloneras, llantas y un paragolpes posterior con salida de escape central.

El Renault Mégane RS tiene un precio de partida en España de 28.500 euros, contando con un descuento ya aplicado de 3.000 euros. Entre sus extras nos encontramos con el Pack RS RED Design por 450 euros que añade detalles en rojo a su exterior; el RS Monitor, que por 400 euros añade telemetría al RS; el techo panorámico por 600 euros o el Pack Cup Recaro que por 2.455 euros añade el equipo de frenos firmado por Brembo en color rojo, el diferencial de deslizamiento limitado, el chasis cup y los asientos Recaro.

En movimiento: Renault Mégane berlina Bose dCi de 130 caballos

Es el momento de ponernos en marcha. Por delante una ruta entre Madrid y Palencia que nos llevará hasta las mismísimas instalaciones donde nace el coche que estamos probando, ejecutando el camino a la inversa en un regreso para confirmar nuestras primeras impresiones con el Renault Mégane berlina (5 puertas) dCi de 130 caballos.

Para el trayecto la unidad elegida cuenta con el acabado Bose. En su interior no hay cuero, ni techo panorámico, pero por lo demás no le faltan buenos detalles como el equipo de sonido Bose o el sistema de navegación con pantalla táctil coronando el salpicadero, unos umbrales de las puertas recordándonos que estamos ante la versión Bose, el climatizador bizona con un display en LED blanco y además unas llantas de 17 pulgadas (junto a neumáticos Continental ContiSportContact) de nueva factura que acompaña en lo estético al nuevo frontal.

Su habitáculo recurre a un salpicadero sencillo, rompiendo con el plástico de acabado blando y partes duras de un buen acabado únicamente con un aplique en negro brillante y el acabado en aluminio del climatizador o del control del sistema multimedia situado en el puente central, así como las costuras en un tono claro del asiento, contando con un buen nivel de espacio tanto para las plazas delanteras como traseras y unos asientos con un buen nivel de confort. El ajuste de estas unidades con poco kilometraje es bueno y no se le puede reprochar ningún mal punto destacable.

Para su instrumentación se recurre a dos grandes esferas más un ordenador de a bordo al lado derecho. Mientras que el cuentarevoluciones es analógico y de fondo negro, el velocímetro, donde también se aloja la temperatura y el nivel de combustible, es digital, con el fondo blanco y de rápida y clara lectura.

Arrancamos, introducimos la tarjeta-llave en la ranura correspondiente y afrontamos los primeros kilómetros entre un entorno nevado de la noche anterior. En circulación, por autovía, se aprecia la entrada de aire a través de las juntas de las puertas en un punto que debería otros rivales de segmento afrontan con mayor aislamiento, pero más allá de esto el motor no cuenta con una excesiva rumorosidad.

En un pequeño tramo revirado el Mégane saca a relucir un buen compromiso con el paso por curva. No balancea a cambio de ofrecer un tarado de la suspensión algo duro del segmento y con algún que otro rebote, no pudiéndole reprochar un mal tarado a la dirección ni un mal tacto al cambio.

Bajo el capó de esta unidad nos encontramos con el bloque de 4 cilindros Energy dCi de 130 caballos a 4.000 rpm, con 1.6 litros de cubicaje y un par de 320 Nm disponible desde las 1.750 rpm, asociado a una transmisión manual de 6 velocidades y con Start&Stop, como le corresponde dada su condición “Energy”. Prestacionalmente homologa una velocidad máxima de 200 km/h con una aceleración de 9.8 segundos en el 0 a 100 km/h y un consumo medio de 4 l/100 km.

En cifras, la berlina, cuenta con una longitud de 4.302 mm, una anchura de 1.808 mm (sin retrovisores), una altura de 1.471 mm y una batalal de 2.641 mm, disponiendo en el caso de esta motorización de un peso de 1.320 kg.

Más allá de las cifras, la mecánica dCi de 130 caballos tiene una respuesta más que correcta en cruceros, pero un tanto pausada y líneal cuando se le exige un ritmo mayor repentino, por ejemplo a la hora de adelantar, más aún si tenemos en cuenta que goza de una más que correcta cifra de par. Obviamente cuenta con 130 caballos, por lo que aunque la entrega sea para mi gusto excesivamente progresiva, responde fácilmente con ritmos por encima de los límites legales, aunque se alcancen de una manera más frugal de lo que cabría esperar.

