Elio: el rival económico del Volkswagen XL1 es divertido y más “sostenible” que una vaca

 |  @davidvillarreal  | 

Estamos obcecados con que el reto medioambiental y energético del futuro se resolverá mediante híbridos, eléctricos, pila de combustible, etcétera. Pero, por suerte, hay vida más allá de las “energías alternativas”. Ya hemos visto como algunas marcas siguen trabajando duro para dominar la combustión interna. Mientras que otras, aunque solo sea de cara a la galería, abogan por automóviles ultraligeros y extraordinariamente eficientes en términos aerodinámicos. Hablamos del Volkswagen XL1.

Y precisamente cuando te das cuenta de que con las pocas unidades que se producirán, y su precio, no podrás permitirte un Volkswagen XL1, aparece un fabricante estadounidense llamado Elio Motors que pretende vender un exótico vehículo de tres ruedas con un consumo de combustible ridículo, por tan solo 6.800 dólares (menos de 5.000 euros), la mitad de lo que cuesta el Smart Fortwo más barato en los Estados Unidos.

Así se presenta Elio Motors, con tres ruedas y a lo loco, con pasos de rueda carenados, dos plazas y, por si no fuera poco, ¡parece que incluso será divertido de conducir!

Elio Motors asegura que ya se han realizado más de 15.000 reservas con depósito de solo 100 dólares. Las entregas se iniciarán en 2015.

Recordando a Gabriel García Márquez, a veces nos sentimos como José Arcadio Buendía, comprando los inventos y los artilugios que el Melquiades de turno nos vende como el verdadero futuro de la automoción. Pero basta mirar atrás para comprobar que a veces las utopías se cumplen, que un tal Elon Musk ya ha demostrado que existen alternativas sostenibles que pueden triunfar.

Elio Motors asegura que este coche que ves en tu pantalla llegará tal cual a las carreteras estadounidenses en 2015, por las que ya están rodando sus primeros prototipos. Su exótico diseño permite que la carrocería sea extremadamente compacta, con 4 metros de longitud y 1,37 metros de altura y un eje delantero con poco más de metro y medio de anchura. Desconocemos su peso exacto, pero imaginamos que por sus dimensiones, su construcción y su carrocería perfilada con paneles de compuestos plásticos, debe ser bastante ligero.

Las reservas, con depósito de 100 dólares, ya se han iniciado, con un precio de partida de 6.800 dólares. Según Elio Motors, más de 15.000 estadounidenses ya han encargado uno. La garantía será de tres años y 36.000 millas (unos 58.000 kilómetros).

Existirán diferentes alternativas, como se aprecia en las fotografías de este reportaje, con mayor y menor cantidad de carenados en los ejes y más o menos equipamiento de confort. De serie ya incluirá aire acondicionado, equipo de sonido, tres airbags, elevalunas eléctrico, luneta térmica y limpiaparabrisas.

La emisión de gases de efecto invernadero del Elio es inferior a la de una vaca, o eso dice la marca.

Para mantener los costes y el peso a raya, lejos de emplear complicados y pesados sistemas híbridos y eléctricos, el Elio utilizará un motor tricilíndrico de 900 cm3 y 55 CV de potencia. Esa potencia será más que suficiente para acelerar de 0 a 100 km/h en torno a los 10 segundos, unas cifras respetables para este atípico utilitario que contará con dos posibilidades de caja de cambios, automática y manual de cinco relaciones y marcha atrás.

En términos de eficiencia y pendiente de la calificación oficial de la EPA para los Estados Unidos, Elio Motors asegura que su consumo estará en torno a las 84 mpg, lo que significa que recorrerá el doble de kilómetros, con el mismo combustible, que un Toyota Camry Hybrid y algo menos del doble que un Toyota Prius.

Menos gases de efecto invernadero que los que emite una vaca

Según Elio Motors su coche es más “sostenible” que una vaca, entendiendo por sostenibilidad la emisión de gases de efecto invernadero. Mientras el pobre animal emite, por sus flatulencias, una elevada cantidad de metano; el correspondiente CO2 emitido por un Elio, que recorra más de 30.000 kilómetros al año, será menos perjudicial pensando en el calentamiento global.

Pensad que con un depósito de apenas 30 litros será capaz de recorrer, teóricamente, más de 1.000 kilómetros.

Carece de maletero al uso. Para alojar los palos de golf o una maleta de mano tendremos que renunciar a la segunda plaza.

Es cierto que Elio es un coche muy extravagante, con solo dos plazas y sin espacio para equipaje. De hecho, para llevar una maleta de mano o una bolsa con los palos de golf, tendremos que renunciar a la plaza trasera en tándem. En ese aspecto no se diferencia demasiado de un Renault Twizy.

