Citroën no necesita un Juke, pero podría presentar uno en forma de prototipo en Pekín

 |  @davidvillarreal  | 

Efectivamente Europa no es el centro del mundo de la industria del automóvil, aunque eso ya lo sabíamos. Tampoco para los fabricantes con solera en este continente, aquellos que, especialmente en estos tiempos de crisis, se han dado cuenta de la importancia de Asia, de vender coches más allá de los Urales.

No nos quepa la menor duda de que salones internacionales como el de Pekín, son ya casi tan importantes para ellos como los de Ginebra, Frankfurt o París, una oportunidad ineludible de seguir cautivando al gigante asiático. Esa es la explicación que encontraríamos al hecho de que Citroën esté pensando presentar un prototipo como el que se aprecia en estos bocetos filtrados antes de tiempo. Y aunque supuestamente esté firmado por Cristian Gudima, uno de los artífices del C4 Aircross, no podemos confirmar la autenticidad de estas imágenes y aún menos pensar que Citroën esté planteándose lanzar su propio Juke, su 2008. Al menos a este lado de los Urales.

¿Y por qué creemos que Citroën no va a lanzar su homólogo del Peugeot 2008?

El C4 Cactus debería suplir la falta de un B-SUV, al uso, en Citroën.

Primero, porque la idea de entrar de lleno en la batalla con los productos de sus hermanos de Peugeot, está cada vez más alejada de la hoja de ruta de la marca. Y aunque sea cierto que el B-SUV es la nueva gallina de los huevos de oro, tampoco tenemos que olvidarnos de que Citroën ya admite reservas de un polivalente que sin ser compacto, B-SUV, ni C-SUV, pretende cautivar a clientes que hayan puesto su punto de mira en cualquiera de ellos.

El Citroën C4 Cactus tiene dimensiones y precio de B-SUV y aunque sea pequeño para entrar en la guerra de los Qashqai, Kuga y Tiguan, a nivel práctico y de espacio no está tan alejado de algunos de los referentes de esta categoría. Por no hablar de un segundo en discordia, el Citroën C4 Aircross, que ya cubre ese espacio por encima del Cactus.

B-SUV, tal vez sí, pero con el emblema DS.

Y por último, me da la sensación de que si Citroën quiere atacar el segmento B-SUV, rivalizar con Juke, Captur y 2008, con un producto en la línea de las referencias ya presentes, lo hará de la mano de su sección DS. Es más, ese adelanto que os mostramos hace unos días bien podría encajar en el portón trasero de un vehículo de estas características. Pero el diseño apreciado en estos bocetos, como mínimo, no encajaría en los rasgos que podemos contemplar en la imagen superior.

Una vez más, tendremos que esperar unos días para salir de dudas.

Fuente: Carscoop
En Diariomotor: Citroën presentará un nuevo modelo DS en Pekín

Lee a continuación: Land Rover Discovery Vision Concept: un capó “invisible” gracias al sistema Transparent Bonnet

  • Joel

    Creo que son falsos, la diéresis está colocada encima de la O, no en la E

  • Axel

    El diseño es mejor que es ese C4 Cactus -.-

  • Rest

    Sí creo que sea necesario. Es un nicho de moda y con DS puede tener el suficiente esparpajo y valentía para plantar cara a los Jukes y antiJukes presentes y venideros.