435,3 km/h: el nuevo récord de velocidad del Hennessey Venom GT

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

¿Cuál es el coche más rápido del mundo? Hasta el momento era el Bugatti Veyron Super Sport, con unos mareantes 434 km/h de velocidad punta. Desde Hennessey están empeñados en arrebatar el récord de velocidad a Bugatti, y hace apenas unos días parecen haberlo conseguido. En un gran alarde de patriotismo estadounidense, el preparador de Texas anunciaba que había batido el récord de velocidad con su Venom GT. La cifra: 435,3 km/h en un coche de producción legal en carretera. Las últimas dos frases requieren de una profunda matización, dicho sea de paso.

Pero antes de nada, “al lío”. El récord de velocidad fue batido en la pista del Kennedy Space Center en Florida, en la misma pista que se ha empleado para el aterrizaje de las lanzaderas espaciales de la NASA. Una gigantesca pista de casi 5,5 km de longitud, en la que el Venom GT ha podido dar rienda suelta a sus 1.244 CV de potencia. El coche no ha podido aprovechar la totalidad de la pista, ya que ha salido desde parado y ha debido dejar un margen de seguridad para poder frenar al final de pista. Podría haber sido incluso más rápido.

435,3 km/h: el nuevo récord de velocidad del Hennessey Venom GT

Hennessey Venom GT: un Elise con acento texano

La relación peso-potencia de los Hennessey Venom GT es de 1 kg/CV, inferior a la de muchas motos deportivas.

Los Hennessey Venom GT comiezan su vida como un simple Lotus Elise construido en Reino Unido. Son enviados a los talleres de John Hennessey en el corazón de Texas, donde son modificados hasta el punto de parecer irreconocibles. Dejando a salvo la estructura del habitáculo, todo cambia. Se añade un enorme subchasis trasero y se ensancha la carrocería, dando al coche un aspecto de cómic. Todo ello para que el pequeño Elise pueda albergar el gigantesco motor 7.0 V8 LS7 de origen General Motors que Hennessey ha decidido acoplarle.

Un V8 que de serie entrega 505 CV pero que ha sido doblemente turboalimentado – e internamente modificado – para entregar la increíble potencia de 1.244 CV. Una cifra buscada con el objetivo de una relación peso-potencia de 1 kg/CV. Con una aerodinámica activa y una potencia desproporcionada, este misil puede acelerar hasta los 300 km/h en sólo 13,63 segundos, siempre que el piloto sea suficientemente hábil con su caja manual de seis relaciones. Bendita desproporción de coche, que sólo podía ser de origen estadounidense.

Pero el Veyron Super Sport sigue siendo el coche más rápido del mundo

Al menos según las condiciones impuestas por Guinness World Records, y si creemos en sus tecnicismos. El sueño de John Hennessey se ha cumplido a medias, por tanto. En primer lugar, Guinness exige que se haga una pasada de ida y otra pasada de vuelta en la misma pista para compensar por vientos. Según Hennessey, el viento era sólo de 5 km/h y el Kennedy Space Center sólo les permitió una pasada de ida, tras meses de negociación. En segundo lugar, Guinness exige que el vehículo sea de estricta producción.

¿Qué entiende Guinness por producción? Un vehículo del que al menos se hayan producido 30 unidades durante su ciclo de vida. El Hennessey Venom tendrá una tirada de 29 unidades, de las que se han producido 11 unidades hasta la fecha. Por tanto, Guinness no puede certificar este récord de velocidad, aunque Racelogic certifique la velocidad máxima obtenida por GPS. Con todo, tengamos en cuenta que la diferencia de velocidad entre el Venom y el Veyron Super Sport es de un sólo kilómetro por hora, una diferencia irrisoria a este tipo de velocidades.

435,3 km/h: el nuevo récord de velocidad del Hennessey Venom GT

Un sólo kilómetro por hora que podría achacarse a condiciones climatológicas, o de la pista. Aunque el récord de Hennessey no sea validado por Guinness, sigue siendo un logro impresionante. Lo que me gustaría es ver el rendimiento del Venom GT en la pista de Ehra-Lessien, un gigantesco circuito con una recta de 9 kilómetros, en la que se puede incluso hacer una entrada lanzada hasta a 200 km/h gracias a una fuerte bancada en la curva previa. Puede que entonces el Venom nos sorprendiese aún más.

Sólo hay un “pero”, la pista alemana es propiedad del Grupo Volkswagen, que no creo que esté por la labor de dejar a un “simple preparador” que amenace la superioridad de su Veyron…

Fuente: Hennessey Performance
En Diariomotor: Hennessey Venom GT: 0 a 300 km/h en 13,63 segundos y nuevo récord Guinness | “Sweet Emotion”: Steven Tyler se hace con el único Hennessey Venom Roadster | Hennessey Venom GT Spyder, a la caza del Veyron GrandSport

435,3 km/h: el nuevo récord de velocidad del Hennessey Venom GT

Lee a continuación: Hennessey está dispuesto a llevar a tu Corvette Stingray hasta los 1.000 caballos

Ver todos los comentarios 25