¿Sacrilegio o genialidad? Un Ferrari 412 pick-up con motor Chevrolet V8. Foto 2 de 7.