Volkswagen e-Golf: todo lo que necesitas saber del Golf eléctrico

 |  @davidvillarreal  | 

¿Se han vuelto locos en Volkswagen? La séptima generación de Volkswagen Golf recibirá la gama de motorizaciones, carrocerías y versiones más completa de la historia de este compacto alemán. Te lo podrás llevar deportivo, con motor de gasolina, diésel, híbrido enchufable e incluso eléctrico. Hay que destacar que hasta ahora Volkswagen no había puesto demasiado empeño, al menos no tanto como otros constructores, en desarrollar una gama eléctrica.

Pero eso ha cambiado. Volkswagen ha comprendido la necesidad de no quedarse descolgados en la carrera del eléctrico, en la que marcas como Nissan o Renault ya han tomado posiciones desde hace años. Ante ese panorama, el Volkswagen e-Golf nos demuestra que los de Wolfsburgo descartaron la posibilidad de desarrollar un coche eléctrico específico y decidieron aprovechar una cara familiar y fácilmente reconocible en Europa, la del Golf, para culminar sus aspiraciones eléctricas.

¿Qué es lo que tenemos que contaros del nuevo Volkswagen e-Golf, el Golf eléctrico? Pasen y vean.

Aunque la gran batalla que lucha Volkswagen en estos momentos se libra en modelos de volumen, y el eléctrico no deja de ser un nicho prácticamente testimonial, la versatilidad del Volkswagen Golf y su nueva plataforma ha permitido adaptarlo, sin grandes retos técnicos, a una mecánica eléctrica pura.

Este e-Golf no ayudará mucho a multiplicar las ventas para alcanzar el objetivo de convertirse en el fabricante, a nivel de grupo, de mayor volumen del mundo (superar los 10 millones de ventas anuales), pero sí a tomar posiciones en la carrera del eléctrico, frente a rivales con años de experiencia en esta tecnología.

Para lo bueno y para lo malo, es un Volkswagen Golf. Volkswagen ha buscado diferenciarlo de otros modelos con pingües detalles, con una parrilla carenada negra, faros LED de serie, inserciones azules, llantas carenadas (con un diseño aerodinámico especial) y otros detalles que probablemente pasarán desapercibidos para el profano, hasta que pase a su lado sin hacer ruido.

De momento, el Volkswagen e-Golf solo estará disponible con carrocería de cinco puertas.

El Volkswagen Golf eléctrico gozará de un motor con 85 kW (equivalentes a 115 CV) de potencia y un par máximo de 270 Nm que se entrega prácticamente desde el primer pisotón sobre el pedal del acelerador. Con 1.510 kilogramos, es bastante pesado, por el lastre que añaden sus baterías. Aunque pesando 200 kilogramos más que un TDI de 105 CV, sus prestaciones son similares. Realiza el 0 a 100 km/h en 10,4 segundos y alcanza 140 km/h de velocidad punta, limitada electrónicamente.

La batería de iones de litio, con una capacidad de 24,2 kWh – similar a la capacidad energética de un Nissan Leaf – es capaz de proporcionar una autonomía que en condiciones reales Volkswagen cifra entre los 130 y los 190 kilómetros. Esta batería ya supone 318 kilogramos adiciones, razón por la cual la han situado en el centro y entre los ejes delantero y trasero, para no condicionar de manera negativa la dinámica de este Golf.

Una recarga convencional, en un enchufe doméstico de 230 voltios y 2,3 kW, requiere de 13 horas para completarse. En un punto de recarga wallbox con sistema de recarga a 3,6 kW, tardaría 8 horas. También podrá recargarse en un punto rápido de 40 kW, completando un 80% de la carga máxima en 30 minutos.

Resulta muy complicado, por no decir imposible, calcular el coste por kilómetro real con las volubilidad de las tarifas eléctricas españolas, pero Volkswagen España estima que el coste estaría por debajo de los 2 euros a los 100 kilómetros.

Por dentro, su aspecto no es muy diferente del de cualquier otro Volkswagen Golf. Hay algunas inserciones y otros detalles en azul, como las costuras del volante forrado en piel; un cuadro de mandos específico con indicador de rendimiento Powermeter en sustitución del cuentarrevoluciones y un sistema de entretenimiento y navegación Discover Pro de 8”.

