comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Volkswagen

4 MIN

Volkswagen XL1: el utilitario ultra-eficiente de Volkswagen ya es una realidad y muy pronto llegará a los concesionarios

No es el futuro, es el presente. Así de tajantes son el Volkswagen a la hora de confirmarnos que lo que veis en vuestras pantallas muy pronto se verá en las calles de todo el mundo. Se trata de la consecución definitiva de la utopía del utilitario capaz de rodar 100 kilómetros con menos de un litro de combustible, aunque como veremos a continuación este hecho requiere una matización. Las claves: aerodinámica y construcción ligera.

El Volkswagen XL1 llegará a los concesionarios en un plazo de tiempo que desconocemos. Tampoco se ha revelado su precio ni el volumen de unidades que llegarán a producirse. Se ensamblará empleando más horas de trabajo manual que cualquier otro vehículo de la marca, en la factoría de Osnabrück (Alemania), la misma que fabrica, entre otros, el Volkswagen Golf Cabrio y el Porsche Boxster.

Por otro lado, además de exótico, parece divertido. ¿Te imaginas desplazándote por tu ciudad con un automóvil con este aspecto?

La “utopía” del turismo con un consumo menor a 1 litro/100 kilómetros

En comparación con otros híbridos enchufables el Volkswagen XL1 es el más eficiente de todos ellos, especialmente en cruceros a velocidades de carretera, en torno a 100 km/h.

El corazón del Volkswagen XL1 es una mecánica híbrida enchufable compuesta de un diésel de dos cilindros y 48 CV y un motor eléctrico de 27 CV. Entre ellos una transmisión de doble embrague, de tipo DSG, y siete relaciones.

Gracias a sus baterías de ión de litio recargables puede cubrir una distancia de 50 kilómetros sin gastar una gota de combustible. Oficialmente – y me gustaría recalcar este aspecto – homologa un consumo de 0,9 litros/100 kilómetros y unas emisiones de CO2 de 21 g/km. Y lo recalco precisamente porque este dato no solo está basado en la homologación europea de consumos, que como ya vimos en más de una ocasión no se corresponde con las cifras de consumos obtenidas en un entorno real, sino también porque por la propia homologación de híbridos enchufables solo sería comparable con un automóvil con la misma autonomía eléctrica.

Un Chevrolet Volt con una autonomía eléctrica de entre 40 y 80 kilómetros homologa 1,2 litros/100 kilómetros y 27 g/km de CO2. Con lo cual podemos afirmar que el Volkswagen XL1 gana en eficiencia.

Lo más exótico del XL1: puertas de tijera (estilo Lamborghini), pasos de rueda traseros carenados y una escasa altura del suelo.

Pero lo verdaderamente interesante del Volkswagen XL1 está en el hecho de que para mantener cruceros en llano de 100 km/h basta desarrollar una potencia de 6,2 kW (8,3 CV de potencia). Precisamente en ese aspecto muy probablemente no exista otro turismo de producción capaz de lograr semejantes registros de consumo energético. Esta habilidad del XL1 se debe a su diseño, que ha llevado al extremo la aerodinámica y el aligeramiento. Mucho ojo a sus pasos de rueda traseros carenados, a su escasa altura o a sus exóticas puertas de tijera.

El Volkswagen XL1 solo levanta 1,15 metros del suelo. Es decir, es 13 centímetros más bajo que un Boxster. Por otro lado Volkswagen ha creído conveniente que su modelo de producción aloje a sendos pasajeros en paralelo y no en tándem como en su primer prototipo.

Sobre la báscula pesará 795 kilogramos. Es un registro sorprendente para un turismo y mucho más si tenemos en cuenta que este tiene que cargar con un motor diésel, otro eléctrico y las correspondientes baterías de ión de litio.

Me temo que su precio será prohibitivo o como mínimo muy alejado del precio de mercado actual para utilitarios urbanos de dos y más plazas, ya sean híbridos, eléctricos o con la única presencia de un motor térmico. Esencialmente se trata de un golpe en la mesa por parte de Volkswagen y la consecución de un largo proyecto, con un proceso de ingeniería costoso y difícil de amortizar.

Y aunque ya no se trate de un prototipo, su exclusividad irá más lejos del precio que sus clientes estén dispuestos a pagar. Pensemos que con este despliegue tecnológico y su diseño, llamémoslo especial, estamos ante un auténtico “prototipo” de calle, una pieza única y una auténtica visión del futuro que está por llegar.

Aunque también puede que me equivoque. Por eso mismo lo mejor será mantener cautela hasta su presentación en el Salón de Ginebra, en marzo, en el que nos subiremos por primera vez al Volkswagen XL1 para contaros nuestras primeras impresiones. Lo lógico es que en marzo, y en los próximos meses, vayamos conociendo todos los entresijos y por supuesto precios de referencia para este nuevo y exótico turismo urbano.

Cronología del desarrollo del Volkswagen de “un litro”

39
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: Volkswagen