comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Tecnología

4 MIN

Tanta tecnología en el salpicadero, ¿de verdad hace nuestra vida más fácil?

Desde la más absoluta modestia, nos consideramos gente muy familiarizada con la tecnología de los automóviles que se comercializan hoy en día, no solo porque este trabajo nos lo exija sino por la propia experiencia acumulada con la gran cantidad de coches que pasan por nuestras manos al cabo del año. Pero incluso para nosotros, a veces resulta altamente complicado acceder a funciones tan básicas – que por supuesto realizamos en todas las pruebas – como seleccionar una ruta en el navegador o sincronizar por Bluetooth nuestro smartphone.

Consumer Reports, una revista estadounidense, con casi ochenta años de historia especializándose en pruebas de productos de consumo, alertaba de la complejidad de los sistemas de entretenimiento de a bordo. Lo habitual es que nos encontremos con botoneras enormes, acciones poco intuitivas, sistemas táctiles que nos distraen y que a fin de cuentas no solo no nos harán la vida más fácil y cómoda, al menos al cabo de nuestros primeros kilómetros con un coche recién comprado, sino que también nos harán más susceptibles a distracciones y, en el peor de los casos, a situaciones de peligro.

Todo es cuestión de gustos, eso es cierto, pero creo que no puede negarse que los sistemas más cómodos y seguros, al menos los que así me lo han parecido, no eran táctiles y delegaban toda la responsabilidad del acceso al equipo de entretenimiento en una interfaz giratoria, o tipo mouse, en la consola central y un menú de acceso gráfico y bien organizado.

Es la solución más habitual de los premium alemanes, pero no solo de ellos, también de otras muchas marcas como Lexus o Mazda. Hasta ahora no he encontrado ninguna pantalla táctil o controles en el salpicadero que me resultasen tan cómodos como estas interfaces giratorias, aunque por supuesto hay honrosas excepciones.

Os detallaré algunos casos y algunas cuestiones que para mí son imprescindibles para decidir si un sistema es cómodo, sencillo, intuitivo y seguro o no.

Mazda 3. La localización de la pantalla del equipo de entretenimiento es esencial para que no desviemos la vista de la carretera. No debe interferir nuestro campo visual, pero tampoco obligarnos a agachar la cabeza para cambiar de canción o contemplar las indicaciones del navegador.

Citroën C4 Picasso. Mucho mejor cualquier interfaz centralizada que la mejor de las interfaces táctiles. Pero si basas tu equipo de entretenimiento en una pantalla táctil, lo mejor es que esta sea independiente de una segunda pantalla principal y esté en una posición accesible.

Infiniti Q50. Hasta el lunes tuve en mi garaje este coche y me parece un buen ejemplo de cómo se puede lograr que un sistema de entretenimiento táctil sea cómodo y accesible con una división en dos pantallas.

Infiniti Q50. Aún así, me sigo quedando con las interfaces giratorias. Este modelo de Infiniti, por cierto, no solo cuenta con pantalla táctil, sino que los controles también son accesibles (faltaría más) desde el volante y desde una interfaz giratoria en la consola central. Esta prueba os la ofreceremos muy pronto, aunque mientras tanto podéis leer la toma de contacto de mi compañero Pepe.

Lexus CT200h. Lexus ya ha implementado una interfaz giratoria, que también es pivotante (tipo joystick), para sustituir el mouse que aún siguen utilizando en la mayoría de sus modelos, que no era demasiado preciso a la hora de seleccionar opciones en el menú.

Fiat 500L Trekking. Aunque sea la alternativa más habitual en coches modestos, en tanto asequible, la combinación de pantalla pequeña y táctil, probablemente sea la que genere más distracciones.

Opel Corsa. Un buen ejemplo de pantalla muy mal ubicada. Podríamos exculpar a este Corsa por ser una unidad muy básica y ofrecer navegación de serie en una oferta promocionada de 9.800€, pero no por ello nos resultará menos intuitivo, incómodo e inseguro.

¿Qué otros ejemplos se os ocurren? Tan solo he mencionado algunos muy recientes, pero prácticamente cada coche que probamos tiene sus pros y sus contras en lo que a comodidad de sus equipos de entretenimiento se refiere.

Fuente: Consumer Reports En Tecmovia: Las clásicas botoneras de toda la vida recuperan el protagonismo con el nuevo Ford F-150