El Volkswagen e-Golf cuenta con dos programas básicos de conducción, denominados Eco y Eco+, que limitan la velocidad máxima, la entrega de potencia y la energía utilizada por el climatizador, desconectándolo si es necesario para maximizar la autonomía.

Aunque, por su condición de eléctrico, no cuenta con una caja de cambios al uso, sino con un transformador y una centralita que se encargan de ajustar la entrega de potencia a la carga que exijamos con el acelerador. El e-Golf cuenta con unas levas tras el volante similares a las de los Volkswagen con DSG, que se utilizan para seleccionar los cuatro niveles de recuperación de energía disponibles y aumentar o disminuir la retención adaptándola a nuestra conducción.

El equipo Discover Pro de 8” añade, entre otras funciones, un indicador de flujo energético, un monitor de autonomía y mejoras animadas por sus posibilidades de conectividad que nos permiten programar la climatización auxiliar, el inicio de la carga de la batería o monitorizar la carga remotamente desde nuestro smart-phone.

Volkswagen ofrecerá a sus clientes un alquiler económico para conseguir un coche con motor térmico para irse de vacaciones y recorrer muchos kilómetros.

No me atrevería a decirte que cualquiera podría permitirse un Volkswagen e-Golf como primer y único coche. Pero al menos Volkswagen nos ha confirmado que ofrecerá a sus clientes la posibilidad de alquilar un coche de la casa, que utilice combustible convencional (diésel o gasolina), con importantes descuentos.

La idea es ofrecerle al cliente, que habitualmente recorre pocos kilómetros y busca un e-Golf como coche único, una alternativa para escapadas de fin de semana o viajar de vacaciones.

El lanzamiento en España del Volkswagen e-Golf se producirá en julio. Aún desconocemos su precio en nuestro país. En Alemania, que ya se ha puesto a la venta, arranca en los 34.900 euros. Odiosas comparaciones, pero es el precio en Alemania de un GTI Performance con bastantes extras.

A falta de precios, es difícil saber si nos costaría decidirnos entre un GTE, más deportivo y con autonomía de híbrido enchufable, o este e-Golf eléctrico puro.

Otro dato que debes tener en cuenta es que Volkswagen también acaba de presentar otra alternativa la mar de interesante, el Volkswagen GTE. Lo interesante de este último es que se trataría de un híbrido enchufable, con capacidad para recorrer unos 50 kilómetros en modo eléctrico y un depósito de gasolina para cubrir hasta un total de más de 900 kilómetros sin los inconvenientes del e-Golf en viajes largos o en aquellos momentos que no dispongamos de un punto de recarga cercano.

También es importante tener en cuenta que con 204 CV, una estética más atractiva y la filosofía deportiva de los GTD y GTI, el GTE no solo tiene un punto eficiente y ecológico, sino también deportivo.

Fuente: Volkswagen
En Diariomotor: Volkswagen Golf GTE: 204 caballos y 1.8 l/100 km para el Golf GTI plug-in hybrid

Lee a continuación: Volkswagen Golf GTE: 204 caballos y 1.8 l/100 km para el Golf GTI plug-in hybrid

El Volkswagen Golf es un compacto que se renovó por completo recientemente y está disponible con carrocería de tres, cinco puertas y familiar.

  • José

    Como viene siendo norma en los vehículos eléctricos, el coste de adquisición es realmente caro. Hay que tenerlo muy claro para invertir 3000 euros más que en un GTI o GTD ……….

  • WIRZON

    El realmente interesante es el GTE, con 50km de autonomía da para el cacharreo diario

    • Totalmente de acuerdo. Y no olvidemos que es híbrido, con más de 200 CV y cambio DSG.
      Tiene toda la pinta de que será muy divertido, tan divertido como probablemente caro…

    • Jose

      muy interesante y teniendo en cuenta “el paraiso” que supone el consumo eléctrico en este país para el usuario………….

  • NEMO

    Me gusta mucho… me gustaría más en configuración ‘AWD’.

    Un saludo.

  • manda güevos

    ¿Habeis probado a acceder al bonito menú desplegable con todos los navegadores?
    ¿Habeis probado a acceder a este menú con el javascript desactivado?
    ¡Hay que joderse!

  • la puta de tu madre

    Estan acojonaos estos fabricantes los intereses del petroleo los precios c