Por consumos durante el trayecto, con ritmos altos, registró un consumo de 5.8 l/100 km, en condiciones normales y sin incidir en una conducción excesivamente ECO, debería rondar los 5 l/100 km.

Visitando la factoría de Renault en Palencia

Además de conocer los cambios del Renault Mégane 2014 y de probar la versión Bose y la mecánica 1.6 dCi de 130 caballos, hemos tenido la oportunidad de conocer de primera mano todo el proceso de producción del Renault Mégane, que se fabrica integramente en la planta que Renault posee en Palencia, produciéndose en la misma línea todas las variantes de carrocería a excepción del cabrio, que se produce en Francia.

Esta factoría lleva ligada a la historia del Mégane desde su primera generación, pero han pasado por ella modelos como el R12, el R19, el R21 o el Laguna.

Tenemos que tener presente además que el 80% de las motorizaciones del Renault Mégane se fabrican en España, teniendo bastante próxima a esta planta de Palencia la planta de motores de Valladolid, así como una amplia presencia de piezas, el 58%, con proveedores en un radio de menos de 100 km de la factoría.

Inaugurada en 1978 es una fábrica de referencia dentro de la alianza Renault-Nissan, contando con 300.000 metros cuadrados construidos, automatizada con la presencia de 619 robots y con una plantilla de 1.753 personas.

En su “palmares” cuenta con cerca de 6 millones de unidades producidas, con una cadencia de producción actual de 585 vehículos al día entre las diferentes carrocerías de la gama Mégane repartidos entre 447 unidades del Mégane berlina, 85 del Mégane Sport Tourer, 33 del Mégane coupé y 20 del Mégane RS, exportándose el 90% de la producción actual con Francia y Alemania como principales receptores (un 30.6% y un 12.3% respectivamente).

El récord de la planta data de 2004 cuando se produjeron 288.591 unidades de la segunda generación de Renault Mégane contando entonces con un récord absoluto para un modelo en la historia del mercado español, con 117.624 unidades.

En Diariomotor: Gama Renault Mégane 2012, presentación y prueba en SevillaRenault Mégane RS 2012, presentación y prueba en Monteblanco

Lee a continuación: El nuevo Renault Mégane estará con nosotros en 2015

El Renault Mégane IV es un compacto de elegante diseño con carrocería de cinco puertas y un buen maletero. Destaca por tener mucho equipamiento tanto de serie como en opción.

  • Alejandro

    No es normal que ya vaya por el segundo reestilizado en esta generación y las ópticas traseras ni las han tocado.

  • Mr.Rax.

    Prefiero mi Megane 2005, jamás han vuelto a hacer algo igual.

    • NakTono

      Muchísimos coches ya no muestran una evolución como la mostraban antes de la crisis. El salto que dio Renault en el Megane de primera a segunda generación fue espectacular, al igual que Citröen con el Xsara hacia el C4, o con el Xantia hacia el C5. Si alguien ajeno al mundo del motor los ve por la calle, sabría diferenciar perfectamente cual es el modelo antiguo. Esto mismo es lo que sucede con tu Megane, el cual hizo gala de un salto espectacular, con un diseño diferente a la par que polémico; pero con este modelo ocurre todo lo contrario. Al verlos a ambos por la calle, el salto generacional que se respira es mínimo, y si volvemos a poner al mismo “ignorante” del mundillo, dudo mucho que supiese decir cual es el modelo de la actual generación… Y es una pena.

      Otros, sin embargo, siguen haciendo gala de estos saltos generacionales, como por ejemplo Opel, tanto Astra como Insignia; Mercedes-Benz con toda su gama, Mazda con los nuevos Mazda3 y Mazda6, y un largo etc. Renault desgraciadamente, no (con excepción del Laguna Coupe).

      • Mr.Rax.