Elio Motors asegura que el tipo más alto que ha conducido, sin problemas, su coche ha sido un jugador de baloncesto de más de 2 metros. La más alta, una señora rolliza con cerca de 2 metros de altura y más de 165 kilogramos de peso.

Pero, incluso con su escasa potencia, este coche tiene pinta de ser bastante divertido. Piensa que su escasa altura hace que el centro de gravedad sea muy bajo, que tu trasero vaya rozando el asfalto. Por no hablar de sus suspensiones delanteras independientes, carenadas, pero exteriores a la carrocería. Aunque sea de tracción delantera, su zaga ligera con una única rueda, tiene pinta de ser bastante juguetona.

Orgulloso de ser estadounidense. Elio Motors se enorgullece de comercializar un coche fabricando en los Estados Unidos, creando más de 1.500 puestos de trabajo en la factoría de Schreveport, en Louisiana, que otrora fuera de General Motors. Por su eficiencia y su construcción local, Elio Motors no se corta a la hora de promocionar su coche por reducir la dependencia exterior de los hidrocarburos y crear puestos de trabajo en casa.

Elio Motors dice que aquí se ha subido un jugador de baloncesto de más de 2 metros y una señora de 165 kilogramos.

Allá por donde vaya, con esta estética, el Elio no pasará desapercibido. Aquí posa junto a su creador, Paul Elio.

De momento no han anunciado que vaya a llegar a Europa, al menos a corto o medio plazo. En Estados Unidos ya contarían con una red de 60 distribuidores oficiales.

Fuente: Elio Motors
En Diariomotor: ¿Llegó la hora de regresar a los pasos de rueda carenados? | Volkswagen XL1: el utilitario ultra-eficiente de Volkswagen ya es una realidad y muy pronto llegará a los concesionarios

Lee a continuación: Toyota Yaris 2014: el nuevo rostro del utilitario japonés

  • NEMO

    Sí señor, totalmente de acuerdo. De muy poco sirve la tecnología si no se puede socializar. Es decir, si solo las élites son capaces de beneficiarse de ella.

    Estética a parte, me parece un vehículo honesto y rompedor. Pero, sobretodo, una herramienta ‘sincera’ en la lucha contra el cambio climático y en favor de la protección del medio ambiente.

    Bien por Elio Motors.

    Un saludo.

    ps. genial la referencia a García Márquez. D.E.P.

    • Pablo

      Iba a escribir un comentario y resulta que ya lo habias escrito tu, totalmente de acuerdo en TODO. Incluido lo de Garcia Marquez. D.E.P.
      Saludos

  • EL MAS INCOGNITO

    ME gusta! , espero este proyecto pueda ser un exito… pues lo leido promete .

  • Paco Tce

    Pues a mi me parece una excelente alternativa a coches ultracompactos como los Smart, además que en principio tendrían un precio muy por debajo de lo normal

  • Jose Monasterio

    Que maravilla, si es lo que promete me quito el sombrero. Muy sorprendido.

  • sat

    Yo me lo compraria, esta muy guapo.
    Espero que tenga asiento trasero abatible para meter cosas grandes en el maletero

  • Willman

    una pregunta: qué combustible usa?

    • Gasolina. Los consumos que mencionamos son estimaciones (ni siquiera homologados) según ciclo EPA. No son equiparables con los de Europa, por ejemplo.

      • Willman

        muchas gracias David

  • Urbyle

    Ojala que le salga bien la aventura, y veamos más de estos por las calles de nuestras ciudades, merece ser reconocido y que salga adelante.

  • sat

    Pero saldra en europa? mas concretamente en españa?

    Si les va bien lo suyo es que saquen una version diesel y pasar sobradamente las 100mpg

  • Sergio Rincón

    Da gusto leer este tipo de noticias, ya que nos estamos metiendo en el cuento eficiente y ecológico, lo propio es hacerlo a lo grande y ofrecer alternativas que puedan ser comercializadas en masa.
    Porque el cuento híbrido, eléctrico y demás parece puro cuento mercantilista de los grandes fabricantes (sin despreciar algunos intentos sinceros), te cobran más en la inversión inicial porque ‘luego te ahorras un montón en combustible’ y yo no sé si esas cuentas cuadren y si los compradores son conscientes que las baterías después de agotar su vida útil no generan más problemas al desecharse que los gases de invernadero y partículas que ‘ahorraron’.
    Por demás, de agradecer esa sublime referencia al padre del realismo mágico y Q.E.P.D.; ya se como se valora más a ciertos personajes lejos de su tierra que en ella.