Skoda Scout 2014: ya está aquí el Octavia Combi más campero

 |  @davidvillarreal  | 

Con la nueva generación de Skoda Octavia ya asentada en los concesionarios, estábamos esperando que se produjera la presentación de su visión más campera, la del Skoda Scout, una versión reforzada y bastante atractiva del Octavia familiar. Su aspecto ya puedes verlo en estas fotografías, aunque no haya demasiadas sorpresas y respete las claves de diseño de la nueva generación de Skoda Octavia y los rasgos del modelo que le precede.

El nuevo Skoda Scout estará presente en el Salón de Ginebra, dentro de tres semanas. Se trata de un familiar campero que ha aumentado la distancia libre al suelo en 33 milímetros respecto al Octavia, destacando por sus refuerzos de plástico negro en las puertas, los pasos de rueda y las defensas, así como unas llantas de 17” bastante llamativas que para este modelo serán de serie. A bordo también nos encontraremos con detalles exclusivos y el emblema Scout presente en un nuevo volante de tres radios forrado en piel y en el pomo de la palanca de cambios.

Otra de las claves que harán de este Skoda Scout un coche diferente y sobre todo práctico fuera de la carretera, la tenemos en su tracción a las cuatro ruedas con diferencial Haldex, de quinta generación. Este sistema que ya estaba presente en el Octavia Combi, es aún más importante si cabe en un coche destinado a cumplir en pistas sin asfaltar.

Con tracción a las cuatro ruedas, mayor altura libre al suelo y protecciones de plástico, el Skoda Scout es la visión más campera del Octavia Combi.

Aunque de momento no tengamos cifras exactas, Skoda asegura que los ángulos de ataque y salida han mejorado. Un aspecto interesante que siempre habrá que matizar a tenor de que este coche sigue sin ser un verdadero todoterreno. Skoda también goza de otras alternativas camperas no menos interesantes y por ello también os recomendamos leer nuestra prueba de contacto del Skoda Yeti Outdoor que hicimos hace tan solo unos días.

De momento desconocemos con que precio aterrizará en los concesionarios españoles. La referencia, probablemente, la tendremos muy por encima de los 20.000 euros (con campañas promocionales y ayudas incluidas). Pensemos que un Octavia TDI 105 CV con promociones arranca en 16.990€ y un Octavia Combi con el mismo motor en 17.790€.

Sabemos que el nuevo Skoda Scout contará con dos motores diésel y uno de gasolina, por lo que prácticamente podríamos confirmar que serán el 1.6 TDI de 105 CV, el 2.0 TDI de 150 CV y el 1.4 TSI de 140 CV.

Fuente: Skoda
En Diariomotor: Prueba de contacto del Skoda Octavia | Skoda Octavia Combi

Lee a continuación: Skoda Scout 2.0 TDI DSG, a prueba (III)

  • puti

    me pika tol shosho

    • petri

      hija, puti, que guarra ereshhhh

    • rosi

      lavatelo, cerdaaaaaaaa

  • puti

    este nuevo octavia mola que te cagas. a ver si se la chupo al del concesionario y me lo deja mas barato

  • puti

    QUÉ DOCUMENTACIÓN SE DEBE PRESENTAR para ser la mas puta de todas, REQUISITOS
    1.- Pasaporte vigente.
    2.- Antecedentes penales argentinos.
    3.- Documento Nacional de Identidad.
    4.- Certificación ante escribano público de continuidad laboral en el que conste Nº de CUIT del empleador, dirección donde realiza las tareas, duración de las mismas, Nº de CUIL del empleado, sueldo a percibir y horario de trabajo.

    (La Dirección Nacional de Migraciones, en caso de ser necesario, podrá solicitar los recibos de haberes del empleado, como así también las constancias de aportes previsionales a favor de éste realizados por el empleador).

  • liki liki

    Un minuto después de que el Partido Democrático (PD) aprobase por 136 votos a favor, 16 en contra y 2 abstenciones que Italia necesita un nuevo Gobierno, el primer ministro, Enrico Letta, anunció mediante un comunicado que este viernes presentará su dimisión ante el presidente de la República, Giorgio Napolitano.

    El centroizquierda italiano no necesita enemigos. Sus dirigentes se bastan y se sobran para ajustarse las cuentas con pasión. En un momento de relativa calma política, cuando la economía parecía recuperarse tímidamente y Silvio Berlusconi se iba apagando entre condenas definitivas y juicios pendientes, el nuevo líder del Partido Democrático (PD), Matteo Renzi, asestó esta tarde al primer ministro, Enrico Letta, la puñalada que venía preparándole desde hace dos meses. Tras no conseguir el miércoles que Letta se marchase por su propio pie, el alcalde de Florencia aprovechó la reunión de la dirección del PD para agradecer a Letta los servicios prestados y advertirle de que es “necesario y urgente” la formación de un nuevo gobierno que, de aquí al 2018, impulse la recuperación y lleve a cabo las reformas pendientes. No lo dijo expresamente porque ni siquiera hacía falta: el plan de Renzi es que se vaya Letta para ponerse él.

    De hecho, Matteo Renzi dio la razón a quienes lo tachan de extremadamente ambicioso: “Hay una ambición desmesurada que tenemos que tener, desde mí hasta el último inscrito en el PD, porque Italia no puede vivir en una situación de incertidumbre e inestabilidad”. Según el líder del centroizquierda, solo hay dos salidas para ello: “Nos encontramos en una encrucijada. O volvemos a unas elecciones anticipadas o podemos transformar esta legislatura en constituyente”. Renzi descartó enseguida las elecciones –como ya hizo el miércoles el presidente de la República, Giorgio Napolitano—porque, entre otras cosas, no aseguran el triunfo de su formación: “El camino de unas elecciones tiene encanto y atractivo, pero en estos momentos no tenemos una normativa electoral que garanticen la gobernabilidad. Unas elecciones tendrían un valor purificador, pero ahora no servirían para resolver los problemas del país”.

    No dejó de tener gracia Renzi cuando, pese al acoso mediático que ha sometido a Letta en las últimas semanas, dijo: “El mío no será un proceso contra el Gobierno; no se trata de culpar al Gobierno por lo que ha sucedido, sino de entender si estamos en condiciones de abrir una nueva página”. Por su parte, Enrico Letta, que el miércoles por la tarde dejó claro que su intención es seguir adelante y presentó un nuevo proyecto de legislatura, decidió no acudir a la dirección de su partido y esperar en el Palacio Chigi el veredicto de sus compañeros de partido. No obstante, ha transcendido que el primer ministro ha decidido cancelar el viaje a Londres que tenía previsto para los días 24 y 25, lo que se interpreta como una síntoma más de que está en las últimas. Eso sí, sin descomponer la figura. El miércoles dijo que las emboscadas que unos y otros le han tendido desde el mismo día que llegó a la presidencia del Gobierno le han obligado a profundizar en su ya aquilatada capacidad para permanecer tranquilo. “Si este asunto fracasa”, dijo, “puedo irme a dar clases de zen a cualquier escuela oriental”.