        Tienes razón, me ahorraste el uso del teclado. Se ve la diferencia abismal de uno comparado con el otro. Incluso parecía un poco adelantado a su época, solo un poco, tampoco exagero. Insisto, no han vuelto a hacer algo igual. Nunca hablé de la mecánica, porque tengo mis quejas, pero la estética era y es espectacular todavía.

      • xingular

        ¿Que el Megane II no se ve viejo? Precisamente es lo que tiene su diseño, que se le ve mas viejo que el Megane I. El III fue todo un acierto, sobre todo la versión 3p.

    • Alejandro

      Pues yo tengo uno y lo quemaría… Mala suspensión, malos plásticos, malas telas, malos ajustes y la electrónica deja mucho que desear. Por no hablar del confort de marcha (vibraciones, balanceos…). El techo se está despegando y hay plásticos que al tocarlos te manchas. Si hubiese estado mucho al sol tendría lógica, pero duerme en garaje y en el trabajo descansa en un aparcamiento subterráneo a 18º constantes. Sólo hace autovía a 100/120 km/h… Qué tal está el tuyo? Te ha pasado algo de lo que comento?

      Un saludo.

      PD. Cómo imaginaréis sólo volveré a un Renault si me lo regalan xD

      • Vitinen

        Yo voy por el cuarto Megane…en el 2002 compre un coupe dci 105 cv para sustituir un clio diesel irrompible, en el 2006 lo cambie por un dci 120cv , el salto generacional fue brutal como apuntan más arriba, ninguno me dio ni un problema haciendo unos 40000km anuales, ni en rodaje les eche nunca una gota de aceite…perfectos!
        En 2008 lo cambie por un gasolina más deportivo, compre un gt 2 litros turbo 165cv, que maravilla de coche, suave y a la vez con mala leche, lo mismo, ni un problema aunque es cierto que lo tuve dos años solo…..pero me enamore de mi actual pepino…en 2010 compre la joya que es el nuevo RS 250cv, sin chasis cup ni recaro que son muy incómodos para viajar.Es una máquina espectacular que te permite ir a 120-140 sin escuchar nada y gastando 8 litros….o darle pedales hasta que el sentido común y las dotes de conductor se acaban, espectacular, llevo 51000 km y lo mismo que sus hermanos…ni un problema, nada!!
        Por cierto el Megane 3 es bastante mejor en calidades que los anteriores…..mucho más rigido de carrocería, el techo va soldado por ejemplo a los laterales de la carroceria.
        Bueno creo que has tenido muy mala suerte con tu Megane 2…solo hay que ver los que hay por la calle y lo dificil que es ver uno tirado…

        Por cierto, los que se gastan 30000 euros en un premium compacto diesel de 140 jacos no saben lo que se pierden…

        • xingular

          Y tú tampoco sabes lo que te pierdes :D

          • Vitinen

            Si,perfectamente; 2,5 miseros litros cada 100 km!! Jajaja
            Pero el sonido y las sensaciones lo compensan…por no decir la jeta que se le queda a los que llevan los “premium” cuando les pinto rayas negras por encima!! Jajaja,sin acritud,eh!!

    • xingular

      Eres como a las que les gusta Belén Esteban. Son muchos, pero no quiere decir que estén acertados.

  • siroco007

    Veo que han suprimido las maravillosas mecánicas 2.0 DCI… Era uno de los mejores bloques diesel del mercado y al final se han quedado fuera del Megane, una lástima.
    Por lo demás veo más de lo mismo. Un muy buen producto que parece “excesivamente” barato de factura.

  • NakTono

    No me lo puedo creer…

    https://www.diariomotor.com/2013/09/02/alfa-romeo-giulietta-2014-estrenando-el-2-0-jtdm-ii-de-150-cv-y-el-equipo-de-entretenimiento-uconnect/

    Habéis hecho un reportaje 10 veces más grande para el restyling del Megane que para el del Giulietta, cuando este último es un coche con un enfoque muchísimo mayor al placer de la conducción y a todos los apasionados del motor, mientras que el Megane es lo más generalista del mundo, siendo el típico producto del que quiere un coche barato y no se quiere romper demasiado las neuronas. INCREIBLE. Esto parece la típica revista de 1€ de kiosco de barrio…

