La hoja de ruta de Carlos Tavares: seis pasos enfocados a convertir a PSA Peugeot Citroën en un constructor rentable

 |  @davidvillarreal  | 

Durante años, Carlos Tavares había sido la mano derecha de su tocayo Carlos Ghosn en Renault, una marca que crece imparable al amparo de su cada vez más estrecha relación con Nissan y su proyecto de expansión en mercados como el de Rusia. Pero al hacer pública su ambición, su deseo de alcanzar el puesto de Ghosn, tuvo que lamentar la pérdida de su posición privilegiada en la marca y, como no hay mal que por bien no venga, convertirse en futurible para afrontar “retos incluso mayores”, en palabras del propio Tavares, como a la postre conocimos tras su reciente nombramiento como CEO de PSA Peugeot Citroën.

Carlos Tavares, en efecto, tiene un reto importante por delante. Tras su llegada a PSA no ha tardado en mostrar su descontento por la gestión financiera del grupo galo. En sus primeras declaraciones en el nuevo cargo ya apunta que Peugeot y Citroën necesitan encontrar su identidad como marcas independientes, pero sobre todo afrontar una completa restructuración, desde la línea de producción y el trato con proveedores hasta la simplificación de su gama de modelos, para mejorar los márgenes de beneficios.

1. Para mejorar los márgenes de beneficios empezarán por buscar el precio justo para sus automóviles. Desconocemos cual es la definición de Tavares del “precio justo”, pero sí podemos intuir que su objetivo sería el de apostar por una política de precios menos agresiva que la actual. Para mejorar esos márgenes de beneficios también será importante reducir el coste de producción y revisar los acuerdos y la dinámica de trabajo con sus proveedores.

2. Aunque PSA necesita un proyecto a largo plazo, el primer movimiento debería apuntar a la obtención de liquidez inmediata. Para ello Tavares sería partidario de reducir el inventario actual de coches en stock de la marca, que para el nuevo CEO de PSA sería demasiado alto. Su objetivo es liquidar buena parte de los stocks actuales en los próximos meses.

3. Otra de las decisiones que tomará en su nuevo cargo pasará por una simplificación de las actuales gamas Citroën y Peugeot. Tavares cree que hay que abandonar aquellos segmentos en los que sus productos no sean suficientemente rentables o estén demasiado saturados, para centrar todos sus esfuerzos en sus modelos más rentables y populares.

4. Curiosamente, Tavares es un gran defensor de la línea DS de Citroën. Tanto es así que en el pasado Salón de Ginebra ya hizo pública su aspiración de definir a la línea DS como una marca independiente de Citroën, una firma de lujo que intentaría competir con la hegemonía de los alemanes.

5. Otro de los pilares fundamentales de la estrategia de esta nueva PSA pretende potenciar, aún más, su crecimiento en China. Para ello buscarían estrechar aún más los lazos con su partner en el Gigante Asiático, Donfeng.

6. Tavares también aboga por reducir su oferta en algunos mercados emergentes, en países que solo proporcionan pérdidas a sus marcas. Es previsible que la oferta de productos de Citroën y Peugeot en mercados como el de Brasil y Rusia se vean reducidos a ciertos modelos de volumen o incluso concebidos especialmente para estos mercados.

Fuente: Automotive News
En Diariomotor: Tavares quieres hacer de la gama DS una firma independiente de Citroën

Lee a continuación: Citroën DS 5LS R Concept: 300 caballos para la berlina china de Citroën

  • Alberto Piqueras Ramos

    El hombre tiene buenas intenciones en la teoría, hay que ver que es lo que se puede trasladar a la práctica, pues las cosas, como las fábricas, con el correr del tiempo van tomando vicios difíciles de erradicar. Me parece correcto la eliminación de una desmesurada línea de productos, más si varios de ellos no son rentables y están acumulando stock innecesario.

    Ojalá tenga suerte y el grupo PSA, encuentre su lugar en el mercado internacional, aprovechando la posibilidad que tiene con la China.

    Saludos.

  • georgios

    Un error suprimir el C-6.