    • Helmut

      Para empezar, el restyling del Mégane es significativamente más profundo que el del Giulietta. Además de eso, el Mégane es un modelo con bastante más relevancia en Europa que el Giulietta, y ya no hablemos de su importancia en España. Por último, te diré que el Alfa tiene de pasional el diseño y poco más. He conducido el QV de un amigo y lo del placer de conducción no es más que una etiqueta, no es lo que esperas de una versión deportiva de Alfa Romeo. Esto es una página web del motor seria, deja de decir incongruencias…

      • José Luis

        Aqui todo hijo de vecinos ha conducido o ha conocido a alguien que tiene un Giulietta. Yo tengo un 147 y no pienso cambiarlo pues es vergonzoso que una marca tan mítica y homérica como Alfa Romeo solo tenga dos modelos, hasta Dacia tiene más donde elegir, coño.

        • AB

          ¿Vergonzoso que no tenga más que dos modelos? ¿y nunca se te ha ocurrido pensar por qué? Los coches son como los churros, si vendes muchos haces muchos, pero si haces muchos y vendes pocos entonces te los tienes que comer tu mismo, así que si vendes pocos, haces pocos. Esa es toda la historia.

    • Mario Herraiz

      NakTono, mira el artículo que sacamos anteriormente sobre el lavado de cara del Mégane:

      https://www.diariomotor.com/2013/09/06/renault-megane-2014-maquillaje-para-el-compacto-y-un-nuevo-frontal-mas-moderno-y-llamativo/

      ¿Es o no es comparable al del Giulietta?

      Ahora bien, con el Mégane hemos asistido ahora a una presentación donde más allá de la NP del lavado de cara hemos podido conocer los cambios de primera mano, probar el coche con el lavado de cara, conocer los datos de comercialización, los precios y como colofón visitar la fábrica.

      No es lo mismo una noticia (Giulietta 2014) que un reportaje (prueba, visita a fábrica, datos de comercialización…), entiende que no podamos ser igual de breves con la prueba del mégane que con una noticia sobre el Giulietta MY 2014

      • AB

        Es que hay gente que no entiende que se lee lo que te interesa o lo que se quiere leer, sobre todo si es gratis, no lo primero que te ponen por delante… si no te interesa o no te gusta, lo dejas y punto.

    • meier

      Tienes toda la razón! para un cambio de focos y esperar a ello para sacar un par de motores le han dado un reportaje amplísimo, en mi opinión más del que se merece. Ya que este modelo lleva sus años y se esperaba de él un modelo nuevo, es más, si pones en internet megane 1014 salen bocetos de lo que debería ser, es decir un modelo nuevo y no un lavado de cara, que es lo que vanamente es. Incluso ha sucedido lo mismo con los Dacia, pero claro, no se le da el bombo como a Renault, que parece que ha debido de haber una jornada de puertas abiertas a la fábrica de Palencia, porque en el programa de la “rubia” (más que coches de T5, malo donde los haya) también han ido a visitar la fábrica. Es mu humilde opinión sobre un modelo que conozco y que está sobrevalorado. A mención de un Alfa romeo Giulietta que como es menos conocido no se le da tanta publicidad porque no llega a calar en el mercado común (el menos común de los mercados).
      Si se me perfite el frikismo es como en los Simpsons cuando Lisa inventa una muñeca que se sale de los esterotipos de las muñecas comunes y a la hora de la venta se interpone la que copaba el mercado de ventas con un accesorio nuevo y es arrasada con la frase de Smithers de “ya..pero el sombrero es nuevo”

      • rubeu

        Producto que se hace en españa habra que publicitarlo . ¿O esque en italia el los blogs te promocionan el megane? Somos tontos hasta para eso .viva el paro.

  • doofenshmirtz

    es un superventas y un modelo muy importante para la industria nacional. Renault nunca se ha caracterizado por las apuestas arriesgadas, pero este frontal me parece el más bonito de todas las versiones producidas hasta la fecha.

  • Nuñez

    Tengo yo un gt line hace 1 año y si me encanta esta marca pero y porque las traseras siguen igual? no lo entiendo adema la pintura se cascarila… al lado de la matricula… sera por los plasicos no lo entiendo… en fin RENAULT poneros las pilas ;)